El ingreso mínimo vital avanza para ser más que una renta: llega el segundo paquete de proyectos de inclusión

Imagen de archivo del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

Laura Olías


4

Segundo paquete de proyectos piloto para hacer del ingreso mínimo vital (IMV) algo más que una ayuda económica. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el real decreto con otros 18 'itinerarios de inclusión', tras la primera tanda de 16 convenios piloto, con diferentes proyectos para favorecer la inclusión social de “unas 130.000 personas beneficiarias” de la renta mínima estatal, explican a elDiario.es en la Seguridad Social. El Ministerio que dirige José Luis Escrivá va a someter los proyectos a una evaluación externa para analizar cuáles son las políticas más exitosas y, más adelante, ampliar su implantación.

Los otros millones de "vulnerables" más allá del ingreso mínimo vital que se ven lastrados por los precios disparados

Los otros millones de "vulnerables" más allá del ingreso mínimo vital que se ven lastrados por los precios disparados

Estos 18 proyectos se desarrollarán junto a siete comunidades autónomas (Andalucía, Catalunya, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra y Comunidad Valenciana); dos ayuntamientos (Santander y Sevilla) y nueve entidades del tercer sector (Cáritas, CEPAIM, Cruz Roja, EAPN, EAPN Canarias, Fundación La Caixa, Ayuda en Acción, Fundación Bofill y Fundación Esplai), responden a este medio en el Ministerio de Inclusión. Los proyectos cuentan con una financiación de “102 millones de euros”, que proceden del Plan de Recuperación y Resiliencia. 

Los nuevos proyectos se suman a los 16 previos ya aprobados, de los que resultan un total de 34 itinerarios de inclusión piloto con los que el departamento que dirige Escrivá experimentará varias estrategias y políticas para favorecer que las personas beneficiarias del IMV salgan de la situación de pobreza y exclusión.

En total, todos los proyectos alcanzarán a casi “uno de cada cuatro beneficiarios del ingreso mínimo vital”, estiman en el Ministerio. Dado que el ingreso mínimo alcanza a unas 1,1 millones de personas en estos momentos, el colectivo involucrado en estos proyectos rondará las 300.000 personas.

Más que una ayuda para salir de la pobreza

El IMV supone para los hogares beneficiarios una ayuda económica mensual, que garantiza un suelo mínimo de ingresos a las familias, en una situación de pobreza severa. En 2022, la renta mínima garantizada cuenta con catorce umbrales desde los 492 euros mensuales para los hogares de una sola persona adulta. Hasta junio, estas cantidades han aumentado un 15% debido al impacto económico por la guerra en Ucrania.

Pero el IMV pretende ser mucho más, insisten desde el Ministerio de Inclusión. El objetivo es que el ingreso mínimo vital consista en una prestación económica para los hogares, pero también en itinerarios de inclusión adaptados a sus circunstancias para favorecer que salgan de la pobreza y exclusión. Por ejemplo, mediante un empleo, ayudas a los estudios de los menores, políticas de conciliación y cuidado, desintoxicación si hay personas con problemas de adicción, etc.

El real decreto que se aprueba este martes recoge 18 itinerarios de inclusión que han resultado del estudio de “casi 150 propuestas” que llegaron al Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones.

A falta de conocer el detalle de cada uno de estos pilotos, que el Ministerio irá presentando con las administraciones y entidades colaboradoras, en el departamento que dirige José Luis Escrivá responden que incluyen proyectos sobre “digitalización, acompañamiento social, educación, y empleo”, entre otras materias. 

Evaluación externa antes de ampliar los itinerarios

Los proyectos piloto se someterán a una evaluación externa para analizar cuáles han sido “los más eficaces y eficientes” y que este estudio se tenga en cuenta de cara a la implantación futura y más extensa de los itinerarios de inclusión del IMV, indican en el Ministerio.

A comienzos de año, el ministro Escrivá y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, firmaron un convenio para la realización de investigaciones sobre los itinerarios de inclusión social. El convenio fue impulsado por la Secretaría General de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social y la Fundación Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI).

Además, el Ministerio de Inclusión también anunció que en el desarrollo y evaluación de estos proyectos piloto colabora con J-PAL Europa, “con gran experiencia en el conocimiento de la metodología de ensayos de control aleatorio vinculada a la reducción de la pobreza y desigualdad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats