Siete ensaladas italianas para darle color al verano que te van a romper los esquemas

Salata peperoni ensalada italiana

Aproximadamente 90 días tiene el verano, de los cuales, la gran mayoría, con la canícula apretando, lo que apetece es comerse una ensalada refrescante y no tener que cocinar más que lo básico, para lo cual son muy recurridas las pastas. Para abundar y variar tus entrantes, te ofrecemos siete ensaladas italianas para darle color al verano que te van a romper los esquemas.

Seis ensaladas con legumbres refrescantes, nutritivas y fáciles de elaborar

Seis ensaladas con legumbres refrescantes, nutritivas y fáciles de elaborar

En la búsqueda de recetas con pastas sencillas, nos hemos encontrado con alguna sorpresa de esa gastronomía italiana que todos creemos conocer tan bien pero nunca deja de asombrarnos con especialidades de distintas zonas de La Bota. Déjate llevar y experimenta en la cocina, que no te van a defraudar. 

Sorpresas italianas en Malasaña

La Fresella o frisella: es una pizza de verano típica del sur de Italia basada en un pan cocinado dos veces (biscotto) que se queda un poco duro, de modo que lo mojan con un poco de agua y aceite y, encima, le ponen mozzarella, atún, marisco, o lo que surja.

La versión que se han reinventado en el Luna Rossa de Malasaña (Madrid) sustituye ese pan por una pizza gruesa de masa madurada 48 horas para que no resulte pesada, con una ensalada de mozzarellina cherry de Buffala, aceitunas verdes y tomatitos de Sicilia, albahaca, orégano, aceite de oliva extra y láminas de ajo que le sientan fenomenal. 

Insalata estiva: cuece la pasta que más a mano tengas siguiendo las indicaciones del tiempo del paquete. Mientras tanto, a un buen mezclum de lechugas, le añades el queso provola ahumada, que le dará ese sabor especial, unos pimientos agridulces, anchoas del Cantábrico para poner el contrapunto salado y orégano, con aceite y aceto balsámico. Mezcla todo en un bol y listo. 

Insalata Luna Rossa: hierve unas patatas, mezcla con brotes verdes variados unas olivas verdes y negras, unos gajos de cebolla tierna y tomates cherry Datterini, con las láminas de un lomo tibio de bacalao fresco, aliñas con aceite de oliva virgen extra, sal y aceto balsámico, y a comer. 

La famiglia Carta en una trattoria de Madrid

Ensalada de burrata con pan carasau: nos vamos a la auténtica trattoria Manzoni, donde la familia Carta acompaña una fina lámina de pan crujiente con una sencilla receta de ensalada que te puedes elaborar en dos minutos con el mezclum de hojas verdes, unas pequeñas berenjenas confitadas en conserva con unos tomatitos Datterini del Vesubio cortados por la mitad (convalidan por cherry o similares) y un buen aliño con aceite, aceto y sal.

O sea, lo más elaborado es el pan, también llamado pan de pergamino sardo o carta de música, y aquí va la receta: para tres porciones grandes: 100g de harina de trigo, 25 g de harina de fuerza, una pizquita de nada de levadura seca, otra de sal y 80 ml de agua templada.

Mezcla todo y amasa hasta que la masa ya no esté pegajosa y quede suave, déjala reposar tapada entre media y una hora. Haz tres bolas del mismo tamaño y precalienta el horno al máximo mientras aplastas las bolas de manera que queden finas, casi transparentes, y redondas, sobre la bandeja del horno. Dos minutos por cada cara y saldrán crujientes y deliciosas.

Ensalada de pasta corta con tomate cherry, albahaca, piñones y gambas: Stefano Carta nos da también esta receta de mezcla de verdes que consiste en hervir 300 g de pasta corta al gusto, hacer un aceite por infusión de las cabezas de las gambas a 80 grados en la sartén para después aliñar la ensalada con ese sabor de su jugo.

Tostar 20 g de piñones ligeramente, cocinar unos tomates cherry al horno con una pizca de sal, azúcar y tomillo y pelarlos después. En un bol, pica medio ajo (sin el rabito de en medio, que es lo que repite), con albahaca y menta, aliña con aceite sal y pimienta y reserva.

Saltea rápidamente las gambas peladas con una chalota picada y las añades al aliño de albahaca. Mezcla todos los ingredientes con la pasta y la lechuga añadiendo un poco de aceite de gambas para rematar.

Nuestro italiano preferido de Barcelona

Ensalada tibia de calamares a la plancha con escarola: ya te recomendábamos  el Bácaro de Barcelona en este reportaje sobre las trattorias más auténticas de España, y, para que lo compruebes, les hemos pedido una receta de ensalada veneciana.

Planchamos dos calamares, los cortamos muy finos, y los mezclamos juntos con 250 g de escarola, cuatro cucharadas del dressing alla romana, que consiste en mezclar 175 g de anchoas del Cantábrico, 45 ml de aceite extra, un diente de ajo, 30 ml de vinagre Cabernet Sauvignon (de vino, en cualquier caso) y tres gramos de sal. Acabamos el plato con el polvo de oliva kalamata.

Desde un obrador auténtico en Zaragoza

Pasta farfalle de colores con scamorza ahumada: en el obrador artesanal italiano Pasta Fresca de Zecchi, Zaragoza, nos recomiendan una facilísima receta que basta con hervir 100 g de farfalle de tres colores y añadirle atún en aceite, maíz, tomate cherry y unos tacos de scamorza ahumada. Para el aliño, simplemente, sal, aceite y vinagre de Módena.

Bresaola con rúcula y lascas de parmesano: otra ensalada sencillísima aliñada con AOVE y un poco de limón. Los Zecchi no le ponen sal porque la bresaola y el parmesano ya le aportan ese sabor salino e intenso.

Ensalada tibia de queso taleggio fundido: más que buena, rápida e ideal para un domingo cualquiera de verano en casa Zecchi. Rebeca Ruberte mezcla una ensalada de brotes con semillas de calabaza y de amapola, picatostes, aceite EVO (aceite de oliva italiano), tomates cherry y el queso taleggio calentado en una sartén para juntarlo con la ensalada en el último momento.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
22 de junio de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats