El Gobierno prepara medidas compensatorias ante la posibilidad de que EEUU aplique nuevos aranceles

Los ministros en funciones de Industria, Comercio y Turismo y Agricultura, Pesca y Alimentación, Reyes Maroto y Luis Planas.

El próximo 18 de enero se cumple tres meses desde que la administración de Donald Trump impusiera una subida arancelaria del 25% a determinados productos agroalimentarios españoles como respuesta de los subsidios de la Unión Europea a Airbus. Desde entonces, todos los organismos diplomáticos a nivel estatal y europeo se activaron para encontrar un acuerdo y conseguir la reversión de la subida arancelaria. Tanto es así, que el ministerio de Industria junto con el de Agricultura han mantenido cuatro reuniones bilaterales con la administración estadounidense donde le han transmitido la "despropocionalidad" de la sanción en relación a la "pequeña" participación de España en el consorcio europeo Airbus.

A estas reuniones hay que sumar la que el pasado miércoles mantuvo la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, con el comisario de comercio europeo y antiguo comisario de agricultura, Phil Hogan. Un encuentro donde la ministra pidió una “respuesta firme” de la UE en caso de que la reunión de la próxima semana que tendrá el comisario con su homólogo estadounidense derive en una nueva subida arancelaria o la incorporación de nuevos productos a los ya grabados con el arancel del 25%.

Desde el Gobierno ven con optimismo la reunión y esperan que se reviertan los aranceles ya que el Ejecutivo de Estados Unidos ha vivido un "cambio de actitud". Sin embargo, no olvidan lo imprevisible que es la administración de Donald Trump y están preparando una serie de compensaciones a los sectores más afectados por la subida arancelaria.

Hay que recordar que los productores han calificado estos meses como "dramáticos" y auguran que de seguir así el efecto a largo plazo puede ser devastador para las ventas en el mercado estadounidense y por consecuencia para el empleo en el sector con una pérdida de 5.000 trabajos. El Banco de España ya apuntó que el incremento se traduciría en "un descenso de las ventas de estos productos a la economía norteamericana de, al menos, el 12%.

Reunión con la plataforma de sectores afectados

Con el objetivo de transmitirles todo el trabajo diplomático realizado y estrechar una colaboración con el sector para articular con exactitud las medidas compensatorias, el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, junto con su homóloga de Industria se han reunido este jueves con representantes del sector agroalimentario, que se han conjuntado en una única plataforma.

García de Quevedo, portavoz de dicha plataforma, ha expresado tras el encuentro que tiene una máxima preocupación porque no hay un horizonte cercano de solución."No es un problema sectorial sino de estado. Debemos tener un canal de comunicación muy fluido para estar en contacto con las empresas afectadas. Mientras duren los aranceles, las compensaciones son muy importantes para que se mantenga el equilibrio con los demás países de la UE que no están afectados", ha comentado.

Compensaciones y más almacenamiento para el aceite

Una de las primeras medidas aprobadas tiene que ver con la promoción de los productos españoles, con el incremento en un 40% de la financiación que recibe el Instituto de Comercio Exterior (ICEX)."Por ejemplo, en el caso del vino se ha dotado de mayor financiación para que las campañas que se estaban efectuando sigan realizándose", ha asegurado Planas.

Por su parte, la ministra de Industria ha explicado que las medidas también tienen que ver con el ministerio de Trabajo y Hacienda, pero están a la espera de conocer los datos para actuar con exactitud. "Hay que minimizar el impacto y conseguir revertir los aranceles. Las asociaciones y el Gobierno trabajaremos juntos para defender los intereses del sector", comenta Maroto.

La Comisión Europea ya ha aprobado cuatro licitaciones para permitir el almacenamiento del aceite de oliva, de las cuales dos ya se han efectuado. Sin embargo el resultado no ha sido el esperado. "No estamos contentos con las dos primeras licitaciones. No se ha retirado el volumen de aceite necesario para influir en el precio", comenta Planas.

La siguiente tendrá lugar a finales de enero y desde el Gobierno aseguran estar en contacto con la UE para que el sector se estabilice y se produzca un repunte de precios. "El año pasado se recogieron 1,2 millones de toneladas, este año se espera que la producción sea menor pero hay un stock de 750 toneladas y debemos actuar para evitar que los precios vayan hacia abajo", comenta el ministro de Agricultura en funciones.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2020 - 16:58 h

Descubre nuestras apps

stats