Sánchez enfría la subida del salario mínimo en 2021

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez ha enfriado la posibilidad de subir el Salario Mínimo Interprofesional en 2021 ante la batalla que se abre ahora en el seno del Gobierno de coalición después de que el comité de expertos mandatado por el Ministerio de Trabajo haya culminado el informe sobre el crecimiento que debe producirse para alcanzar el objetivo de que se sitúe en el 60% del salario medio en España, que es lo que marca la Carta Social Europea y el compromiso del Ejecutivo para esta legislatura. Las posiciones son divergentes en los ministerios económicos: Nadia Calviño pretende que siga congelado mientras que Yolanda Díaz aspira a que se incremente este mismo año ante el crecimiento de los precios. El presidente ha inclinado la balanza hacia la primera, aunque ha dejado el asunto abierto para el diálogo social.

"Ahora mismo lo relevante es la creación de empleo y la consolidación del crecimiento económico", ha afirmado Sánchez siguiendo el argumentario de la vicepresidenta económica. "Vamos a hablar con los agentes sociales, pero el principal objetivo del Gobierno es consolidar la recuperación económica, consolidar los extraordinarios datos de afiliación a la Seguridad Social y recuperar el empleo perdido", ha agregado el presidente en una rueda de prensa junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Layen, que se ha trasladado a España para oficializar el visto bueno al plan de recuperación, transformación y resiliencia con el que se invertirán los 69.000 millones de fondos europeos.

Sánchez ha aprovechado para "reivindicar" que el suyo es el Gobierno que más ha subido el SMI. Desde que está en Moncloa ha pasado de 735,9 euros al mes a los 950 euros actuales. El objetivo es alcanzar en torno a unos 1.200 euros mensuales, que es el salario medio en España. Ese es el compromiso del Gobierno. En lo que hay divergencias es en los plazos en los que se deben acometer las correspondientes subidas para alcanzar esa cifra. La parte socialista del gabinete se inclina por dejarlo como está e incrementarlo en 2022 y 2023, mientras que Unidas Podemos quiere que el primer incremento sea inminente.

El debate sobre la subida del SMI ya se produjo a finales de 2020 y Sánchez decidió no subirlo. En aquel momento, el Gobierno aseguró que la posibilidad de subir el SMI se estudiarí de nuevo en el segundo semestre de este año para valorar si las condiciones económicas lo aconsejan.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2021 - 18:53 h

Descubre nuestras apps