Un frente citrícola valenciano contra la "competencia desleal" que permite el tratado de la Unión Europea con Sudáfrica

En el centro, la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, durante la reunión para impulsar un Frente Citrícola Valenciano

Las importaciones de cítricos de países extracomunitarios como Sudáfrica, Egipto o Turquía por parte de la Unión Europea es una cuestión que preocupa a los productores valencianos campaña tras campaña. Los agricultores, agrupados en la Unió de Llauradors, AVA-Asaja, Asaja Alacant, UPA-PV, la Federació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana, Intercitrus y el Comité de Gestión de Cítricos, denuncian que los tratados comerciales europeos permiten una "competencia desleal" con países terceros con salarios más bajos y "descontrol" con las plagas. "Si producimos bajo las normas más estrictas a nivel mundial, cualquier producto que tenga que venir al bloque europeo debe tener esas mismas formas de producción", reclaman.

Los productores se reunieron este lunes con la consellera de Agricultura, Mireia Mollà; el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes; la directora general de Relaciones con la UE, Daría Terradez y la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez Piñero, para mostrar su posición ante el Gobierno central, que se ha materializado en una petición formal de la Generalitat Valenciana para que los cítricos autóctonos sean considerados "producto sensible" en la revisión del tratado comercial de la Unión Europea con Sudáfrica prevista para 2022. La declaración pretende "evitar los daños que ya han pasado, así como los que están por venir que pueden ser demoledores para el sector citrícola valenciano", ha expresado la titular de Agricultura, que pretende que "sirva para abrir precedente para todos los acuerdos que siguen estas mismas condiciones, como el de Egipto, Turquía, Marruecos o Mercosur".

La consellera indica que "la citricultura valenciana está amenazada por las importaciones de Sudáfrica y su competencia desleal que destroza el mercado y la producción". Al crecimiento de alrededor de un 30% de estas importaciones en los últimos años, se suma la "propia crisis del sector agrario, valenciano, español y europeo", ha señalado, recogiendo datos del Ministerio de Agricultura.

Según ha explicado la eurodiputada Rodríguez Piñero, la declaración de producto sensible ya opera en productos como la ternera, para los que normalmente se aprueban concesiones recíprocas en forma de contingentes arancelarios. "Este camino se inicia ahora, pero debemos conseguir que ocurra los mismo con todos aquellos acuerdos comerciales que produzcan consecuencias negativas para la producción valenciana", ha manifestado y ha puesto en valor la importancia del "consenso y la estrategia compartida" para conseguir estos objetivos.

La eurodiputada ha avanzado que la Comisión Europea se ha comprometido a hacer una valoración del impacto de la totalidad de acuerdos de importaciones al conjunto del sector agrario europeo, cuyas conclusiones presentará en junio del próximo año en un informe.

Etiquetas
Publicado el
26 de julio de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps