La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Madrid y Barcelona presentan un "buen punto de partida" para afrontar la pandemia, según Axesor

Plaza Mayor de Madrid.

PGAC

0

El PIB de Madrid se contrajo un 16% en el segundo trimestre del año, casi cuatro puntos menos que el de Barcelona (-19,8%)

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Tras la reciente publicación de las revisiones de calificación crediticia de Madrid y Barcelona, con una rebaja en ambos casos "A" a "A-" con tendencia a estable, Axesor Rating ha asegurado que tanto Madrid como Barcelona presentan un "buen punto de partida" para afrontar la crisis económica provocada por la pandemia.

La revisión a la baja de ambos ratings subsoberanos se produce por estar limitados al techo del soberano, es decir, como consecuencia de la rebaja del rating de España el pasado mes de septiembre, desde "A" a "A-".

La agencia de calificación ha elaborado un documento para comparar la situación actual y las perspectivas económicas para las dos capitales de España.

El informe destaca que el ritmo de recuperación de la actividad de ambas ciudades se ralentizará por las sucesivas limitaciones a la movilidad y control de aforos para controlar la expansión del Covid-19.

EL PIB DE BARCELONA, CASI CUATRO PUNTOS POR ENCIMA DEL DE MADRID

En concreto, la economía de Madrid se contrajo un 16% en el segundo trimestre del año (1,6 puntos por debajo de la de España), casi cuatro puntos menos que Barcelona, cuyo PIB se redujo un 19,8%. Las dos ciudades se vieron lastradas por el peso que los sectores del turismo, la hostelería y la construcción tienen en su economía.

Respecto a las previsiones a cierre de año, la economía de Barcelona se verá más afectada por el cierre de la hostelería decretado durante varias semanas en los meses de octubre y noviembre para contener la expansión de la pandemia.

Por ello, el PIB de Barcelona caerá un 11,4%, mientras que en Madrid la caída será algo menor, del 10%. No obstante, estas cifras son mejores que las del conjunto de España (-11,8%).

INCREMENTO DEL PARO, PERO INFERIOR A LA MEDIA NACIONAL

Las consecuencias para el mercado laboral serán también nefastas, según Axesor. Al igual que con el PIB, tanto Madrid como Barcelona registrarán un incremento de la tasa de paro inferior al previsto para el país (19,9%).

En la capital de España, la tasa se disparará hasta el 14,22%. De hecho, la última calificación otorgada señala que Madrid cerró el mes de septiembre con un total de 206.575 trabajadores en situación de desempleo, "cifras que remontan al año 2016".

En cuanto a Barcelona, se estima un aumento de tasa de paro de más de cuatro puntos, pasando del 8,5% de 2019 al 12,8% de este año 2020. Cifra que previsiblemente continuará aumentando por el trasvase al desempleo de parte de los trabajadores que permanecen en situación de expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), una vez finalice la última prórroga vigente hasta el próximo mes de enero.

MADRID CUENTA CON UNA "ADECUADA" ESTRUCTURA DE DEUDA

A diferencia de Madrid, que cuenta con una "adecuada" estructura de deuda, compuesta en un 64% por préstamos y en un 36% por emisiones, el perfil del endeudamiento de Barcelona presenta un mayor riesgo. En concreto, el 87% de la misma se corresponde con préstamos y sólo el 13% son colocaciones privadas (8%) y emisiones (5%).

En relación a la deuda, Madrid prevé un incremento de 412 millones de euros en el volumen de emisiones, hasta alcanzar los 2.196 millones de euros en 2021.

El informe apunta a que será precisamente esto lo que permitirá aumentar los ingresos (y con ello el gasto) un 5%, hasta los 5.432 millones de euros; compensando la caída del 2,8% en ingresos corrientes, hasta los 4.962 millones de euros.

De hecho, Axesor espera que el incremento del gasto tensione la situación de superávit fiscal con la que contaba el municipio hasta ahora. El año 2021 culminará, incluso, con un déficit fiscal de 46,4 millones de euros.

Por su parte, Barcelona prevé una caída de su recaudación de casi 200 millones de euros y un incremento del déficit que superará los 300 millones de euros. Asimismo, la ciudad condal cuenta con un elevado nivel de deuda, cuyo volumen asciende a los 769 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 10:48 h

Descubre nuestras apps

stats