La portada de mañana
Acceder
El portazo de Junts empuja a Aragonès a buscar el apoyo de PSC y comuns
España inicia el otoño con los embalses más vacíos de este siglo
OPINIÓN | 'Viviendo sobre arenas movedizas', por Rosa María Artal

Dos consejeros, una del PNV y otro del PSE-EE, representarán a Euskadi en la reunión para el plan energético

Los consejeros Tapia y Hurtado, en un acto de Eroski

Dos consejeros del Gobierno vasco, una del PNV y otro del PSE-EE, participarán este lunes en la conferencia sectorial telemática convocada finalmente por el Ejecutivo central para analizar con las comunidades autónomas el plan de ahorro energético. En el caso de Euskadi, además de la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, la nacionalista Arantxa Tapia, participará igualmente el responsable de Turismo, Comercio y Consumo, el socialista Javier Hurtado, ya que la invitación es a los titulares de las competencias de Energía (área adscrita a la cartera de Tapia) y de Comercio, según ha podido confirmar este periódico.

Euskadi dice que los bares ya han "sufrido mucho" en pandemia como para apagarles la luz o bajarles la calefacción

Euskadi dice que los bares ya han "sufrido mucho" en pandemia como para apagarles la luz o bajarles la calefacción

Euskadi llega a este punto con la certeza de que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu dará cumplimiento al decreto-ley con medidas propuesto por el Gobierno de España. Es algo que nunca ha estado en cuestión y no se ha planteado una insumisión al modo de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, aunque la consejera Tapia, en los últimos días y en múltiples foros, sí ha criticado que las propuestas eran más “efectistas” que “efectivas” y ha lamentado que se apliquen restricciones a sectores como la hostelería ya afectados por lo ocurrido en la pandemia. Y, sobre todo, ha denunciado que el Estado no haya consensuado la 'hoja de ruta' con las comunidades autónomas y recordado que Euskadi ya presentó su propio plan. La beligerancia de Tapia en algunas declaraciones irritó al PSOE, quien por boca de Patxi López ironizó que al PNV solamente le parecen “ocurrencias” las medidas que salen de Madrid y no las de Vitoria.

En todo caso, ese documento propio ya conocido presenta cuatro grandes diferencias con respecto al plan estatal. En cuanto a calendario, el documento anunciado por Tapia posponía su entrada en vigor hasta el 1 de septiembre y no en agosto, como ocurrirá con el estatal. En el ámbito de aplicación, había otras dos divergencias: por un lado, Euskadi se limitaba a dar recomendaciones y no preveía un apartado sancionador de posibles incumplimientos -así lo expresó la propia Tapia en respuesta a una pregunta de los medios de comunicación- y, por otro, las primeras medidas eran exclusivas para las instituciones públicas -edificios y funcionarios- y no para la población general -industrias, servicios y hogares-. Finalmente, incluso en el fondo había diferencias: por ejemplo, Euskadi planteaba un aire acondicionado a 25 grados y, aunque luego se ha matizado, la idea inicial del Gobierno de España era no menos de 27 grados.

Según cita Europa Press de fuentes oficiales, el Gobierno vasco -al menos Tapia- reiterará el “compromiso” de Euskadi por una política con medidas que “contribuyan a la reducción del consumo de energía y en línea con las descarbonización de la economía productiva y con las directrices de la Comisión Europea”. El área de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente remarca que el 28 de julio hubo una conferencia sectorial similar a la ahora convocada y que allí se fijaron unas bases. Tapia ya expuso en ese foro las líneas maestras de su plan propio, que se presentó el 29 de julio y el 1 de agosto llegó el plan estatal. “Las cosas se deberían haber hecho de otra manera”, recalcan desde la parte del PNV del Ejecutivo autonómico, que reivindica su propio trabajo: “Un plan que pretende actuar a corto, medio y largo plazo, y que mantiene un principio de realismo, sensible con sectores y colectivos que han vivido dos años de gran tensionamiento”.

Fuentes del área de Tapia añaden que el Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido un “nuevo cambio de criterio” ya que el viernes planteaba una reunión de tipo técnico y ahora ha convocada una conferencia sectorial, de mayor calado político. “La ministra [Teresa Ribera] le ha llamado a la consejera para dar cuenta de esta nueva convocatoria”, explican. En paralelo, el Ministerio de Reyes Maroto ha convocado al consejero Hurtado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats