ONG de infancia piden al Gobierno una ayuda universal por hijo en España

Imagen de archivo de una niña.  EFE/LUIS TEJIDO/Archivo

Organizaciones sociales dedicadas a los derechos de la infancia han reclamado este jueves al Gobierno que ponga en marcha una ayuda por hijo universal. Más allá del complemento desplegado para las familias en situación de pobreza ligado al ingreso mínimo vital (IMV), la Plataforma de Infancia, Save the Children y UNICEF España han presentado hoy un informe en el que proponen que la inversión sea universal, con una ayuda a la crianza para todos los menores, que pueda destinar más fondos a las familias con menos recursos para combatir la elevada pobreza infantil que presenta el país.

En Europa invierten más en infancia y tienen menos pobreza: qué ayudas por hijo hay en el resto de la UE

En Europa invierten más en infancia y tienen menos pobreza: qué ayudas por hijo hay en el resto de la UE

España es el tercer país de la Unión Europea con mayor tasa de riesgo de pobreza y exclusión social infantil, con un 31,3%, solo por detrás de Rumanía y de Bulgaria, como recordó en un reciente informe Save The Children.

El estudio Por una prestación para la crianza. Escenarios para una deducción fiscal reembolsable en España presentado este jueves recoge la propuesta de las tres organizaciones, que se plasma en una ayuda a la crianza de carácter universal "a través de deducciones fiscales reembolsables en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)".

Este formato permitiría que llegaran fondos públicos destinados específicamente a la infancia a todas las familias con niños (y si se considera más a las que menos tienen) y evitaría la actual situación por la que el Estado deja sin estas ayudas específicas a un amplio número de familias de recursos limitados.

España tiene establecidas deducciones fiscales por hijo, pero hay familias con renta reducida que no están obligadas a hacer la declaración de la renta. Estos hogares que no hacen la declaración no se benefician por tanto de las deducciones y, solo en el caso de las que están en peor situación, afectadas por la pobreza, el Estado articula las ayudas por hijo dentro del ingreso mínimo vital. "En medio queda mucha gente" sin ayudas, como advertía en este tema la catedrática de Economía Olga Cantó.

Reducir la pobreza infantil en la reforma fiscal

Esta prestación universal "contribuiría a aumentar el nivel de apoyo a la crianza de todas las familias, además de reducir la pobreza infantil y la exclusión social a la que se enfrentan muchas familias en nuestro país", apuntan las entidades sociales.

Unidas Podemos ha defendido dentro del Ejecutivo una ayuda por hijo universal, como explicó la ministra Ione Belarra, pero finalmente la ayuda que salió adelante con el Ministerio de la Seguridad Social de José Luis Escrivá fue para familias de escasos recursos. No solo pueden beneficiarse de esta ayuda los hogares beneficiarios del IMV, sino que el Gobierno amplió el umbral de acceso a hogares con hasta el triple de renta.

Las tres ONG especializadas en infancia han celebrado el paso de la ayuda por hijo entre 50 y 100 euros al mes ligada al IMV, pero han pedido al Gobierno de coalición un enfoque más amplio como ocurre en la mayoría de países europeos. "La cuantía media de la prestaciones en la UE-15 se eleva a 1.375 euros anuales (casi 5 veces más) y en países como Alemania alcanza los 2.328 euros. Y, además, son universales. En la mayoría de países de nuestro entorno se considera que todos los niños y niñas merecen una crianza adecuada", destaca el estudio.

Las entidades emplazan al Ejecutivo a que aborde esta cuestión, tanto su posible aplicación como los fondos para financiarla, en la reforma fiscal que va a acometer y para la que se va a asesorar de un comité de expertos y expertas. El coste neto de la reforma planteada por las tres organizaciones en su informe se sitúa entre los 3.717,6 y 11.686,2 millones de euros anuales, dependiendo de la cuantía de la deducción.

"La reforma fiscal que planteamos beneficia a todas las familias con hijos e hijas, independientemente de su composición y número de hijos, así como de su nivel de ingreso. Sin embargo, introduce una mejora proporcionalmente mayor en los hogares con menos ingresos, reduciendo el estigma que supone para estas familias la percepción de prestaciones focalizadas y aumentando así la equidad y la progresividad del sistema. Pero, sobre todo, aseguramos que todas las madres y los padres en nuestro país reciben un apoyo decidido y a largo plazo por parte del Estado para la crianza de sus hijos e hijas", sostiene Andrés Conde, director general de Save the Children.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats