El gigante de los seguros Allianz hace limpieza de "jefecitos" por la digitalización

Banderas en la sede de Allianz en Alemania.

¿Puede una empresa tener demasiados jefes? En tiempos de la digitalización, parece que sí. Allianz, el gigante de los seguros europeo, es un buen ejemplo. De lo contrario, su CEO, Oliver Bäte, no habría dicho que en su empresa, de aquí a diez años, no habrá más que "cinco o seis niveles" en la jerarquía. Esto pasa por hacer recortes en puestos de jefes intermedios.

No se puede decir que Allianz esté pasando un bache que justifique recortar puestos de directivos intermedios. En 2019, la firma alemana – que cuenta con 147.000 empleados en todo el mundo –, registró un volumen de negocio de 142.000 millones de euros, según los datos presentados por Bäte en Múnich a finales del pasado mes. Ese montante representa un 8% más que el realizado en el ejercicio anterior. Los beneficios de Allianz alcanzaron los 7.914 millones de euros en 2019, un 6% que en 2018.

Sin embargo, la digitalización del sector de las finanzas – que incluye también los servicios de la aseguradora germana – ya está aquí. Bäte lo sabe y, por lo visto, tiene que preparar a 'su' gigante de los seguros. De ahí, por ejemplo, que Allianz tenga prevista una inversión de 3.600 millones de euros en tecnologías de la información.

Además, a partir de este año la empresa cuenta con un nuevo sistema de reconocimiento de satisfacción de clientes. "En un mundo más digitalizado, la satisfacción de los clientes y la transparencia es lo que te salvará", según Bäte.

La digitalización también obliga a repensar la estructura de la compañía. Hace una década, había una docena de niveles en la jerarquía de la empresa. Según lo apuntado por Bäte a finales de febrero, esa estructura se va a simplificar, algo que amenaza a jefes intermedios.

"Sabemos que en el momento en que reducimos complejidad, todo es más rápido y más barato y parte de nuestra rentabilidad pueden entonces invertirse en obtener mejores márgenes", según ha explicado Bäte. A cuenta de sus palabras, el diario muniqués Süddeutsche Zeitung titulaba en su información sobre la reciente presentación de resultados de Allianz: "Demasiados jefecitos".

Allianz parece necesitar hacer recortes, no entre los miembros de su mano de obra situados en los niveles más bajos de su jerarquía – donde normalmente otras empresas comienzan a aplicar la austeridad –, sino en niveles más bien altos. Es más, en su conferencia de prensa anual del pasado mes, Bäte salía en defensa de los puestos de trabajo más básicos para la empresa como, por ejemplo, los de los centros de llamadas.

"Se dice que en un mundo digital Allianz no necesitará humanos, o que en el futuro todos estaremos hablando con robots-chats. No es así, eso es un sinsentido", según Bäte. Con todo, el CEO de Allianz no está reinventando la rueda con su deseada simplificación de jerarquías en la multinacional aseguradora.

"Desde hace unos quince o veinte años, en el sector de las finanzas se está produciendo un continuo desmantelamiento en la fuerza de trabajo", dice a eldiario.es Stefan Lücking, investigador de la Fundación Hans Böckler, una organización centrada en el estudio del mundo laboral con sede en Düsseldorf.

Estudios de esta fundación prueban que en ese sector se está produciendo un "desplazamiento de las capacidades técnicas en favor de la gente que está detrás de los software en las empresas, mientras que hay una reducción de otros trabajos especializados", según Lücking.

A su entender, la reestructuración que Bäte ha reconocido tener pensada para Allianz podría ser "una consecuencia de estos cambios". Porque lo que antes hacía o decidía un jefe intermedio en base a su experiencia acumulada en el trabajo ahora puede hacerlo "el análisis de Big Data a cargo de sistemas de Inteligencia Artificial", señala Lücking.

La digitalización frente a trabajadores de cuello blanco

En cadenas de montaje, digitalización y robotización ponen en peligro los empleos conocidos hasta ahora de los trabajadores de cuello azul. Sin embargo, en sectores como el de las finanzas, los amenazados son los trabajadores de cuello blanco.

"En el siglo XIX, Frederick W. Taylor desarrolló un sistema para reducir la necesidad de trabajo manual en la producción industrial en favor de la eficacia", explica Lücking, "Pero desde los años 50, sin embargo, los estudios se están centrando en racionalizar los puestos de gestión para ganar en eficiencia, y ésto mismo es lo que se está planteando ahora en el sector de las finanzas. En esto, la digitalización es una herramienta", abunda el investigador de la Fundación Hans Böckler.

En Allianz, de momento, se conocen pocos detalles sobre las novedades que implicará para la estructura de la empresa la "limpieza de jefecitos" que ha dado a entender Bäte. "Discutiremos sobre todos los cambios próximamente", ha avanzado el CEO de Allianz, que no quiere que cunda el pánico en sus empleados, de los cuales sólo en Alemania se cuentan 27.000.

Los observadores económicos no tienen dudas sobre la necesidad de Allianz de perder lastre en un mercado de los seguros donde la competencia no para de crecer. "El mercado de los seguros está cambiando: ahora también ofrecen seguros fabricantes de coches como Volkswagen o fabricantes de muebles como IKEA", ha señalado en el Süddeutsche Zeitung el periodista económico Hebert Fromme. Éste no se olvidaba de que en tiempos de la digitalización, también son competencia para Allianz gigantes tecnológicos como Amazon o Google.

Para hacer frente al mundo digital, Oliver Bäte tiene que poner su empresa a dieta. Según ha recordado a cuenta de las intenciones del CEO de Allianz la revista económica Manager Magazin: "La estructura de la dirección tiene que adelgazar".

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2020 - 20:50 h

Descubre nuestras apps

stats