Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

IEE baja hasta el 2,1 % el crecimiento en 2019 y advierte de posible "empleocidio"

IEE baja hasta el 2,1 % el crecimiento en 2019 y advierte de posible "empleocidio"

EFE

Madrid —

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha rebajado hoy en dos décimas su previsión de crecimiento de la economía española, hasta el 2,1 %, y ha advertido del riesgo de cometer un "empleocidio" si aplica la "contrarreforma" laboral anunciada por el Gobierno.

En la presentación del informe semestral de coyuntura económica del IEE, su presidente, José Luis Feito, ha apuntad que la economía crecerá este año el 2,6 % -en línea con la previsión del Gobierno-, pero se ralentizará "significativamente" en 2019 por la gradual desaparición y eventual reversión de los estímulos expansivos exteriores y a la ausencia de reformas internas.

Además, ha advertido de que la situación puede empeorar aún más, especialmente a partir de 2020 si, tal y como ha anunciado el Gobierno, se aumentan el gasto público y los impuestos directos, sube el salario mínimo, se reimplantan los registros horarios y se destopan cotizaciones y pensiones.

Con estas medidas se recompondría "el arma de destrucción masiva de empleo" que multiplicó por tres el paro en la crisis anterior para cometer un "verdadero empleocidio", cuyos "efectos más devastadores" se notarán "cuando se atisbe en el horizonte la posibilidad de una recesión, por suave que sea".

Concretamente, considera que si se sube el salario mínimo, el nivel de paro estructural aumentará y se elevarán significativamente los costes laborales, que en sectores como el agrario, textil y calzado, limpieza, y hostelería y restauración, y en determinadas provincias son "totalmente inasumibles".

Para evitar comparaciones con otros países, ha explicado que España es el segundo país europeo, tras Portugal, con mayor porcentaje de trabajadores no cualificados, cerca del 30 % de la población activa.

En su opinión, una de las principales consecuencias de la anunciada subida del salario mínimo -que a su juicio ya se ha empezado al observar- será el aumento de la contratación a tiempo parcial involuntaria, tanto de contratos temporales como indefinidos.

El IEE prevé que el empleo crezca este año un 2,4 %, un ritmo que no se ha alimentado de burbujas financiera o inmobiliaria, y que lo haga al 1,9 % en 2019 (con un desempleo medio del 14,2 %) sostenido por la construcción residencial, que "tiene una inercia que no se revisa rápidamente".

"No se va a lograr un crecimiento inclusivo con medidas que pongan límites al crecimiento del empleo y que limite las horas que trabajan los empleados y, por tanto, la renta que pueden conseguir", ha defendido.

Considera que la "contrarreforma" que planea el Gobierno afectará incluso a las exportaciones, cuyo crecimiento en años anteriores se debió en gran medida (20 %, ha cifrado) a medidas derivadas de reformas laborales anteriores.

En cuanto a las pensiones, aboga por imponer una tasa de sostenibilidad, aumentar la edad de jubilación gradualmente y contemplar toda la vida laboral a la hora de calcular su importe, algo que "sería bueno incluso para el trabajador".

"No hay combinación posible de impuestos" que puedan hacer frente al incremento de los costes del sistema, que, a su juicio, con las medidas anunciadas y sin una profunda reforma será insostenible en "seis o siete años".

Para Feito, "el lunar más preocupante" de la economía española durante este año ha sido la falta de ahorro en el sector privado y sobre todo en el público, y los consiguientes elevados niveles de deuda y déficit públicos.

Según el IEE, este año el déficit cerrará en el 2,7 % del PIB, mucho mas elevado que el previsto en el programa de estabilidad y que "esencialmente es estructural", y en el 2,2 % en 2019 si se prorrogan los actuales presupuestos generales.

"Esta es una fuente de vulnerabilidad porque cuando llegue la próxima etapa recesiva, que llegará antes o después, la política monetaria del BCE no podrá estimular la economía", ha defendido.

En su opinión, lo más probable es que la próxima etapa recesiva llegue porque se irán normalizando los tipos de interés y aumentará considerablemente la parte del gasto público que habrá que dedicar a pagar la deuda, así que habrá que incurrir en un déficit mucho más elevado.

En su opinión, la subida de impuestos directos "no es la receta adecuada para tratar desequilibrios presupuestarios" y ha asegurado que "en el mejor de los casos" los incrementos propuestos por el Gobierno generarían la mitad de recaudación de lo que prevé.

Además, considera un "grave error" que España no se coordine "rigurosamente" con la UE para crear impuestos como la llamada "tasa Google".

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2018 - 13:28 h

Descubre nuestras apps

stats