La portada de mañana
Acceder
Trombos y coronavirus: los cardiólogos explican por qué hay que seguir vacunándose
El plan de Escrivá para la jubilación anticipada
Opinión - La democracia española no nació en 1978, por Ignacio Escolar
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

BASF sube el beneficio neto un 101 % en los tres primeros trimestres

Varias banderas con el logo del grupo químico alemán BASF ondean delante de un edificio corporativo en Ludwigshafen (Alemania).

EFE

Fráncfort (Alemania) —

El grupo químico alemán BASF subió en los tres primeros trimestres el beneficio neto atribuido un 101 %, hasta 8.777 millones de euros, por su participación en la compañía de petróleo y gas Wintershall DEA y desinversiones.

No obstante, BASF informó hoy de que el resultado operativo bajó en el mismo periodo un 34 % (3.682 millones de euros) y las ventas cayeron un 1 % (46.566 millones de euros), por los bajos precios de productos químicos y materiales, especialmente del isocianato.

"La incertidumbre en el mercado y la cautela de los clientes en los pedidos también tuvo importancia" en los resultados, dijo la compañía alemana en un comunicado.

BASF añadió que la demanda de clientes de sectores clave no se ha recuperado, pero que pudo mantener el volumen de negocios por la mejora de las ventas de la división de soluciones agrícolas y de la división de lacas y materiales para baterías para eléctricos y para la industria química.

El beneficio neto bajó en el tercer trimestre un 24 %, hasta 911 millones de euros, ante unas condiciones geopolíticas desafiantes.

En el tercer trimestre BASF tuvo un efecto extraordinario positivo de 257 millones de euros (75 millones de euros un año antes) por la ganancia de la venta de su participación en la química Klybeck en Basilea (Suiza).

El presidente de BASF, Martin Brudermüller, destacó que el conflicto comercial entre EE.UU. y China pesa especialmente en sus negocios.

Además, añadió, hay incertidumbres relacionadas con el "brexit". Todos estos eventos actúan como un freno sobre la economía, no sólo en países exportadores en Europa.

Brudermüller dijo que EE.UU. también atraviesa una notable desaceleración y el crecimiento en China continúa, pero a un ritmo más lento.

La producción de la industria automovilística mundial bajó de nuevo en comparación con el ya bajo nivel a finales de la primera mitad del año.

Brudermüller también consideró que el 2019 es un año de transición para BASF, que van a usar para implementar la estrategia empresarial.

Y confirmó los pronósticos para el 2019 de una pequeña caída de las ventas y una notable bajada del resultado operativo antes de extraordinarios.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2019 - 11:21 h

Descubre nuestras apps

stats