eldiario.es

Menú

Pedro Sánchez: "El PSOE debe elegir entre ser un partido del siglo XX o del XXI"

El exsecretario general del partido reùne a miles de pesonas en Valencia el día de la presentación de la candidatura de Susana Diaz

"El PSOE estaré enfrente, no abajo ni al lado del PP", dice en un acto cerrado con un himno clásico de la izquierda, 'La Internacional'

Sánchez anuncia su voluntad de crear una "gran alianza con organizaciones de izquierda" sin mencionar a Podemos

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sánchez: hay que optar entre el PSOE de la abstención o uno de izquierdas

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez canta "La internacional" al finalizar el acto con militantes y simpatizantes en Burjassot (Valencia) EFE

Con puntualidad suiza, enfundado en una chaqueta de cuero marrón, repartiendo saludos, besos y abrazos y al son de una canción de Diego Torres ('Color Esperanza': "Saber que se puede querer que se pueda......") Pedro Sánchez ha comparecido ante miles -más de 3.000, según la organización- de entregados seguidores en el pabellón municipal de Burjassot, una ciudad del área metropolitana de Valencia.

A las 13.15, 45 minutos después de su irrupción entre vítores, Sanchez ha comenzado un discurso. "Valencia no será nunca más marginada, tendrá la financiación que merece y no será de nuevo gobernada por un partido corrupto como el PP", ha arrancado con un guiño local. A partir de ahí, y durante 45 minutos, ha pergeñado un discurso con varias ideas fuerza:

La militancia y no las élites deben decidir el liderazgo del partido, el socialismo nunca puede apoyar al "PP y los poderes económicos que lo sustentan" y el PSOE necesita mirar al futuro "sin nostalgia"  y con unidad. Sànchez no ha mencionado a Susana Díaz, que  ha presentado este domingo su candidatura a las primarias del PSOE en Madrid. Y apenas, explícitamente, a la gestora, a la que solo ha reprochado -"porque favorece a Mariano Rajoy"- "que haya "dejado nueve meses sin liderazgo al partido", periodo entre la defenestración de Sánchez y la elección del nuevo lider. 

A partir de ahí, ha dado pistas sobre como el PSOE debe abordar su "encrucijada histórica", "la elección entre un partido del siglo XX, o del XXI. El que apoya a Rajoy,  o el que quiere gobernar". Sánchez ha mencionado a una figura histórica de la socialdemocraia europea - Willy Brandt-, para presentarse como la apuesta del porvenir: "El futuro no será conquistado por aquellos que se aferran al pasado".

El futuro, según Sánchez, pasa por cinco ejes: Una dirección tan a la izquierda como su militancia -"el cambio en el PSOE o viene de abajo o no será"-, un PSOE combativo contra la derecha -"el PSOE estará enfrente, no abajo ni al lado del PP"-; una organización que vuelva a ser "creíble y coherente, que cumpla con la palabra dada" como el 'No es no" a Rajoy'; y un partido unido y ganador:

"No se hace un partido ganador apoyando a la derecha. ¡Somos una fuerza de gobierno socialista!". Sánchez ha apostado por una "alianza de izquierdas" con organizaciones de la sociedad civil -no ha mencionado a Podemos- y ha reivindicado la labor de varios gobiernos progresistas de Europa, singularmente el de Portugal, frente a la inanidad del ejecutivo español. 

También ha intentado rebajar la tensión del debate, tras una semana marcadapor las diferencias entre el equipo de Sánchez y la gestora por  la financiación de las campañas y  los ataques de ésta al exsecretario general del partido. Ha dicho desear un "debate con respeto entre compañeros. Nunca un socialsta será un adversario. El adversario es el PP y los poderes económicos que lo sustentan".

Y ha prometido "lealtad" tras las primarias. "Nadie sabe mejor que yo lo que es un secretario general cuestionado internamente". Al filo de las dos la tarde, y al compás de La Internacional, la mítica canción del movimiento obrero, Sánchez se despidió apelando a un auditorio eufórico. "Esta es la candidatura de la militancia, que quiere un partido autónomo. No va a haber apoyo socialista para las políticas de la derecha nunca más".

Ximo Puig, con Susana Díaz en Madrid

El acto público de Sánchez ha coincidido con el la presentación de Susana Díaz en Madrid, a la que ha asistitido el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig. Mientras, en Burjassot, José Luis Ábalos, diputado en el Congreso y uno de los hombres fuertes de la candidatura de Sánchez y su referencia en la Comunidad Valenciana, pedía "desafíar al miedo y la resignación". El secretario general del PSOE en la provincia de Valencia pidió "humildad y unidad" sin "intimidación ni imposiciones" en un discurso con varias puyas, implícitas, a Susana Díaz y el aparato del PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha