eldiario.es

9

Los socialistas votan con la derecha en contra de pedir una nueva declaración de impacto ambiental para el Puerto de Valencia

Compromís y Unides Podem se quedan sólos en la propuesta parlamentaria que reclama al Gobierno central una evaluación del nuevo proyecto de ampliación

El PSPV, PP, Ciudadanos y Vox rechazan la propuesta planteada en las Corts Valencianes

Imagen aérea del puerto de València

Imagen aérea del puerto de València

La brecha en el Botànic por la ampliación del Puerto de Valencia sigue agrandándose. Los partidos que sustentan el gobierno valenciano, PSPV, Compromís y Unides Podem han votado este martes por separado una propuesta conjunta de los valencianistas y la coalición de izquierdas para pedir una revisión de la infraestructura.

Los socialistas han votado con PP, Ciudadanos y Vox en contra de la propuesta de sus socios parlamentarios, que pedía al Gobierno central "un análisis ambiental integral del proyecto modificado de ampliación norte del puerto de València, incluyendo en él todas las actuaciones territoriales derivadas y vinculadas a la viabilidad económica de dicha ampliación, teniendo en cuenta se condiciones actuales de emergencia climática y las exigencias de protección ambiental y territorial derivadas de la normativa vigente".

Compromís y Unides Podem habían presentado la iniciativa el pasado 3 de octubre, poco después del derribo del Forn de Barraca, en medio de la batalla política por la ampliación de la carretera V-21. La propuesta se ha debatido este martes en la comisión de Obras Públicas de las Corts Valencianes, donde sólo ha encontrado el apoyo de los grupos proponentes.  

El PSPV ha planteado una enmienda para sustituir el texto original por la petición al Gobierno para que garantice "el estricto cumplimiento de la normativa vigente en materia medioambiental en relación con la ampliación del puerto" y el PP otra reclamado la aceleración de las obras. Ninguna ha sido aceptada por Compromís y Unides Podem.

Las formaciones justifican la petición en que la declaración de impacto ambiental sobre la ampliación data de 2007 y fue favorable al proyecto que se propuso en su momento. Ahora, agregan, hay "una modificación sustancial" del plan, que "afecta a la ubicación de la terminal de contenedores, eliminación de un contradique, prolongar 500 metros el actual dique de abrigo, el cambio de localización del canal de acceso y de la zona de dragado". Una modificación que no ha pasado por el ministerio. 

La diputada socialista Mercedes Caballero ha defendido que "es compatible el incremento de la actividad económica del puerto, que repercute en toda la comunidad y en el resto del estado" con "nuestro compromiso medioambiental, que es firme y claro". Y ha añadido: "El señor conseller [de obras públicas], el señor Arcadi España, está en Bruselas analizando la integración del puerto y la ciudad para impulsar la sostenibilidad que todo el Botànic defiende", en referencia al viaje institucional del conseller.

La diputada de Unides Podem Estefanía Blanes ha criticado que el modelo de ampliación "afecta de manera sustancial la huerta, que es el modelo que todos deberíamos defender" y ha reclamado que se ponga el foco en la red de cercanías, mientras que la representante de Compromís Papi Robles insiste en que la formación quiere "seguridad jurídica para que no acabemos expropiando casas que se caen para dejar solares" y que el modelo económico "no acabe siendo el de Terra Mítica". "El día que no nos quede terreno no seguiremos creciendo económicamente. Si seguimos devorando territorio a cualquier precio, mañana no tendremos tierra sobre la que labrar".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha