La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Palencia ya tiene su desastre restaurador al estilo 'Ecce Homo'

Palencia ya tiene su desastre restaurador al estilo 'Ecce Homo'
Palencia —

0

Palencia, 11 nov (EFE).- El descubrimiento de la cuestionable restauración de una figura escultórica en una fachada de una céntrica calle de Palencia ha provocado la sorpresa y la curiosidad de los ciudadanos, que ven cómo un desastre estético puede convertirse en reclamo, aunque en este caso el valor artístico de la obra dañada es escaso y ni siquiera está catalogado.

En la imagen se aprecia ahora un rostro deforme, con los ojos excesivamente separados y una boca de trazos infantiles, sin apenas expresividad.

Fue el artista palentino Antonio Capel quien alertó a través de las redes sociales del desagradable hallazgo, ubicado frente a su taller en la calle Mayor de la capital palentina.

Se trata, en concreto, de un relieve escultórico con un siglo de antigüedad que corona una de las torres del edificio, en el número 9 de la principal rúa palentina, a unos veinte metros de altura.

Probablemente esa altura ha hecho que haya pasado desapercibida hasta ahora la imagen deformada del rostro de una de las figuras, que ya se conoce como el ‘Ecce Homo’ palentino, por analogía a la desafortunada restauración en 2012 del cuadro del ‘Ecce Homo’ de una iglesia del municipio zaragozano de Borja.

Capel no dudó en calificar la restauración de “picia” y elucubró que “la cabeza se cayó” en su momento, durante alguna de las reformas del edificio, que en la actualidad tiene varios propietarios, entre ellos la entidad bancaria Unicaja.

El edificio, uno de los más emblemáticos de la calle Mayor de Palencia, fue construido entre 1919 y 1922 como sede de la Federación Católica-Agraria de Palencia.

Desde la década de 1970 alberga en el bajo una oficina bancaria que, como consecuencia de las sucesivas unificaciones ha sido propiedad de la Caja de Ahorros y Préstamos de la Provincia de Palencia, Caja de Salamanca, Caja Duero, Caja España-Duero y Unicaja.

Dado que el conjunto escultórico no está catalogado y que el edificio sólo cuenta con protección estructural en el Plan General de Urbanismo, el futuro de la imagen dependerá de la decisión que tomen los propietarios del inmueble.

El caso es que, con el revuelo que se ha montado, que ha cruzado incluso las fronteras, las fotografías a las alturas y los ciudadanos que se paran frente a la fachada para señalar el estropicio son numerosos.

Está por ver si todo queda en anécdota o si, como ocurrió en Borja, el edificio se convierte en 'lugar de peregrinación' para curiosos de todo el país, aunque en este caso el autor sigue siendo anónimo y se echa en falta esa figura cándida que sí existía en el caso análogo en Borja, la de Cecilia, la autora del desaguisado que aseguraba que lo había hecho con toda su buena voluntad.

Xavi Ramos

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 17:34 h

Descubre nuestras apps

stats