eldiario.es

9

CASTILLA Y LEÓN

OPINIÓN

OPINIÓN | La Atención Primaria que todos necesitamos

El Gobierno de Aragón tomará medidas para defender a los profesionales sanitarios de posibles agresiones

Europa Press

"Si de verdad queremos lograr la cobertura sanitaria universal y mejorar la vida de las personas, debemos apostar de verdad por la atención primaria de la salud". Son palabras del Director General de la Organización Mundial de la Salud, en septiembre de 2019, apenas tres meses antes de la aparición del nuevo beta-coronavirus.

La propagación mundial de este virus, la declaración de pandemia el pasado 11 de marzo y las graves consecuencias que ha generado en nuestra sociedad han suscitado en la opinión pública un alto grado de sensibilidad hacia la importancia del Sistema Sanitario Público, sentimiento fortalecido por el miedo a que los servicios sanitarios se viesen superados por una demanda desbordada.

A lo largo del desarrollo de nuestro proceso democrático, se ha puesto de manifiesto repetidamente la pertinencia de estructurar un sistema sanitario público capaz de satisfacer las necesidades reales de la ciudadanía española. En este momento ha sido la Covid19 quien ha puesto en evidencia la necesidad de su fortalecimiento, sin embargo, existen otros desafíos a los que debemos ofrecer una respuesta eficaz. La prevención, la promoción, el diagnóstico, el tratamiento, el seguimiento y los cuidados globales de nuestra población sana y/o enferma, con o sin factores de riesgo, son fundamentales para ello. La situación originada por la pandemia, consecuencia de la expansión del SARS-Cov2, enemigo biológico desconocido hasta el momento, ha supuesto una enorme tensión para nuestro sistema sanitario que ya había sido seriamente debilitado por la merma en su financiación sufrida tras la crisis económica de 2008.

El desalojo de los centros de salud, el cierre de múltiples consultorios, el amplio contagio de nuestros profesionales sanitarios como consecuencia de la rápida y silente expansión del virus SARSCov2, ha provocado una catastrófica, crítica y lamentable situación. A pesar de todo, y considerando que la única línea de separación con el caos ha sido nuestro sistema sanitario, gracias al esfuerzo incansable de sus profesionales y las directrices indicadas por los responsables políticos, asesorados por los equipos técnicos cualificados en cada ámbito de poder, nuestro sistema no debe volver a ser sometido a tal estrés, sin que previamente pongamos remedio legislativo a sus debilidades.

Sin desmerecer la atención prestada en centros hospitalarios, tercer nivel, y otros centros de atención especializada (CAE), la gran mayoría de los pacientes que han sufrido la Covid19 han sido asistidos por la Medicina y Enfermería de Familia y Comunitaria. La Atención Primaria en España ha sido eficiente y eficaz. Se ha reorganizado con gran agilidad y sobreesfuerzo, para desarrollar la asistencia telemática, para hacer un diagnóstico, tratamiento y seguimiento del 80 a 90% de los pacientes, gracias a su atención continuada, longitudinal, accesible y cercana a toda la población.

Desde la llegada del SARSCov2 a España, con el primer caso confirmado en las Islas Canarias el 30 de enero 2020, los profesionales de Atención Primaria, en todas sus categorías laborales y funciones, han sido fundamentales en detectar casos, indicar y asegurar cuarentenas, realizar el seguimiento de contactos sospechosos y descubrir potenciales complicaciones patológicas. A pesar de su casi ausencia en los medios de comunicación y su necesaria presencia en primera línea, han contribuido a evitar el colapso de centros hospitalarios, han mantenido a la población atendida e informada practicando educación sanitaria y han ofrecido una respuesta a la atención de los pacientes institucionalizados, cuando ha sido preciso, evitando, si cabe, una mayor tasa de mortalidad. El SARSCov2 continúa estando presente, y es por ello por lo que se han ido activando los distintos indicadores epidemiológicos para la evaluación y seguimiento de la enfermedad. En definitiva, resulta necesaria la detección precoz de casos para poder actuar y controlar de forma rápida la transmisión del virus, hasta que se consiga una vacuna eficaz y segura. Además de su colaboración relevante en el estudio ENE-COVID, entre otras tareas, la Atención Primaria, en las distintas Comunidades Autónomas, también ha sido, es y será protagonista principal.

Por otro lado, el resto de las patologías siguen su curso. No se debe descuidar la
atención de las enfermedades prevalentes en nuestro medio, de los cuidados de los pacientes crónicos de alta complejidad, de las actividades de promoción y prevención de la salud y de los padeceres que inciden. Necesitamos una Atención Primaria estable, firme y robusta, una salud familiar y comunitaria clave en esta nueva situación y una salud pública potente que afronte las directrices y asesore las decisiones de las administraciones públicas.

Los profesionales de nuestra Atención Primaria necesitan una adecuada formación y
optimización de la especialidad de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria, una mayor capacidad resolutiva con cupos de atención racionalizados ,contando con un plan actualizado de recursos humanos, un aumento de la formación metodológica en investigación (investigación biomédica), con el consiguiente aumento de su producción científica en horario laboral, mermada ésta por la sobrecarga asistencial diaria, infraestructuras dotadas con una reserva estratégica de recursos materiales, medios diagnósticos actualizados, equipos tecnológicos modernizados y la divulgación de la tarea fundamental que cumple la Atención
Primaria en el Sistema Nacional de Salud. Entre otras muchas lecciones, esta epidemia ha puesto en evidencia la necesidad de reforzar las políticas de Salud Pública en general y la Salud Comunitaria en particular; así como reorientar el Sistema dirigiéndolo a la prevención y la promoción de la salud.

Este es el texto de la Moción presentada en el Senado este pasado miércoles día 17 de junio por parte del Grupo Parlamentario Socialista, y que se aprobó finalmente en la Cámara Alta. Después de mis 30 años de experiencia como especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y 10 años como Coordinador de mi Centro de salud me he dispuesto como Senador y miembro de la Comisión de Sanidad a llevar a cabo esta iniciativa y elaborar esta Moción. Con cierta confianza en la buena disposición del resto de grupos parlamentarios del Senado, en el convencimiento de la necesidad de un buen sistema sanitario público, el que por otro lado, nuestra sociedad actualmente ve imprescindible independientemente incluso del color del gobierno de turno. La Atención Primaria de Salud es una pieza fundamental de este sistema sanitario que corremos el riesgo de perder.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha