DATOS

Peluquerías, industria y construcción salen de los ERTE mientras bancos y medios de comunicación los amplían

Peluquerías, industria y construcción salen de los ERTE mientras bancos y medios de comunicación los amplían

La desescalada gradual de las medidas de confinamiento a partir de mayo tiene muchas caras. La del reencuentro con los seres queridos, pero también las agendas repletas de numerosas peluquerías, las terrazas tomando de nuevo las aceras y el regreso de algunos comercios minoristas. Para casi 400.000 trabajadores, mayo ha sido el mes en el que han regresado a la actividad tras pasar por un ERTE. Algunos sectores comenzaron ya el pasado mes la 'deshibernación' de sus plantillas, con el término de sus expedientes de regulación temporal de empleo, mientras que otras actividades los ampliaban. Al final de mayo, los ERTE aún alcanzaban a casi tres millones de trabajadores en toda España.



Los ERTE han sido –y siguen siendo– el principal instrumento laboral que han utilizado las empresas para aguantar la crisis por la pandemia del coronavirus. A finales de abril se produjo el pico de personas incluidas en estos expedientes temporales, 3,4 millones, que vieron suspendidos sus contratos o sufrieron una reducción de sus jornadas. Al concluir abril, el saldo de destrucción de puestos de trabajo desde el estallido de la pandemia era de casi 950.000 trabajadores afiliados menos.

En mayo, con la entrada en las distintas fases de la desescalada, los trabajadores afectados por estos expedientes han comenzado a descender. Así es en términos globales: en realidad, los ERTE por fuerza mayor –que son la inmensa mayoría– han disminuido, mientras que han aumentado aquellos por causas ETOP (económicas, técnicas, organizativas o de producción).

A 31 de mayo, había un total de 2.998.970 trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo, un 15,5% menos que a finales de abril. En número de personas, supone la vuelta a la actividad de casi 390.000 trabajadores. El 87% de ellos, algo más de 2.615.000 personas, estaban afectados por un ERTE de fuerza mayor y otros 382.000 trabajadores, por expedientes por causas ETOP.

La desescalada es muy distinta por sectores

Tras el acuerdo que amplió los ERTE hasta el 30 de junio, el Gobierno negocia en estos días con los sindicatos y la patronal su prolongación a partir de esa fecha. El Ejecutivo propuso esta semana a los agentes sociales extender los expedientes por el momento hasta el 30 de septiembre y decidir en estos meses qué sectores requieren de una ampliación mayor, que podría alcanzar el final de año en determinadas actividades, según expresó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La patronal considera que la prórroga por tres meses más es insuficiente y reclama que los ERTE lleguen hasta diciembre.

El Ejecutivo defiende aplicar un enfoque sectorial en la prolongación de los expedientes de regulación por la COVID-19 y de las ventajas asociadas a estos, es decir, las exoneraciones de cuotas a las empresas y la mayor protección por desempleo de los empleados. Y es que, aunque los ERTE se han desplegado de manera muy amplia, hay importantes diferencias en su alcance por sectores económicos y también en su 'deshibernación' en estos primeros pasos hacia la "nueva normalidad".

En algunas actividades, las empresas retornaron a la actividad en mayo a más del 30% de los trabajadores que estaban en ERTE por el coronavirus en abril, como mostró el ministro José Luis Escrivá en su presentación de los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social.

En el minuto 1.53 del vídeo del tuit pueden consultarse cuáles son los diez sectores que más revirtieron sus ERTE el pasado mes: la fabricación de productos de caucho y plásticos está a la cabeza (con la vuelta a la actividad de casi la mitad de los empleados afectados por ERTE), seguida de la fabricación de vehículos de motor (con el retorno de algo más del 40%) y otros servicios personales (algo menos del 35%). En "otros servicios personales" se encuentran incluidas las peluquerías, como recordó el ministro Escrivá, que han experimentado una rápida vuelta a la actividad.

La construcción se cuela en dos ocasiones en este 'top 10', con la salida de uno de cada tres trabajadores de los ERTE aplicados en la construcción de edificios y en las actividades de construcción especializada.

Aunque con menos nivel de detalle, los datos sobre ERTE facilitados por la Seguridad Social muestran cómo han evolucionado en todos los sectores: algunos presentan una 'deshibernación' más rápida y otros, lejos de recuperarse, siguen aumentando el número de empleados afectados por estos expedientes.



Las industrias extractivas, con la reducción de 673 trabajadores en ERTE respecto a finales de abril, son las que más han disminuido sus empleados en ERTE, con una caída del 43% respecto a abril. A continuación figuran la agricultura, ganadería, caza, selvicultura y pesca (-37%), con el retorno a la actividad de 3.544 empleados; otros servicios (-91.708 empleados en ERTE) y la construcción (-93.400), ambos con una disminución de trabajadores en ERTE superior al 30%.

A los sectores con una mayor reactivación laboral les siguen actividades con una reincorporación –a su puesto o a su horario habitual– de entre el 20% y el 10% de sus trabajadores en ERTE aproximadamente, como las actividades sanitarias y de servicios sociales, el comercio y la industria manufacturera.

Otras actividades apenas devolvieron a su personal al trabajo en mayo o mantuvieron el número de empleados en ERTE. Es el caso de la hostelería, donde solo cayó un 6% el número de trabajadores en expedientes de regulación temporales, aunque en términos absolutos es una cantidad muy abultada (56.970 personas). También de las actividades artísticas (-2%) y la educación (0,5%).

Por último, hay tres sectores que aumentaron la aplicación de ERTE en sus plantillas el mes pasado. En primer lugar, información y comunicaciones (+12%, 5.578 personas más), las actividades financieras y de seguros (8%, 686 trabajadores) y el transporte y almacenamiento (+5%, 6.420 empleados).

Los más afectados por los ERTE

Las cifras de la salida de trabajadores de ERTE nos da una imagen de qué sectores se están reactivando ya. Por otro lado, los datos totales de empleados afectados en estos expedientes respecto el total de afiliados en cada actividad nos permiten observar el daño que la pandemia ha ocasionado a la actividad de cada uno de ellos.

Como se repite en estos días, el turismo –clave en la economía española– es uno de los ámbitos más alcanzados: los servicios de alojamiento tenían al 84% de su personal en ERTE al terminar mayo, casi 220.000 personas, y actividades de agencias de viajes y operadores turísticos, al 75% (32.500 trabajadores).

También destaca el parón de las actividades de juegos de azar y apuestas, con el 80% de sus empleados incluidos en expedientes temporales, 24.174 personas, así como los servicios de comidas y bebidas, donde los ERTE alcanzan a 655.849 empleados, el 75% del total de trabajadores.



Etiquetas
Publicado el
5 de junio de 2020 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats