Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

Bilbao estrena la zona de bajas emisiones: muchas dudas y pocas diferencias en el tráfico en el primer día

Una señal indicando la entrada a la zona de bajas emisiones

Belén Ferreras

Bilbao —

0

Bilbao ha estrenado este lunes la zona de bajas emisiones. Es la primera ciudad vasca que la tiene, aunque están obligadas a ello todas las de 50.000 habitantes o más. En la capital vizcaína se han producido pocas diferencias en el tráfico respecto a otros días y dudas de los ciudadanos sobre cómo se irán implantando las restricciones de circulación de los coches más contaminantes hasta que empiecen a sancionarse con multas. Un logo pintado en la carretera en los accesos a Bilbao y múltiples señales verticales en diferentes puntos de la ciudad anuncian a los conductores que se internan en la ZBE (Zona de Bajas Emisiones) de los barrios de Indautxu, Abando y Abandoibarra que si su coche no tiene etiqueta medioambiental o esa etiqueta es A tiene que darse la vuelta. Se trata de coches de gasolina matriculados antes del año 2000 -todos los que queden con placas provinciales tipo BI- y de los diésel con matrícula previa al 2006. Los vehículos que tienen etiqueta B, dispondrán de una moratoria de un año, mientras que la idea es que en 2030 sólo los vehículos Eco o con etiqueta C podrán circular y aparcar en la zona de bajas emisiones bilbaína. En este punto ya se quedarían fuera la mitad de los coches que circulan actualmente por Bilbao.

Pero las restricciones, de momento son sólo para los coches más antiguos y contaminantes y no se han notado demasiado en el tráfico del centro de la capital bilbaína. Por un lado, porque los coches con etiqueta A, los no podrá entrar este año, suponen tan sólo el 14% del parque móvil, según calcula el Ayuntamiento. Y, por otro, porque no se sancionará a los vehículos que entren en la “zona prohibida” hasta el 15 de septiembre, lo que deja un periodo de adaptación amplio y laxitud suficiente como para saltarse las normas hasta que haya multas de por medio. El Ayuntamiento ha decidido por ello no dar estos primeros días ningún dato de entrada de vehículos Bilbao y esperará hasta que se vaya consolidando entre los ciudadanos el hecho de que existe unas restricciones de circulación. “A mí me parece que está igual que siempre”, dice el conductor de una furgoneta con la que reparte huevos en bares de la zona de Indautxu que está aparcada en doble fila con los cuatro intermitentes dados. “Hoy no se nota mucho, pero supongo que a la larga será para mejor. A mí me parece bien”, dice. Su furgoneta lleva etiqueta C. No tendrá restricciones para entrar en el centro de la capital vizcaína.

No hace falta etiqueta

En Bilbao se ha habilitado un sistema de lectura de matrículas, porque según el número y letra te corresponde una etiqueta u otra. Es decir, que en la capital vizcaína no será necesario contar con la etiqueta pegada en el parabrisas. Sin embargo este lunes muchos de los coches que circulaban por la zona de restricciones o estaban aparcados la llevaban pegada. “Bueno mira, por si acaso. No lo tengo muy claro como se va a comprobar y ya me quedo tranquilo”, dicen unos. “Como en otras ciudades habrá que llevarla y me muevo bastante en coche, la pongo y listo”, dicen otros. Muchos no saben aún ni donde solicitarla -en Correos, en la DGT, en talleres,...- y hacían cola ese lunes en la oficina que el Ayuntamiento ha habilitado para solucionar las dudas sobre la Zona de Bajas Emisiones para pedirla aunque se habían equivocado de cola. En Bilbao no hace falta ni pedirla ni llevarla.

Excepciones para residentes e invitados

Las restricciones estarán en vigor de 7 a 20 horas del lunes a viernes, pero hay excepciones, claro. Y sobre esas excepciones giraban muchas de las preguntas que los ciudadanos llevaban este lunes a la oficina del ayuntamiento, que ya ha recibido más de 3.000 dudas en las últimas semanas. “Tengo que llevar a mi gato al veterinario que está en la zona de Indautxu. ¿Puedo o no puedo entrar?” “Mi coche tiene casi 20 años, pero lo aparco en la zona restringida, ¿qué pasa ahora?” “¿Cuántas invitaciones puedo hacer para que se acerquen a mi negocio?”.

“La duda más recurrente es si puedo o no entrar o si me puede venir a visitar un familiar. La gente viene, pregunta y creo que se marcha tranquila, porque es más fácil de lo que parece”, decía esta mañana la concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Nora Abete, que ha visitado este lunes la oficina de información. Para empezar, las restricciones no se aplican a los residentes en la zona, tenga el coche que tengan, que, además, pueden gestionar seis invitaciones mensuales a terceros. Tampoco se aplicará para los que tengan garajes en la zona o los vehículos que trasladan a personas con movilidad reducida o los que necesitan trasladarse a la zona para tratamientos médicos o veterinarios, a hosteleros, repartidores, taxistas.... Los permisos se pueden tramitar, además de en la oficina en una app para instalarse en el teléfono.

Señala Abete que “es muy pronto todavía para hacer un balance”. “Es la primera mañana y yo creo que es un día normal y la gente se está comportando con total normalidad, que era lo que esperábamos. Llevamos tiempo avisando y anunciando que hoy sería el primer día efectivo de zona de bajas emisiones y creemos que hay una movilidad normal para un lunes en Bilbao”, pero recuerda que el objetivo es “reducir las emisiones contaminantes que genera el tráfico y por lo tanto, mejorar la calidad del aire y la salud de las personas. Este es el objetivo y a mí siempre me gusta hablar de la zona de bajas emisiones en positivo porque creo que vamos a conseguir menos contaminación y más salud y no tanto hablar de restricciones a la movilidad”.

Bilbao se ha convertido en la primera capital vasca en poner en marcha la ZBE. Antes de que acabe el año le seguirán Donostia y Vitoria y el resto de ciudades de más de 50.000 habitantes (Getxo, Barakaldo e Irún) siguiendo una normativa que deberá aplicarse en toda España siguiendo un mandato europeo para luchar contra el cambio climático.

Etiquetas
stats