eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Estoy cerca de los 50: ¿cómo sé si estoy entrando en la menopausia?

La etapa previa al fin de la menstruación, que puede llegar a durar más de un año, se denomina climaterio e implica una serie de síntomas progresivos

Identificarlos puede ayudar a prepararnos psicológica y nutricionalmente para esta nueva etapa de la vida, en la que no tiene por qué faltar la plenitud afectiva y sexual

- PUBLICIDAD -
Foto: PxHere

Foto: PxHere

Algunas mujeres ven la menopausia como una especie de drama donde su condición de persona se ve mermada por su pérdida de fertilidad; para muchas otras, en cambio, supone una liberación de la presión que supone el riesgo de quedarse embarazadas y ven en ella una oportunidad de tener relaciones sexuales con más relajo. En medio, quedan todas las que no saben exactamente lo que les deparará esta nueva etapa de su vida.

Sin duda la menopausia es una nueva época en la que se producen cambios importantes en la fisiología y la salud debido a las alteraciones hormonales que tienen lugar como consecuencia del fin de la producción de óvulos por parte de los folículos ováricos. La progesterona y los estrógenos, junto a algunas otras hormonas importantes, bajan progresivamente sus niveles a nivel plasmático y ello provoca cambios en el cuerpo, el metabolismo y en algunos casos incluso en la psicología.

Ya explicamos con anterioridad lo que implicaba la menopausia y la necesidad de reforzar determinados alimentos para enfrentar dichos cambios con éxito , y a ellos hay que sumar el ejercicio físico y el abandono de determinados hábitos como el tabaquismo y el abuso del alcohol . Ahora bien, tras la menopausia no tiene por qué esconderse una vida menos plena.

¿A qué edad se entra en la menopausia?

La menopausia es un periodo prolongado -puede durar hasta más de dos años- que según la definición de la OMS no puede separarse del resto de la vida sexual y reproductiva de ninguna mujer; es solo un paso más. Las modificaciones menopáusicas no se producen de un día para el otro, sin embargo, sino que son una evolución pareja al descenso de los niveles de hormonas sexuales en la sangre y tienen su punto culminante en el momento en que se deja de tener la regla.

Pero la menopausia ni empieza ni termina con el fin de la regla. La OMS considera tres fases:

  • Premenopausia: es la vida reproductiva de la mujer en la que tiene la regla. Se inicia con la primera y termina aproximadamente un año antes de tener la última.
  • Perimenopausia: es el periodo que comprende el climaterio, que es este año donde empiezan los cambios citados; el fin de la regla y un periodo posterior de un año en el que el cuerpo se va adaptando a lo que supone dejar de menstruar.
  • Postmenopausia: es el periodo de vida que se desarrollará sin regla y que culminará con la muerte física, pero que no implica ni mucho menos la muerte de la actividad sexual de la persona.

Es precisamente durante la subfase del climaterio donde los óvulos empiezan a descender su actividad secretora de hormonas sexuales y se generan los cambios que culminarán con el fin de la regla, es decir de la ovulación. La entrada en este periodo es muy variable, y mientras que algunas mujeres pueden hacerla de forma natural a los cuarenta o incluso prematuramente antes, otras no la experimentan hasta los sesenta años.

Pero lo normal es iniciar el climaterio alrededor del primer lustro de la cincuentena, es decir entre los 50 y los 55 años. Por otro lado, cada mujer experimenta este periodo de manera distinta y los cambios que unas sufren a otras pueden no afectarlas con tanta intensidad, aunque el destino final de todas el el mismo: la conformación de un cuerpo y una fisiología postmenstrual a la que habrá que adaptarse con una alimentación y hábitos sanos y, solo si fuese necesario, con suplementos por prescripción médica.

¿Cómo sé que estoy entrando en la menopausia?

Ademas de estar en una edad proclive, especialmente cerca de los 50 años, hay algunos síntomas que se pueden padecer con una cierta recurrencia y que indicarán que se ha llegado al climaterio:

  • Irregularidad en la regla: en el caso de las mujeres que tienen la regla cada 28 días como un reloj y de repente sangran a los 20 días y la siguiente no la tienen pero luego la vuelven a tener, etc., podemos estar en el climaterio. Si esta irregularidad se hace regular, el síntoma es evidente si no hay alteraciones por medicamentos, estrés u otra causa.
  • Sangrado abundante: las alteraciones de la regla se pueden acompañar por un sangrado más abundante de lo normal en algunas de las reglas.
  • Sequedad vaginal: el descenso de la mucosa vaginal, especialmente a la hora de tener relaciones, es un síntoma del climaterio. De todos modos la sequedad puede deberse a otros factores o bien iniciarse con anterioridad al climaterio. Ahora bien, si se acompaña de reglas irregulares seguramente se debe a que se está entrando en la menopausia.
  • Aumentos bruscos de temperatura: los famosos sofocos que padece Claire Underwood en House of Cards son el síntoma más literario, pero no tienen por qué darse. Muchas mujeres no los padecen nunca o bien pocas veces y justo antes del fin de la regla. Pero si se empieza a padecerlos, ya sabemos a qué se deben.
  • Dificultad en las evacuaciones: aunque es un síntoma más propio de la postmenopausia, el estreñimiento puede comenzar a jugar una mala pasada en el climaterio. Si aparece de súbito sin que haya cambios significativos en nuestra dieta, puede deberse al climaterio.
  • Disminución apetito sexual: es un síntoma muy relativo porque la libido se ve afectada por múltiples factores, pero algunas mujeres experimentan una disminución brusca.
  • Mayor dificultad para dormir: la baja hormonal puede dar problemas de sueño hasta que nuestro cuerpo se acostumbra a los nuevos niveles de hormonas sexuales, sensiblemente más bajos.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha