eldiario.es

Menú

La marca Cupra debuta a final de año con el Ateca y tendrá híbridos enchufables a partir de 2020

Para mantener el carácter prestacional de sus modelos pero reduciendo su impacto ambiental, Cupra apostará por los híbridos enchufables, que garantizan la misma respuesta que buscan los compradores de este tipo de coche

- PUBLICIDAD -
Cupra Ateca, SUV de 300 caballos y tracción a las cuatro ruedas.

Cupra Ateca, SUV de 300 caballos y tracción a las cuatro ruedas.

Después de 20 años en los que ha vendido más de 60.000 unidades de sus modelos más deportivos con el apellido Cupra, Seat ha tomado la decisión de dejar volar a ésta como marca independiente, que se presentó oficialmente ayer en el histórico autódromo barcelonés de Terramar. Como ya anunciamos en esta misma página, el primer Cupra será un SUV, el Ateca, equipado con un motor 2.0 TSI de 300 caballos combinado con tracción a las cuatro ruedas y cambio automático DSG de siete velocidades.

Finales de 2018 será el momento en que despegue la nueva marca, según desveló el presidente de Seat, Luca de Meo. Al Cupra Ateca le seguirán, con toda seguridad, el Cupra Ibiza, ya presente ayer en el acto y que montará muy probablemente el motor de 200 caballos del Volkswagen Polo GTI, y el Cupra Arona, no confirmado todavía (tampoco lo está el Ibiza) pero que se mostró también a los asistentes por medio de una recreación visual en vídeo.

El segundo modelo de la marca Cupra podría estar basado en el Seat Ibiza.

El segundo modelo de la marca Cupra podría estar basado en el Seat Ibiza.

Matthias Rabe, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Seat, indicó que tanto el Cupra Ibiza como el Cupra Arona dispondrán de motores con una potencia entre 200 y 250 caballos, mientras que el debutante Cupra Ateca llevará el 2.0 TSI de 300 y, por supuesto, será el primero en lucir el logo oficial, con las dos ces simétricas y doradas, de la nueva firma.

En el plano estético, el Ateca se diferencia de su gemelo de Seat por una parrilla de mayor tamaño con estructura de nido de abeja y el nuevo emblema en el centro, y por la inscripción Cupra en la zona inferior. La carrocería está disponible en seis colores: azul, rojo, plata, gris, negro y blanco, y la recorren detalles de negro brillante en retrovisores, marcos de las ventanillas, barras portaequipajes, parrilla, molduras laterales, difusores y llantas. Dentro, los asientos deportivos y los paneles de las puertas están tapizados en Alcántara. El volante y el pomo, de piel, están rematados con costuras en gris.

Un interior más deportivo, otra de las diferenciaciones del Cupra Ateca.

Un interior más deportivo, otra de las diferenciaciones del Cupra Ateca.

Además del Cupra Ateca y de los muy probables Cupra Ibiza y Arona, en el circuito de Terramar se desvelaron además la versión familiar (ST) del León Cupra R, aún con el Seat por delante como en el coche del que deriva, y el Cupra TCR, basado en el León, que participará en la temporada 2018 del campeonato TCR Series. A partir de 2020 se pondrán a la venta otros tres modelos de los que no se ha querido anunciar ningún detalle todavía.

El dilema de tipo medioambiental a que se enfrenta una marca como Cupra, que comercializa vehículos muy potentes con motores de gasolina, en un futuro cercano se conjurará con el recurso a la electrificación, según ha confirmado Matthias Rabe. Para mantener el carácter prestacional de sus modelos pero reduciendo su impacto ambiental, se construirán híbridos enchufables que garantizan la misma respuesta que buscan los compradores de este tipo de coche, y los responsables de Seat no descartan otras opciones como el gas natural comprimido (GNC) que ya utilizan en versiones más convencionales de su gama actual.

- PUBLICIDAD -