La Diputación convoca a los vecinos de Igeldo a una consulta "no vinculante"

La diputada de Administración Foral y Función Pública, Garbiñe Errekondo, ha anunciado está mañana que será el Palacio Foral quien tenga la última palabra en el proceso de desanexión del barrio donostiarra de Igeldo, que “ha hecho un recorrido de 18 años por los juzgados hasta contar con la oportunidad de expresarse en una consulta”.

La diputada ha anunciado que “no pedirán permiso al Gobierno Central para realizar la votación porque no es necesario hacerlo” ya que “no se trata de un referéndum vinculante” sino de “una consulta popular” que el Palacio foral, en cualquier caso, recalca, “tendrá en cuenta a la hora de tomar una decisión final”, sopesando también, “la opinión del Pleno del Ayuntamiento donostiarra”.

La directora Foral, Arantza Ruiz de Larrinaga ha señalado que, “es importante colocar esta consulta dentro de un proceso de participación ciudadana en el que además se pondrán en marcha otras actividades como reuniones vecinales o mesas redondas para el intercambio de ideas” a las que además podrá asistir cualquier interesado en el tema a tratar.

Desde mañana, se repartirán folletos explicativos en cada una de las casas de los alrededor de mil vecinos del barrio, y se celebrarán siete reuniones y dos mesas redondas hasta que el domingo 10 de noviembre, todos los 'igeldotarras' mayores de 16 años puedan acudir a votar su independencia a la casa de cultura de Igeldo.

Será una consulta que, explica Ruiz de Larrinaga, “no servirá de forma definitiva, sino para que cuando tenga que tomarse esa decisión final, la opinión de los ciudadanos esté sobre la mesa”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps