eldiario.es

9

El retraso en los pagos a una empresa de limpieza de colegios en la época del PP cuesta 204.000 euros a la Generalitat

La Conselleria de Educación prepara un expediente para las mercantiles que no abonan en tiempo y forma el salario a las trabajadoras de limpieza de 85 centros educativos pese a que han cobrado de la Administración "en tiempo y forma"

Huelga de limpieza en los centros educativos valencianos

Huelga de limpieza en los centros educativos valencianos Europa Press

Hubo un tiempo en el que gobernaba el PP y las empresas de limpieza de los colegios e institutos tardaban muchos meses en cobrar. Actualmente, hay empresas de limpieza que cobran normalmente de la Conselleria de Educación, bajo el Gobierno del Pacto del Botánico, pero no están abonando las nóminas a sus trabajadoras. El departamento de Educación ha pagado hace unas semanas 204.000 euros por intereses de demora de los retrasos en la época de gestión de la derecha y ha iniciado el procedimiento para denunciar el incumplimiento del contrato de las firmas de limpieza que no pagan a sus empleadas.

Desde hace unas semanas cerca de 300 empleadas de Limpiezas Raspeig y Netalia, encargadas del mantenimiento de 85 centros educativos, se encuentran en huelga porque no han recibido su salario. Limpiezas Raspeig también se encargaba de la limpieza de los juzgados y sus empleadas ya se rebelaron en 2014 por motivos similares. Cerca de 500 trabajadoras denunciaban irregularidades en el cobro de su salario.

Los sindicatos denuncian ahora que hay empleadas que acumulan más de un año de deuda en liquidaciones y atrasos en los pagos y reclaman a la Conselleria de Educación que no pague a las empresas "que estafan a sus empleadas" y abone los salarios directamente a las trabajadoras, una fórmula que, según la Generalitat, no puede abordarse.

La Generalitat envió un escrito a las empresas y, si continúan con el impago de nóminas, procederá a la denuncia por incumplimiento del contrato, aunque el proceso requiere de un periodo de alegaciones y la resolución del expediente, que ya está en marcha. Según Educación, no se puede abonar el salario directamente a las trabajadores, pero sí excluir a la empresas de futuros procesos de contratación, una opción que va tomando forma si el expediente se resuelve de esta manera. Al expediente se han añadido más de 80 informes de incumplimiento firmados por directores de centros y por los directores territoriales de la consellería. 

Desde Educación advierten de que "independientemente de los expedientes sancionadores el contrato con la empresa acaba en julio" y está preparando la licitación para que el próximo curso se encargue otra empresa. "El comportamiento de solidaridad de las comunidades educativas donde trabajan estas personas está siendo ejemplar y agradecemos el apoyo que está dando el alumnado y los docentes de estos centros educativos al colectivo de limpieza", manifiestan desde el departamento que dirige Vicent Marzà.

La líder del PP valenciano, Isabel Bonig, consideraba hace unas semanas que los partidos del Botànic "tienen un serio problema de gestión", y denunciaba "los numerosos impagos" del Consell. "Estamos viendo que hay impagos a centros discapacitados, las mujeres de la limpieza no cobran sus salarios, más de 3.000 interinos de educación llevaban 7 meses sin cobrar, también se quejan los farmacéuticos. Está siendo un desastre de gestión el Botànic", aseguraba la portavoz.

Precisamente hace un mes la Generalitat Valenciana ha tenido que abonar 204.766 euros en intereses de demora por impagos o retrasos a empresas de limpieza de centros educativos de 2011 a 2015, en la época de gobierno del PP. El pago se autorizó el pasado febrero en cumplimiento de una sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo a favor de la empresa de limpieza Recolim SL, encargada del mantenimiento de centros educativos, que denunció a la Administración pública en 2015 por retrasos en los pagos de años anteriores. La mercantil reclamaba 300.000 euros en intereses de demora, pero la sentencia rebajó la cantidad a 204.000 euros. El pasado febrero se autorizó el pago.

Los impagos y las demoras en la Conselleria de Educación del PP fueron habituales durante sus últimos años de Gobierno. En febrero de 2012, los impagos y los recortes sacaron a la calle a miles de estudiantes en lo que se denominó la "primavera valenciana", un movimiento de protesta de la comunidad educativa.

Hasta 134 días de demora con el gobierno del PP

Algunas facturas de limpieza de centros educativos fueron abonadas a la empresa Recolim con cargo al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el Plan de Pago a Proveedores. Según consta en la documentación, las facturas se abonaban con un retraso de entre 26 y 134 días, con intereses de hasta 3.500 euros en algunos casos, llegando a los 204.000 que acaba de pagar la conselleria de Educación.

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Toni Cantó, también ha cargado contra la Consellería de Educación, considerando que su titular, Vicent Marzà "no puede eludir su responsabilidad". "Los colegios e institutos de la Comunitat Valenciana están llegando a situaciones insostenibles de insalubridad tras la huelga de los empleados, la mayoría mujeres, de las empresas subcontratadas para limpiar los centros, que se han visto obligados a plantarse hasta que cobren su sueldo", ha agregado el candidato.

La Conselleria de Educación ha recordado que las empresas que no pagan a las trabajadoras han cobrado de la Generalitat Valenciana "en tiempo y forma" y que no es posible legalmente abonar los salarios directamente, eludiendo a la concesionaria. del servicio.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha