eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los países de la UE acuerdan su posición sobre gobernanza de Unión de la Energía

- PUBLICIDAD -

Los ministros de Energía de la Unión Europea fijaron hoy una posición común para negociar con el Parlamento Europeo las normas de gobernanza de la Unión de la Energía, que integrará la política energética y climática de la UE.

El Parlamento Europeo fijará su posición negociadora en enero de 2018, y a partir de entonces se iniciará la negociación definitiva con el Consejo y la Comisión Europea para el texto definitivo sobre la citada regulación comunitaria.

Esa normativa establecerá los mecanismos de cooperación y control para supervisar la implementación de los objetivos de la Unión Europea en política climática y energética, en particular los relativos a la eficiencia energética, las interconexiones y las emisiones de gases de efecto invernadero, señaló el Consejo de la UE en un comunicado.

"Las nuevas normas garantizarán, sobre todo, la coherencia y la estabilidad de las políticas a largo plazo en el sector del clima y la energía, proporcionarán certidumbre a los inversores y mejorarán la coordinación entre los Estados miembros", agregó el Consejo.

Así, las capitales defienden que los Estados miembros presenten planes nacionales de energía y clima con objetivos y políticas para alcanzarlos, incluidos la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Los planes nacionales cubrirán el período 2021-2030 y se renovarán cada 10 años.

Los ministros de los Estados miembros quieren que esos planes contemplen un sistema progresivo para que los Estados alcancen la cuota del 27 % de renovables sobre el total de consumo energético en la UE en 2030 (si bien esa cifra aún está pendiente de negociarse con el Parlamento Europeo, que privilegia elevarla al 35 %).

En cualquier caso, para alcanzar es 27 % en 2030 y sobre la base del actual objetivo del 20 % en 2020, la trayectoria del peso de las renovables deberá aumentar en un 24% en 2023, un 40 % en 2025 y un 60 % en 2027, valores que deberán ser aplicables tanto a los Estados miembros como al conjunto de la UE.

"Esto garantizará que todos los países de la UE hagan una contribución constante y progresiva hacia el objetivo final", indicó el Consejo, que añadió que la Comisión Europea acompañará a las capitales en el desarrollo de sus políticas para alcanzar esas metas y vigilará que se cumplan.

"Los Estados miembros deben continuar cumpliendo y manteniendo su objetivo vinculante de energía renovable para 2020" y si a partir de ese año "un país cayera por debajo de su línea de base de 2020, estaría obligado a tomar medidas adicionales dentro de un año para cerrar esa brecha", añadió el Consejo.

Los Estados miembros también defienden en su posición negociadora que se refuercen las medidas para aumentar el nivel de interconexiones entre los países de la UE, extremo que propugnan especialmente países del sur como España, Portugal Grecia y Chipre.

Por último, el acuerdo de los Veintiocho contempla presentar cada dos años informes nacionales integrados sobre energía y clima que la Comisión Europea supervise el progreso y se reserve el derecho de publicar recomendaciones "que puedan dar lugar a la adopción de medidas adicionales a nivel nacional o de la UE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha