eldiario.es

9
Menú

EXTREMADURA

Opinión

Podemos Extremadura ante los docentes de la enseñanza concertada

"A modo de resumen: está bien que nos inviten a participar, debatir y elaborar textos, normas, en pro de la calidad de la enseñanza, pero con nosotros no hagan bueno aquello de “…, pero pan poquito”.

- PUBLICIDAD -
Casi el 70 % de la financiación de los colegios concertados es pública

EFE

En los dos años y medio transcurridos desde que Podemos inició su relación con la asociación de docentes de la enseñanza concertada de Extremadura (Adecex) hemos constatado actuaciones políticas que bien podrían definirse con aquel refrán que dice “mucho te quiero perrito, pero pan poquito”.

En calidad de lo que somos y representamos, Podemos nos invitó a participar en el debate y elaboración de un Manifiesto para anular la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Sabían que Adecex se opuso a dicha Ley. En concreto, que el 19 de noviembre de 2012 entregó en mano a la entonces Consejera de Educación, Trinidad Nogales, sus razones de rechazo a dicha Ley. Firmamos el Manifiesto junto con colectivos, plataformas, sindicatos y representantes de padres y madres, y los medios lo difundieron ampliamente el 30 de junio de 2015. Aquel manifiesto fue origen de la Propuesta de Impulso de Podemos presentada en la Asamblea de Extremadura contra dicha Ley.

Podemos adoptó idéntica actitud en mayo de 2016 a la hora de solicitar nuestra presencia en la “Mesa por la Educación en Extremadura”. Allí estuvimos participando, debatiendo y elaborando hasta el final de la existencia de la citada Mesa.

Otra solicitud de colaboración de Podemos nos llegó el 17 de enero de 2017. “Nos ponemos en contacto con vosotras dado que formáis parte de una preciosa familia llamada Comunidad Educativa para, como hemos hecho siempre desde Podemos, trabajar conjuntamente por y para la educación”, nos decían en circular para tal fin. Se acababa de crear una subcomisión en el Congreso de los Diputados para una Nueva Ley de Educación. Podemos había elaborado un “Documento de Bases”, y nos invitaba a la reunión del 25 de enero de 2017 en el centro cultural “Alcazaba” de Mérida. “Porque vuestra voz es irremplazable en nuestra Educación, nos gustaría contar con vosotras para trasladar el consenso de vuestras propuestas en dicha subcomisión sobre estos temas”, añadían en dicha circular. Allí estuvo Adecex, y les entregamos en mano las mismas propuestas que le hicimos llegar al ministro Ángel Gabilondo cuando se elaboró el texto del Pacto Social y Político por la Educación de 22 de abril de 2010 (Dicho sea de paso, sabemos que dicho Pacto no llegó a término pero es de justicia recordar que ha sido la única propuesta de Ley que recogía en su articulado calendario de homologación salarial. Literalmente: “En el cálculo del módulo del concierto se contemplarán, en lo relativo al profesorado de los centros privados concertados, al menos las siguientes cuestiones: a) Calendario temporal para la equiparación de su remuneración con el profesorado de la pública de las respectivas etapas. B) Pago de la función directiva”.

Hasta aquí, tres escenarios políticos, tres invitaciones de Podemos y tres presencias y actuaciones de Adecex. Y mucho cariño por parte de Podemos en las invitaciones.

Dos peticiones de reunión le hemos hecho al grupo parlamentario de Podemos. La primera de fecha 9 de noviembre de 2016 no se celebró, ni nadie se dignó en decirnos el porqué. Bien parece que el cariño había desaparecido. La reunión era para hacerles llegar nuestras demandas de cara al debate de Presupuestos Generales de Extremadura (PGEX) para 2017.

La segunda petición de reunión de fecha 4 de diciembre de 2017 se celebró el pasado día 20, pero lo cierto es que nadie de Podemos nos lo comunicó y que valoraron recibirnos o no. Al final se celebró junto con otra organización, que fue quien nos lo comunicó. A la no comunicación de Podemos se sumó la ausencia de diputados en la reunión (En las tres mantenidas con PP, PSOE y Ciudadanos no ocurrió). Dos hechos que venían a demostrarnos, nuevamente, cierta falta de cariño por parte de Podemos. Allí llevamos nuestras demandas de cara al debate de PGEX para 2018. Pero antes, dada su relevancia, destacamos lo que Podemos había manifestado sobre la enseñanza concertada extremeña en la Comisión de Hacienda y Presupuestos celebrada unos días antes, el 12 de diciembre.

En esa Comisión, Podemos afirmó que las unidades concertadas con el gobierno de Fernández Vara crecieron en 2017 con respecto a 2016. Pero lo cierto es que pasaron de 1.453 a 1.449. También preguntó a la Junta si en 2018 concertará el primer ciclo de Educación Infantil, tramo 0-3 años. Lo cierto es que la posición política de la Junta es bastante clara sobre la concertación de enseñanzas no obligatorias. Está recogida en el Decreto 67/2017, de 23 de mayo, que establece las normas relativas a la suscripción, renovación, modificación y extinción de los conciertos educativos en la Extremadura para el cuatrienio comprendido por los cursos 2017/2018 a 2020/2021, excepto en el caso de Educación Primaria que el concierto se extenderá hasta el curso 2022/2023.

Allí Podemos manifestó su preocupación por “todo el dinero que subrepticiamente la Junta dedica a la escuela concertada”. Y señaló las cuantías destinadas para el Programa de Apoyo Socioeducativo “REMA” (Refuerzo, estímulo y motivación para el alumnado); así como las destinadas a libros de texto gratis, becas escolares, actividades formativas complementarias. Lo cierto es que los alumnos de la concertada que se benefician del REMA pertenecen a familias que viven principalmente en zonas desfavorecidas, tanto por razones económicas, culturales o de diversa índole. También es cierto que los escolares de la concertada que tienen becas para libros de texto son de familias depauperadas.

¿Acaso no está Podemos en línea de apoyar los PGEX para 2018 sobre la base de su mayor dotación para atender necesidades esenciales (vivienda, luz, agua, renta básica…) de las familias desfavorecidas? ¿Considera Podemos que los alumnos de dichas familias no pueden obtener becas de libros si están en la concertada? ¿Tampoco deberían beneficiarse de refuerzo, estímulo y motivación; ni de actividades formativas complementarias? Estas reflexiones, a modo de pregunta, se las trasladamos a Podemos en la reunión de 20 de diciembre.

También les recordamos que siembre defendemos: “cuanto mejor enseñanza pública, mejor para todos”; que nadie podrá demostrar que auspiciamos la más mínima confrontación entre trabajadores de la enseñanza; que rechazamos las sucesivas modificaciones presupuestarias que la Junta presidida por José Antonio Monago realizó en 2012, cuando desvestía a la enseñanza pública para vestir a las desnuda concertada -como olvidar que presupuestaron 20 millones menos, un 27% inferior al presupuesto de 2011 con Fernández Vara-;y que rechazamos públicamente cualquier intento de cercenar el derecho a matricularse en centro concertado por su religión musulmana.

Y añadimos, que con los docentes de la concertada extremeña no se cumple la máxima de “a igual trabajo, igual salario” porque las diferencias superan los 8.000 euros/año en maestros y profesores con 30 años de antigüedad; que la red concertada extremeña es muy pequeña (65 centros de enseñanzas generales, 41 en la provincia de Badajoz y 24 en la de Cáceres; y 12 centros de atención a personas con discapacidad en la provincia de Badajoz) y apenas alcanza al 20% del alumnado (Por ello, nos parece muy desafortunada la afirmación de Podemos en la citada Comisión: “Pero este presupuesto lo que nos dice es que el futuro de Extremadura está solamente en las aulas concertadas”); que los PGEX para 2018 recogen el 9,23% para la concertada de los casi 925 millones para enseñanzas no universitarias y pedimos se aumente hasta el 9,53% para abonarnos la extra 2012 y el 1% de 2016 y evitar que la deshomologación crezca, que sería un incumplimiento de lo prometido por el presidente Vara. (Pleno 17 de diciembre de 2015: “Las diferencias son básicamente no en el origen, en el origen –lo sabe– son muy parecidos, es en la evolución en el tiempo, en el pago de los sexenios y en el pago de la antigüedad. Es decir, lo que tenemos que entender es que las diferencias hay que minimizarlas, pero es verdad también que son distintos estatus: algunas son personas a las que se les ha exigido el acceso a través de una oposición tiene y otros son personas que han sido contratadas directamente por los centros. Es decir, puede haber algunas diferencias, esas diferencias no deben de ser notables”).

Recientemente, Pleno del pasado 16 de noviembre, el grupo parlamentario de Podemos se felicitaba por la aprobación de la Propuesta de Pronunciamiento que pretende salvaguardar los derechos laborales de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y próximamente en el Congreso, Podemos seguramente votará a favor de la homologación salarial en tres años entre dichos cuerpos con la Ertzaintza y los Mossos dÉsquadra.

A modo de resumen: está bien que nos inviten a participar, debatir y elaborar textos, normas, en pro de la calidad de la enseñanza, pero con nosotros no hagan bueno aquello de “…, pero pan poquito”. Se trata de diferenciar entre enseñanza concertada y trabajadores de la concertada. A Podemos le pedimos que hablen de nosotros, de los docentes; que apoyen la demanda de “a igual trabajo, igual salario” como sus compañeros de Baleares y Castilla la Mancha. Además, deben saber que no es cierto lo que dijo Vara en aquel Pleno de 15 diciembre de 2015 porque hay un 10% de diferencia salarial en el origen y porque hay funcionarios docentes que no han pasado por oposición hasta en la Asamblea de Extremadura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha