El pacto no escrito de Prisa: Monzón sale, división de la compañía y la posible entrada como accionista de Henneo

Logotipos del Grupo Prisa en una de sus sedes en Madrid

La batalla por el control de Prisa tuvo este lunes un vencedor aparente. Javier Monzón sigue como presidente no ejecutivo del grupo de comunicación tras la votación en la Junta General de Accionistas. El banco Santander mantiene a su hombre de confianza en el consejo de administración (Monzón es consejero de la entidad financiera y presidente de su filial digital, Open Bank). Sin embargo, la pugna entre los accionistas se suavizó en los últimos días tras llegar a una serie de acuerdos donde la letra pequeña da un vuelco a la situación: Monzón saldrá como presidente, hay un plan para que la compañía se divida en dos: la editorial Santillana por un lado y los medios, por el otro, mientras que Henneo, el grupo de comunicación de la familia Yarza, ha mostrado su disposición a entrar como accionista en Prisa.

A pesar de que Monzón sabía que contaba con suficientes apoyos en el accionariado de la compañía de medios (salió reelegido con el 62,28% de los votos), estuvo serio y tensionado durante toda la Junta. El motivo de su preocupación se debe a que su victoria es parcial y temporal. Fuentes de Prisa aseguran que la presidenta del Santander, Ana Patricia Botín, se ha comprometido con José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica con el control del 9% de Prisa, a que Monzón dejará el consejo de administración y la presidencia no ejecutiva de la compañía en breve. Este planteamiento hizo que Telefónica votara a favor de Monzón.

Aunque en Telefónica hubieran preferido que el nombre del sustituto se hubiera consensuado antes de llegar a la Junta General de Accionistas con un profesional con experiencia en medios de comunicación y perfil técnico, se dan por satisfechos con que Botín haya aceptado la propuesta de Álvarez-Pallete. Fuentes del mercado atribuyen la petición de consensuar antes a un directivo al clima general de desconfianza creado con el nombramiento de Javier Moreno como director de El País, la principal cabecera del Grupo Prisa, motivo por el que se hicieron públicas las beligerancias en el accionariado.

Monzón y el consejero delegado de la compañía, Manuel Mirat, decidieron el nombramiento de Moreno sin consultar al máximo accionista, el fondo Amber con el 29,8% del accionariado, ni informar a Álvarez-Pallete. Para ello, contaron con la aquiescencia de la consejera Sonia Dulá, que es la presidenta de la Comisión de Nombramientos. Dulá también salio reelegida en la Junta de el lunes, pero obtuvo solo un 63,9% de votos favorables, lo que deja constancia de las desavenencias por parte de los fondos debido a su actuación.

Escindir a Prisa en dos empresas

Por otro lado, la propuesta que, en este caso pacificó a Joseph Oughourlian, presidente del fondo Amber y primer accionista del conglomerado de medios con el 29,8% del capital, fue un posible plan para trocear a Prisa en dos, según fuentes conocedoras de las conversaciones. El proyecto pasaría por crear dos empresas, una de medios con todo el conglomerado que incluiría a El País, la Ser, etc, y otra con la editorial Santillana, verdadera locomotora del grupo, que absorbería buena parte de la deuda por su capacidad de generar ingresos y su fortaleza comercial. Este planteamiento sería del gusto del inversor armenio por lo que se abstuvo en la votación de Monzón, que salió reelegido con solo el 1,2% de los votos en contra.

Durante la Junta General de Accionistas, el consejero delegado de Prisa no vaticinó nada sobre una posible división de la compañía pero sí anunció una "posible venta de Santillana" como vía para reducir el endeudamiento de la compañía, que al cierre de 2019 ascendía a 1.061 millones de euros.

En medio de toda esta vorágine, la familia Yarza ha pedido entrar en el accionariado de Prisa. Los propietarios de Henneo cuentan en su grupo de comunicación con el Heraldo de Aragón y desde 2015 mantienen una política de expansión que se ha traducido en la compra del gratuito 20 Minutos o la web Lainformacion.com. Henneo ha mantenido una larga relación con el Grupo Vocento pero las guerras entre accionistas hicieron que Fernando de Yarza dimitiera como consejero independiente el pasado julio de 2019. Los problemas con el grupo del diario ABC hicieron que los dueños de Henneo pusieran un ojo en Prisa en su objetivo de incrementar su peso en los grupos nacionales de medios de comunicación.

Ahora, los Yarza ven una oportunidad para entrar en el accionariado de Prisa, que contaría con el beneplácito del Santander. Fuentes del Gobierno han asegurado que los Yarza habrían informado a Moncloa de su intención de entrar como accionistas de Prisa. El aviso en presidencia tendría como objetivo evitar interpretaciones políticas y que se vea como un movimiento hostil contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez, en un momento en el que cualquier cambio en el seno del grupo de comunicación se interpreta como una jugada política.

El presidente no ejecutivo de Prisa, Javier Monzón, y el nuevo director de El País, Javier Moreno, mantuvieron el miércoles de la semana pasada una reunión con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, según publicó El Plural. De acuerdo con este medio, el encuentro no trascendió porque no figuraba en la agenda oficial del líder del PP. Aunque fuentes del PP rebajaron la importancia del encuentro como uno más de su presidente con los responsables de un medio de comunicación, fuentes del mercado señalan que la reunión obedecía al interés de los directivos de Prisa para que Casado intercediera por Monzón ante Telefónica.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2020 - 21:36 h

Descubre nuestras apps

stats