Batch cooking y real fooding: cómo usar Instagram para comer más sano

FOTO: DIANA RODELO.

Ser foodie es una tendencia que tiene su reflejo en redes sociales como Pinterest o Instagram, galerías de imágenes atractivas, en este caso de comida que entra por los ojos. Ser foodie significa ser amante de la comida; algo más que gourmet, que puede ser alguien exquisito y culto en las artes culinarias. El foodie, en cambio, es pasional y extiende su pasión por la comida a los cinco sentidos llevándola, más allá del paladar y el olfato, a la vista y el goce estético.

Siete alimentos que nos pueden ayudar a decir adiós a la carne

Siete alimentos que nos pueden ayudar a decir adiós a la carne

Por lo tanto, no es de extrañar que Instagram –y Pinterest, no tan popular en España– esté plagada de imágenes de ricos platos elaborados por los usuarios, así como de vídeos sobre el proceso de elaboración; sin duda es la red de los foodies. Ahora bien, más allá de su función de entretenimiento, y tal vez de una forma involuntaria, Instagram también se ha convertido en el motor de las más variadas tendencias, algunas muy curiosas.

Precisamente, en el campo culinario y gastronómico, esta red de fotos ha generado dos tendencias que estos días resultan sumamente populares y hasta dan lugar a libroshasta dan lugar a libros. Se trata del batch cooking y el real fooding. Ambas destacan por su apuesta por una alimentación nutritiva y saludable y pueden tener efectos muy positivos en la actualidad, cuando la obesidad, el sobrepeso y la diabetes de tipo 2 se extienden como una pandemia.

Sin duda es interesante que desde este mundo algo plano y escurridizo que encarnan los medios de comunicación actuales y las redes sociales –y que los filósofos Giovani Sartori, Giles Lipovetsky y Zygmunt Bauman tildaron de "territorio del hommo videns", "era del vacío" y "sociedad líquida"– nos lleguen iniciativas en su mismo lenguaje -plano, de naturaleza muerta- que alcancen a tener un efecto positivo sobre nuestros hábitos y costumbres.

Batch coking: 2 horas semanales para llenar los táperes

View this post on Instagram

BATCH COOKING ! 🌿 1. Velouté de potimarron & haricots mungo + graines germées 🍵🌱 2. Taboulé 100% cru de brocoli, carottes, menthe et graines 🥦 3. Mousseline de brocoli [avec les pieds non utilisés dans la recette n•2], crumble de chou-fleur cru & tofu lactofermenté 4. Curry de patate douce, chou-fleur, noix de cajou 🍠 & riz basmati 🍚 5. Salade de chou chinois cru, carottes lactofermentées & œuf au plat 🍳 6. Des compotes maison pour le goûter 🍏 👉🏻Voici donc mon 1er batch cooking de l’année ! 🎉 Quel repas vous fait le plus envie ? ••••••••• Après avoir relu avec attention le livre absolument passionnant de @sarahjhz sur la naturopathie et l’alimentation vivante, j’ai décidé d’intégrer plus de cru à nos repas🌱 Le midi, le cru constituera désormais plus de la moitié de mon assiette {voire l’intégralité} et j’en intégrerai également dans nos dîners. Cette nouvelle manière d’envisager mes repas va de pair avec toute une série d’autres changements que j’ai déjà opérés, depuis que je me suis intéressée au rôle du foie sur notre organisme👩‍⚕️ Si cela vous intéresse, je vous pourrai écrire un article expliquant mes motivations et les bienfaits que j’en retire : dites-moi ! D’ici-là, je vous souhaite une belle soirée les ami.e.s 😘 [🥦 Et si jamais la recette du taboulé cru de brocoli vous intéresse, dites-le moi et je le shoote demain pour vous la poster sur le blog !🥦] . . . . . #batchcooking #mealprep #organisation #cuisine #cuisiner #anticiper #cru #rawtil4 #raw #crusine #crudivore #lesrecettesdejuliette #vegetarien #veggie #veggiefood #vegan

A post shared by Les recettes de Juliette (@lesrecettesdejuliette) on

El batch cooking (cocinar masivamente) , que se ha difundido al ser adoptado por influencers de Instagram, que suben los platos que cocinan y sus menús semanales, es una estrategia nutricional que busca alejarnos de la comida basura y los ultrapocesados. Para ello incide en tres puntos débiles de la sociedad moderna:

  • la falta de tiempo para cocinar
  • la tentación de la comida basura
  • la poca cultura nutricional

En base a ellos diseña una estrategia consistente en tener toda la comida preparada por nosotros mismos y lista para llevar encima y ser comida cuando necesitemos.

Así, el batch cooking, o cocinar todo de una sola vez, se centra en dedicar de dos a tres horas semanales a los fogones y hacer así los menús para la semana, que se guardarán en tápers que podemos llevar a la oficina, congelar, guardar en la nevera hasta el momento de su consumo, etc. El truco está en disponer de esas dos horas, un montón de tápers, saber comprar alimentos frescos y conocer cómo combinar los alimentos en un mismo plato para que haya todos los nutrientes necesarios.

De este modo siempre tendremos un táper de comida sana a mano, en el bolso o en el frigorífico, al que se le pueda dar un calentón en el microondas. En el caso de carnes, podemos optar por asarlas al momento si el proceso no es demasiado costoso. En cuanto a los menús más prácticos para el batch cooking, Instagram va lleno de propuestas, pero también se lanzan guías prácticas y en internet se pueden encontrar centenares de alternativas interesantes.

Real fooding, amarás la materia prima como a ti mismo

View this post on Instagram

ARROZ CON TOMATE Y ALCACHOFAS SALTEADAS . . 📝 Ingredientes: . 🔸200 gr arroz 🔸1 cebolla 🔸2 dientes de ajo 🔸1 trozo de pimiento rojo 🔸1 zanahoria 🔸AOVE 🔸400 gr tomate triturado 🔸Sal 🔸Especias al gusto (comino, orégano, tomillo, ajo y cebolla en polvo, laurel y pimienta negra) 🔸Queso (opcional) 🔸Corazones de alcachofa . 👉 Preparación: . - Hacer sofrito con la verdura muy picada, añadir el tomate y sofreír. Para robot de cocina, picar 5seg/vel5, programar 5 min/varoma/vel cuchara. Añadir el tomate 19 minutos/varoma/giro/vel 1. - Añadir arroz, agua (unas 600) y las especias, cocer hasta que esté en su punto. Para robot de cocina, programar 16 minutos/varoma/giro/vel cuchara. - Ya sólo queda saltear las alcachofas con las especias y disponerlas encima del plato de arroz. - Terminar con un poco de queso rallado. . . Foto de la Realfooder @itamari71 en el grupo de FB @realfooding 🖖✨ . #comidareal #realfood #realfooding #realfooder #arroz

A post shared by Realfooding® (@realfooding) on

Interconectada con el batch cooking está esta otra tendencia. El real fooding persigue también el objetivo de una nutrición sana, pero no se dedica a planificar los menús de toda la semana, al menos no de forma tan estricta, y sí se centra en desenmascarar los productos ultraprocesados y ensalzar los platos realizados a base de materias frescas, con preferencia por dejar las carnes rojas y derivados lácteos más de lado pero sin rechazarlos totalmente.

En este caso buscamos aprender a distinguir las materias primas de los alimentos que sufren procesos industriales, y nos centramos en comer solo materia prima. Así, rechazamos embutidos, bollería, harinas refinadas, carnes curadas y ahumadas y por supuesto helados, platos preparados, etc.

El real fooding nos enseña a cocinar materias –algo más que encender el microondas– y descubrir cómo combinarlas en un mismo plato para tener un buen equilibrio nutricional. En el caso del yogurt, por ejemplo, apuesta por hacernos el propio, y en los quesos incide en los menos curados y más frescos, así como por elaborarnos nuestras propias conservas e, incluso, a ser posible, nuestro propio pan, abundando así en el concepto de soberanía nutricional.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2020 - 20:57 h

Descubre nuestras apps

stats