El fondo australiano IFM lanza una opa sobre el 22,69% de Naturgy por 5.060 millones

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

El fondo australiano IFM Global Infraestructure Fund, uno de los gigantes mundiales de la inversión, ha comunicado a Naturgy su voluntad de lanzar una oferta pública de adquisición (opa) parcial dirigida al 22,69% de las acciones del grupo energético por más de 5.000 millones de euros, según ha anunciado este martes la multinacional energética española (antigua Gas Natural) a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Tras la apertura del mercado, la cotización de Naturgy se ha disparado cerca de un 20% y ha recuperado todo lo perdido desde que comenzó la crisis del coronavirus.

La oferta, "no solicitada" por Naturgy y calificada de "amistosa" por IFM, asciende a 23 euros por acción en efectivo, lo que implica una contraprestación máxima de 5.060 millones. La propuesta requerirá entre otras autorizaciones del visto bueno del Gobierno a través de la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La operación va a requerir del visto bueno del Consejo de Ministros en aplicación del mecanismo de blindaje de empresas estratégicas que se aprobó en marzo de 2020, tras el estallido de la pandemia, para vigilar la toma de participaciones superiores al 10% en empresas de determinados sectores por parte de inversores extranjeros. La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha indicado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que el Gobierno esperará a contar con la petición formal por parte del fondo australiano para conocer "más detalladas las pretensiones" de IFM y "tomar una posición" respecto a la operación una vez "se comunique al Gobierno por los cauces habituales", ya que es todavía "prematuro" para pronunciarse.

El precio ofrecido por IFM implica una prima del 19,7% sobre la cotización de Naturgy del lunes (19,22 euros), del 22,7% con respecto al precio del último trimestre (18,74 euros) y del 28,9% con respecto a los últimos seis meses. El oferente considera que esa contraprestación cumple las condiciones para ser considerada un "precio equitativo", lo que se justificará mediante un informe de valoración de un experto independiente.

Oferta "no solicitada"

Naturgy ha remitido una nota a la CNMV en la que indica que ha conocido "esta misma mañana" los términos y condiciones de esta oferta "no solicitada" y que su consejo de administración de se pronunciará sobre ella "cuando lo considere oportuno y, en cualquier caso, cuando sea legalmente preceptivo". La compañía que preside Francisco Reynés ha contratado como asesores en este proceso a Citi y Freshfields y continuará operando sus negocios "en el mejor interés de sus accionistas", teniendo en cuenta los condicionantes derivados del proceso de oferta.

Los fondos CVC y GIP y la familia March, que entre los tres controlan un 41,3% de las acciones de Naturgy, “se han obligado con el Oferente a no aceptar la Oferta”. GIP tiene un 20,6% de Naturgy y CVC y los March, otro 20,7% que adquirieron en 2018 a Repsol y que controlan a través de un vehículo de Luxemburgo del que el fondo británico cuenta con un 75% y el resto pertenece a la Corporación Financiera Alba, de los multimillonarios de origen mallorquín.

Falta por conocer la opinión de los otros accionistas de referencia del grupo Naturgy, que son Criteria (hólding de inversión de Caixabank), accionista histórico y dueña del 24,8%, y la argelina Sonatrach (4,1%).

La efectividad de la oferta está supeditada a recibir las correspondientes autorizaciones regulatorias y de competencia, así como a alcanzar un nivel mínimo de aceptación de, al menos, 164.834.347 acciones, equivalentes al 17% del capital social de Naturgy. Con ese porcentaje, IFM pediría dos puestos en el consejo de administración de la energética española.

Fuentes cercanas a IMF indican que su oferta es "amistosa" y no ha existido ninguna negociación ni concertación con los fondos que ya se han comprometido a no acudir. Su propuesta "se dirige a los minoritarios e institucionales" y no va dirigida al paquete de Criteria, según esas fuentes, que destacan que el fondo australiano tiene vocación de largo plazo, con un componente muy marcado de apoyo a la sostenibilidad. IMF, que se ha comprometido a que todas sus participadas tengan emisiones creo en 2050, tiene como objetivo "apoyar" a la dirección de Naturgy y no "marcar un nuevo rumbo" en su gestión, señalan esas fuentes.

“Como una gran energética global y diversificada, Naturgy está perfectamente alineada con los principios y objetivos centrales de IFM como inversor a largo plazo”, ha señalado en una nota Jaime Siles, vicepresidente de IFM. “Creemos que la transacción propuesta es en el mejor interés de los accionistas que deseen vender sus acciones, puesto que pueden obtener un precio elevado por sus acciones, y también en el mejor interés de Naturgy, puesto que su consejo de administración y su equipo gestor se podrán beneficiar del apoyo y la experiencia de IFM en un momento en que Naturgy lidera el camino hacia la transición energética”.

El fondo australiano, que financiará la mayor parte de la adquisición mediante compromisos de capital de sus inversores y el resto mediante deuda bancaria de adquisición, va a lanzar su opa a través de sociedades radicadas en Luxemburgo y Holanda y controladas desde Islas Caimán.

Con presencia en sectores como el aeroportuario, infraestructuras, puertos o energía, IFM es propiedad de un grupo de fondos de pensiones australianos y es una de las mayores firmas de inversión en el mundo. En los últimos años ha comprado en España el 49% de Aqualia, filial de tratamiento de aguas de FCC, y la antigua filial de concesiones de la constructora OHL, rebautizada como Aleatica.

Etiquetas

Descubre nuestras apps