Las terrazas de la plaza del Ayuntamiento de València bajan a la calzada y dejan las aceras libres para los viandantes

Primeres terrasses en la calçada en la plaça de l'Ajuntament de València

La operación para bajar terrazas a la calzada de forma que queden liberadas las aceras para garantizar la movilidad de los viandantes de forma fluida y respetando las distancias de seguridad ha arrancado este martes en la plaza del Ayuntamiento de València.

Tras la operación que ha supuesto duplicar las zonas peatonales con hasta 12.000 metros cuadrados adicionales, las mesas y sillas han comenzado a instalarse en los espacios que han quedado liberados de tráfico, sin ocupar más superficie de la que ya tenían concedida.

En la fase 1 actual de desescalada, los hosteleros están autorizados a sacar un 50% de sus terrazas con una distancia de seguridad de dos metros entre mesas. 

Sin embargo, en el resto de la ciudad sí que podrán ocupar más superficie de la permitida mientras dure la crisis para garantizar el cumplimiento de las distancias de seguridad.

La concejala de Espacio Público del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, acordó recientemente una propuesta con la Federación de Vecinos de València, la Federación de Hostelería de València y a Unió Gremial que especificaba una serie de condiciones para ampliar las terrazas de la ciudad sobre plazas de aparcamiento en la calzada, en zonas verdes y plazas y en zonas Acústicamente Saturadas.

Beamud explicó que los hosteleros deben hacer las peticiones de ampliación a través de las Juntas de Distrito. En todo caso, estas medidas se aprobarán en la Junta de Gobierno Local del próximo viernes 22 de mayo.

Así, la ampliación de terrazas en zona reservada al estacionamiento no podrá ocupar la zona de aparcamiento en zona azul o naranja (ORA), plazas reservadas para personas con diversidad funcional, reservadas para vehículos autorizados o zonas de carga y descarga.

La zona ampliada en calzada deberá estar situada junto a la acera y frente a la fachada del local, coincidiendo con la longitud de la terraza autorizada en acera actualmente.

Deberá instalarse señalización vertical correspondiente para prohibir el estacionamiento de vehículos durante el horario de instalación de la terraza y se posibilitará la compatibilidad del uso de la terraza con el aparcamiento de vehículos una vez finalizado el horario de funcionamiento de la terraza.

Además, deberá instalarse elementos separadores que delimitan la terraza en calzada y la separan de los vehículos estacionados.

En todo caso, la concreción de los lugares donde se podrá desarrollar esta medida atendiendo a las peculiaridades de los diferentes tipos de vías y calles que hay en València dependerá de un informe de Movilidad Sostenible que ya se ha solicitado desde la concejalía de Espacio Público.

En cuanto las zonas verdes, podrá ampliarse la terraza en el interior de un parque, zona verde o ajardinada siempre que la zona ampliada se encuentre a menos de 30 metros del establecimiento y deberá respetar un itinerario peatonal de tres metros de ancho como mínimo.

En las ZAS estará permitido ampliar la superficie de las terrazas preexistentes para garantizar el 50% del aforo dictado por las autoridades sanitarias con las distancias seguridad prescriptivas.

Todas estas medidas se aplicarán de manera puntual y durante tiempo que duren las medidas especiales de seguridad decretadas por las autoridades sanitarias debido a la crisis sanitaria del coronavirus. Una vez termine este momento, las terrazas volverán a la regulación habitual.

"Desde el Ayuntamiento de València velamos porque uno de los principales sectores económicos de la ciudad tenga las facilidades que necesite y, a la vez, que los vecinos y vecinas de València tengan garantizados sus derechos básicos de descanso y de paseo. Ponemos por delante de todo el diálogo y el consenso", valoró la concejala de Espacio Público, Lucía Beamud.

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats