Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Supremo quiere juzgar a Puigdemont por terrorismo "de baja intensidad"
La industria de la carne lleva años pagando para bloquear políticas climáticas
Un paso más del Supremo contra la ley de amnistía. Opina Javier Pérez Royo
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Israel y España construyen la mayor planta de energía solar en el Neguev

Israel y España construyen la mayor planta de energía solar en el Neguev

EFE

Ashalim (Beersheva) —

0

A dos horas al sur de Jerusalén, cerca de la ciudad de Beersheva y rodeada por el desierto del Neguev, está la que será la mayor planta termo solar de Israel, un proyecto con una alta contribución española.

“Este plan comenzó hace siete años, cuando una de las empresas involucradas se salió del sector solar y entró Abengoa. Pero por problemas de financiación, hace un año y medio la española TSK entró como relevo de Abengoa”, asegura Rosana Méliz Gabás, subdirectora del proyecto.

La planta, construida en un 67,5 por ciento por la israelí Shikun & Binui Solel Boneh Infraestructure, y en un 32,5 por la española TSK, se extiende en casi 400 hectáreas, comenzó construirse en julio de 2015 y estará terminada en 2018.

Durante los próximos 25 años estará gestionada de forma privada hasta 2043, cuando pasará a manos del Estado de Israel.

El proyecto consta de tres fases ya construidas y una cuarta en construcción, tiene 454.832 espejos, todos fabricados e instalados por empresas españolas, y 203 kilómetros de tuberías de cristal por donde circula un fluido portador de calor que nunca baja de los 90 grados centígrados.

El complejo aloja dos instalaciones fotovoltaicas, una de ellas todavía sin construir, y otras dos termosolares, que se nutren del sol del desierto del Neguev.

Las primeras funcionan a través de la energía que genera la luz solar y que es recogida por los paneles fotovoltaicos, mientras que las termosolares son aquellas en las que se transforma en electricidad la energía que se desprende del calor.

En estas últimas, el agua a altas temperaturas se convierte en vapor y se conduce a una turbina que genera electricidad, explica a Efe el jefe de Seguridad, Salud y Medio Ambiente del proyecto, Juan Morales de Castilla.

En el caso de la “cilindro parabólicas”, precisa Morales de Castilla, los rayos del sol se reflejan en unos tubos de cristal situados en el centro de la curvatura del espejo colector que calienta un aceite especial que alcanza hasta los 390 grados centígrados.

Para las plantas fotovoltaicas, los paneles recogen directamente la luz del sol para transformarla en electricidad.

“Esta planta genera 440 megavatios al año de energía verde y limpia producida por la radiación solar en el desierto del Neguev”, afirma Didi Paz, director ejecutivo de Neguev Energy.

Sesenta españoles trabajan en este proyecto en pleno desierto, próximo a varias comunidades beduinas, y entre oficinas de casetas prefabricadas en las que ondean la bandera israelí y la española.

“(La comunidad de) Ashalim está muy cerca de las instalaciones y estamos desarrollando muy buenas relaciones con ellos, nos hemos puesto en contacto con sus líderes y les mandamos un estatus del proyecto periódicamente”, sostiene Yuval Saragusty, gerente de Energía, Salud y Seguridad, para despejar dudas sobre las reacciones a esta planta solar.

“Es un proyecto muy interesante porque es el primero en Israel de este tipo. Esperemos que decidan hacer más. Al principio siempre pasa que no entendemos el país, no conocemos la lengua, pero nos ha facilitado mucho el socio que tenemos, el haber conseguido que hagamos un equipo y que podamos terminarlo en un año”, indica Méliz Gabás.

La planta pretende aumentar del 2,6 a un diez por ciento la electricidad del país generada por las renovables para 2020, y al 17 por ciento para 2030.

Etiquetas
stats