La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

Las claves para compaginar la digitalización con la vida familiar

La experta en comunicación digital Laura Cuesta.

P. Pérez

¿Qué pasa si mi hijo tiene problemas de autoestima y usa Instagram? ¿Debo controlar el uso que mis hijos hacen de internet? ¿Cuándo darles un móvil? Preguntas como estas rondan la cabeza de muchos padres y las claves para responderlas pasan siempre por dos conceptos: la comunicación y la confianza. Son dos palabras que, durante los Diálogos sobre Sociedad Digital organizados por la Fundación Mutua Madrileña, han sido el centro del discurso. 

En la primera entrega de estos capítulos, el especialista en derecho digital Borja Adsuara, ya habló de esos conceptos. Le siguió Jorge Flores, fundador y director de Pantallas Amigas y, ahora, con Laura Cuesta, experta en comunicación digital y profesora de la Universidad Camilo José Cela, vuelven a aparecer. 

Todos ellos han hablado con la periodista e influencer especializada en temas de ciudadanía digital, María Zabala, en una serie de conversaciones publicadas en un formato de vídeo, pero que podrán escucharse también en podcast

Esta primera temporada lleva el título La revolución digital en la familia y habla del impacto que la digitalización de la sociedad ha tenido en la vida familiar y en la educación de los más pequeños. 

Cada niño, un mundo

“Cada niño va a tener un crecimiento distinto, un desarrollo diferente, tanto en la vida analógica, como en la parte digital”, explica Cuesta haciendo hincapié en las diferencias entre los más jóvenes, que muchas veces hacen que las necesidades y la forma de orientarlos varíen de unos niños a otros. La experta explica que no existe una guía fija para dar una educación digital, y las familias deben adecuarse a las necesidades de cada hijo. 

Y es que el problema, según Cuesta, no está en que “Whatsapp cree más ansiedad o Instagram genere poca autoestima, a los niños, sino en cómo es el niño”. Si un niño, explica la experta, “tiene un problema de autoestima y a sus padres les va a preocupar que se fije más en los ‘likes’, quizá deban hacer un esfuerzo extra por reforzar la autoestima de su hijo”. 

Cada familia debe tratar de determinar, dependiendo de las características de su hijo, a qué edad debe entrar en las redes sociales o qué tipo de actividad en internet es nociva para él o ella: “Necesitamos saber cómo son nuestros hijos”, sostiene la experta.

¿Qué pasa con los videojuegos?

Con los videojuegos, explica Cuesta, pasa algo similar que con las redes: dependiendo de las características de cada niño, el tipo de juego al que juegue y el tiempo que emplee, los padres tendrán que tomar unas medidas u otras. Como explica Zabala, aunque la Organización Mundial de la Salud no tipifica una adicción a las redes sociales, sí lo hace con los videojuegos. 

La periodista y Cuesta explican en el transcurso de esta charla cómo los padres pueden asegurarse de qué tipo de juego compran en base a marcadores de entidades como PEGI o ESRB que establecen una edad mínima para el tipo de videojuego que se está adquiriendo. 

¿Cuándo dar un teléfono móvil a nuestro hijo? 

Otra de las grandes preguntas que los padres se plantean es a qué edad es conveniente que los niños tengan un teléfono propio: “Como padres sabremos cuándo ese niño puede adquirir unas responsabilidades, pero no solo unas responsabilidades digitales, sino en general, como hacerse la cama u otras tareas del ámbito familiar. Por eso, es cada familia la que debe determinar en qué momento dar un móvil a sus hijos”. 

“Conversar hablando mucho de todos los temas, tanto de los fáciles como de los difíciles”, esa es, según Cuesta, una de las claves fundamentales del éxito para que nuestros hijos convivan de forma positiva con la digitalización. Pero no es la única, en este episodio de La revolución digital en la familia la periodista y la experta en comunicación, exploran, de forma distendida y muy elocuente, cuál debe ser el rol adecuado de los padres frente a los hijos en esta era digital. 

Con estos ciclos de conversaciones, la Fundación Mutua Madrileña persigue llevar esas reflexiones a la interacción entre personas y tecnología para tratar de contribuir a crear una mejor sociedad digital. 

Desde 2003, la Fundación Mutua desarrolla acciones para contribuir a la reflexión sobre cultura, convivencia y sociedad. Se trata de cumplir estos objetivos “explicado en un lenguaje sencillo y cotidiano para invitar al espectador a reflexionar y tomar sus propias decisiones que contribuyan a crear la mejor sociedad digital posible”, tal y como lo explica Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats