Ribó y Colau: “No es viable que las ciudades sigan siendo espacios de cemento, ruidosos e insanos”

Adolf Beltran, Ada Colau y Joan Ribó en el Festival de elDiario.es en València.

Miguel Giménez

València —

17

“No es viable que las ciudades sigan siendo de cemento, contaminantes y con espacios insanos. Las ciudades deben posibilitar que las personas puedan vivir lo mejor posible”. Así se ha expresado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante un diálogo que ha protagonizado con su homólogo valenciano, Joan Ribó, que, moderado por el director de la edición valenciana de elDiario.es, Adolf Beltran, ha versado sobre las ciudades que miran a un futuro 'en verde' y ha tenido como escenario una recientemente peatonalizada plaza del Ayuntamiento de València: “Esto era una gran rotonda llena de coches que se ha convertido en un espacio compartido por la ciudadanía”, ha reivindicado el primer edil valenciano. 

Colau y Ribó han defendido en el festival conmemorativo del décimo aniversario de elDiario.es una apuesta clara por la movilidad y la sostenibilidad, a pesar de que deban “soportar” que les traten de “ingenuos” o dogmáticos“. ”Las ciudades son para las vecinos vivan lo mejor posible, y para que nuestros niños puedan crecer felices“, ha sentenciado la alcaldesa de Barcelona, quien ha criticado que el coche ocupe el 60% del espacio público de la ciudad condal cuando sólo supone el 25% de los desplazamientos. ”Tenemos que recuperar espacio verde para los ciudadanos, ya que aumentar el verde puede suponer bajar la temperatura hasta cuatro grados“, ha apuntado Colau, quien ha explicado que pretenden convertir los patios de los colegios en espacios verdes con sombra que sean ”refugios climáticos“ abiertos a la ciudadanía: ”Tenemos que pensar en las generaciones futuras y dejarles ciudades con grandes espacios verdes y de convivencia“.

València, por su parte, aspira a convertirse en la capital verde europea en 2024, algo que en España solo lo fue Vitoria en 2012, “las perspectivas son buenas, ya que sólo quedamos Cagliari y nosotros”, ha dicho Ribó, quien ha reiterado el compromiso de la capital valenciana de ser una de las cien ciudades climáticamente neutras en 2030: “No es una utopía. Hay renaturalizar la ciudad para luchar contra el cambio climático”. Es más, “si seguimos como estamos, vamos hacia una catástrofe climática”, ha advertido.

Sobre la movilidad, el primer edil valenciano ha defendido los 200 kilómetros en carriles bicis que tiene la ciudad, “no todos los ha hecho este gobierno, pero nosotros los hemos ampliado, racionalizado y enlazado para facilitar el desplazamiento de los vecinos de los barrios”, además de potenciar el caminar y pasear por la ciudad, ampliando las aceras y peatonalizando plazas en las que hasta hace no mucho el protagonista era el coche. 

Apuesta por un modelo energético sostenible

Tanto Ribó como Colau han defendido un modelo energético sostenible. La alcaldesa de Barcelona se ha referido a los 100.000 vecinos que han acudido a los puntos de asesoramiento energético: “Hemos evitado 60.000 cortes de suministro asesorando a quienes más lo necesitan; hemos fomentado las renovables; hemos creado una comercializadora pública que compra energía cien por ciern renovable y la distribuye; garantizamos que la energía que se utiliza en colegios, mercados o en las calles es limpia; estamos planeando poner placas solares en los espacios públicos para que las familias vulnerables puedan acceder a la electricidad por emdio de comunidades energéticas... Hemos demostrado que se puede gestionar la energía desde lo público y beneficiar a los ciudadanos”.

Ribó también se ha expresado en esta misma línea, y ha comentado como València trabaja en el fomento de comunidades energéticas que producen y consumen energía renovable, al tiempo que abogaba por la colocación de placas fotovoltaicas en las azoteas de los edificios: “Incentivamos su instalación con rebajas en el IBI o en el ICIO”. De igual modo, ha hecho un llamamiento hacia el consumo de productos de proximidad, “el transporte genera el 30% de los gases de efecto invernadero”. Al respecto, Colau ha lamentado que se le exija tanto al ciudadano y a las administraciones cuando “la mayoría de las emisiones las generan seis países y veinte multinacionales en el mundo”.

Sobre sostenibilidad y proyectos que pueden alentar el cambio climático, Colau y Ribó han criticado proyectos cuestionados como las ampliaciones del aeropuerto de Barcelona, “actualmente recibimos a 50 millones de viajeros al año y con la ampliación se quieren sumar 20 millones más, y ese no es un modelo de turismo sostenible”, y del puerto de València, “hay que estudiar su impacto ambiental de forma clara, ver cómo afecta, ya que nos jugamos las playas del sur y l'Albufera”. “El cambio climático viene de la irresponsabilidad de desentenderse de las consecuencias de nuestros actos a medio y largo plazo”, ha sentenciado Colau.

Por último, han reclamado una apuesta por las inversiones ferroviarias en Cercanías y el Corredor Mediterráneo. “No puede ser que me haya costado tres horas y media llegar desde Barcelona en tren y que pueda hacer 600 kilómetros hasta Madrid en tres horas. Ese centralismo radial sinsentido tiene que acabar ya, pero el Estado no resuelve cuestiones clave como los Cercanías y el Corredor Mediterráneo, mientras se plantean la ampliación del aeropuerto de Barcelona”, ha dicho Colau, mientras que Ribó ha lamentado que la gente que se desplaza hasta la ciudad desde el área metropolitana o desde el centro hasta los polígonos industriales de las localidades vecinas se desplacen en automóvil porque no disponen de un transporte público adecuado.

Charla completa:

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats