eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los fabricantes de coches necesitan dar salida a miles de unidades obsoletas de diésel antes de septiembre

El presidente de la asociación de vendedores Ganvam cree que hay unas 50.000 unidades con motor de gasóleo que tienen que matricularse antes del 1 de septiembre

En esa fecha entra en vigor un nuevo sistema de tests de homologación mucho más riguroso tras el escándalo del dieselgate

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Puerto de Santander invertirá 23,3 millones este año, el 60% en el muelle 9 de Raos

Imagen de archivo del Puerto de Santander.

En pleno debate sobre el futuro del diésel, y mientras el nuevo Gobierno promete liquidar "progresivamente" las ventajas fiscales para este combustible, los fabricantes de coches necesitan dar salida a miles de vehículos con motores de gasóleo que van a quedarse obsoletos el 1 de septiembre, cuando entra en vigor un nuevo sistema de tests de homologación a escala europea más riguroso.

Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), define este asunto como "un problema de entre 80.000 y 100.000 coches", incluyendo pequeñas furgonetas comerciales, de los que "en torno al 50% son diésel". Sin avanzar estimaciones concretas, la patronal de concesionarios, Faconauto, confirma que son "miles de unidades".

Se trata de vehículos que no cumplen los estándares del nuevo sistema de tests de homologación WLTP, pensado para aportar cifras de consumo de combustible y emisiones mucho más precisos tras el escándalo del dieselgate del grupo Volkswagen. La patronal de fabricantes, Anfac, subraya que "la normativa europea permite, para gestionar el stock de los vehículos que no cumplan con la normativa, la posibilidad de continuar matriculándolos durante un año más con un límite de volumen" de un 10% de lo puesto en el mercado el año anterior o un 30%, en el caso de las furgonetas.

Según el presidente de Ganvam, esos cerca de 100.000 vehículos van "aparte" de esa excepción que fija la normativa europea. Se trata de unidades que los fabricantes ya "han vertido en la red de ventas" o lo van a hacer en las próximas semanas para matricularlos antes de septiembre y "luego el mercado tendrá que ir absorbiendo".

Por lo pronto, esa avalancha de unidades supone, según Vidal de la Peña, un "fuerte" golpe para las redes oficiales de venta, que han tenido que "adelantar el dinero" en un momento en el que además suelen cargarse de stock extra ante la proximidad de agosto, que suele ser un mes "inhábil en las marcas".

Todo esto, mientras se suceden los pronósticos oscuros sobre el futuro del diésel, lleva a que en el sector se califique la actual coyuntura de "tormenta perfecta" para este combustible. Hace una semana, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aventuró que tiene "los días contados" y que su "impacto" en la calidad del aire "es lo suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida".

Esas declaraciones han puesto en pie de guerra al sector. Anfac (cuyo vicepresidente ejecutivo, Mario Armero, se había reunido la víspera con la ministra) pidió "moderación" al Ejecutivo y alertó "de las graves consecuencias en empleo, industria y cambio climático de los posibles vetos" a una tecnología que, según sus datos, está vinculada a "más de 40.000 empleos y 17 fábricas de automóviles en España". El país, segundo fabricante europeo y octavo del mundo, ensambla más de 1,2 millones de vehículos diésel al año, que suponen el 42% de su producción.

Ocaso inminente

No obstante, la ministra no hacía sino hacerse eco de los estudios que anticipan un ocaso inminente del diésel. La consultora estadounidense AlixPartners  pronosticaba hace unas semanas que solo supondrá un 5% de las ventas globales de coches en 2030. Hace un año cifraba esa cuota en el 9%.

Según el presidente de Ganvam, es difícil cuantificar el impacto de las declaraciones de Ribera en la demanda de coches diésel, pero lo que él califica de campaña de "demonización" ya impacta "de forma clara y directa" en las redes de ventas. Una afirmación que comparte Faconauto, que cree que las palabras de Ribera "han venido en el peor momento" y "van a tener repercusión inmediata en las matriculaciones, pero no a medio plazo".

En el caso de las miles de unidades que no cumplen el nuevo estándar de tests, su destino probable, indica Faconauto, será la automatriculación para su posterior venta como kilómetro cero. El presidente de Ganvam vaticina que esas operaciones van a propiciar un alza "ficticia" de las matriculaciones en julio y agosto "que hará que parezca que el mercado crezca una barbaridad".

Esa previsible subida se va a sumar a los buenos datos del primer semestre, en el que, según datos publicados este martes por la patronal europea de fabricantes, sitúan a España como  líder en crecimiento de ventas entre los grandes mercados europeos y el único que sube a doble dígito (10,1%).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha