Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

El grupo húngaro Magyar Vagon lanza una oferta de compra por Talgo por 619 millones pese a la oposición del Gobierno

Talgo Vittal

Economía

5

El grupo húngaro Ganz-Mavag (Magyar Vagon) ha presentado oficialmente ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una Oferta Pública de Adquisición (OPA) para adquirir el 100% de las acciones de Talgo por 619 millones de euros. “La contraprestación ofrecida por el oferente a los titulares de las acciones de la sociedad afectada es de 5 euros por cada acción y se abonará íntegramente en efectivo”, señala el documento que ha enviado la compañía húngara a la CNMV.

El consejo de administración de Talgo ha confirmado por unanimidad que “la oferta es amistosa y que la contraprestación ofrecida es atractiva para los accionistas de Talgo, expresando una opinión preliminar favorable”, ha respondido la compañía a la oferta de la empresa húngara.

“Los consejeros dominicales representantes de Pegaso Transportation International S.C.A. han expresado al consejo de administración de Talgo la intención de Pegaso Transportation International S.C.A. de aceptar la Oferta con la totalidad de su participación en Talgo”, señala la compañía. Pegaso Transportation International S.C.A. es el vehículo inversor que utilizó el el fondo Trilantic para convertirse en el principal accionista de Talgo, con el 40% del capital, desde 2006. Desde que trascendiera el pasado mes de noviembre el interés de los húngaros, el consejo no se ha mostrado en ningún momento contrario a la operación. .

Los húngaros ya consiguieron este miércoles cerrar un preacuerdo con la banca para lograr así esquivar el principal obstáculo que la CNMV le puso a su primera intención de presentar esta operación a principios de febrero. En concreto, encontró un problema regulatorio a la misma: que los bancos pueden cancelar sus préstamos con Talgo si cambia el propietario de la compañía. En las cuentas de la compañía figuran 23 entidades con unos créditos de 329 millones de euros.

Sin embargo, Ganz-Mavag, liderada por los empresarios György Bacsa y András Tombor, ha convencido a la banca para seguir apostando por el proyecto de Talgo, incluso si esta cambia de manos, lo que supondrá un precedente de cara a la decisión del Gobierno de vetar o no esta operación.

Oposición del Gobierno

De hecho, el el ministro de Transportes, Óscar Puente, ha expuesto sin ambages la posición contraria del Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Se hará todo lo posible” en el el Consejo de Ministros para truncar esta operación. El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, insistió en que Talgo es una empresa “estratégica” por su papel “fundamental” en la movilidad ferroviaria del país y afirmó que el Gobierno lo va a “defender”.

La intención de los húngaros es aprovechar la tecnología de Talgo en la alta velocidad para aumentar su capacidad, ahora bastante limitada frente a otros gigantes europeos como Alstom. De hecho, la compañía acumula casi dos años de retraso para la entrega a Renfe de los trenes Avril y por la cual podría tener que asumir una indemnización de 116 millones de euros.

En cualquier caso, el escudo anti-OPAS del que dispone el Gobierno español podría vetar la operación, incluso aunque el comprador sea europeo, si bien tendrá que argumentar muy bien su decisión para evitar futuros litigios. De momento, el Ejecutivo ha apuntado que podría haber inversores rusos detrás y también pesa el hecho de que Ganz-Mavag esté participado al 45% por el polémico Gobierno de Viktor Orbán.

Etiquetas
stats