La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

Maddalen Iriarte, una plusmarquista en atletismo que admira a Ibarretxe

Maddalen Iriarte, de blanco, en una competición de atletismo

Cuando nació Maddalen Iriarte Okiñeña (Donostia, 1963, pero residente ahora en Durango) su padre, presidente de ikastolas en la dictadura, estaba encarcelado. Había sido torturado por Melitón Manzanas, responsable de la Brigada Político Social franquista y más tarde asesinado por ETA, un oscuro personaje rescatado ahora por Antonio de la Torre en 'La línea invisible'. Su madre, maestra, envió a la cárcel una fotografía para presentarle a la pequeña: "Amatxok eta Maddalenek aitatxori. Bihotzez".

Ése es el primer recuerdo del álbum de fotografías de la candidata a lehendakari que ha ofrecido EH Bildu para darla a conocer. En todas las imágenes menos en una -de 1970- lleva el pelo corto, como "siempre". En otra de las tomas hace 'zoom' a sus ojos rasgados, otra de sus señas de identidad. "Mis ojos que han dado tanto que hablar. Mi madre siempre me dice que abra los ojos, pero le he dicho mil veces que no los cierro a propósito", bromea ella. 

En 2016, cuando la coalición de la izquierda abertzale (Sortu), EA, Alternatiba y entonces también Aralar fichó de 'número dos' por Gipuzkoa a Iriarte, sabía a quién incorporaba. Como periodista de EiTB durante 30 años -aunque se inició en Herri Irratia-, era una comunicadora conocida y reconocida, sobre todo en lengua vasca. Asier Odriozola, periodista de la radiotelevisión pública, ha sido uno de sus colegas más cercanos. "Es una persona apasionada con la política. Siempre la ha seguido muy de cerca y a mí no me sorprendió que diera un paso en esa dirección", cuenta en un descanso de su trabajo en la campaña electoral como informador.

"Tiene sentido del humor. Es algo que en ocasiones puede provocar alguna situación comprometida. Me refiero a momentos que hemos vivido en directo, con algún episodio de risa floja", rememora. Aunque también es seria cuando hay que serlo. "Se dio la casualidad de que, tras trabajar en ETB juntos muchos años y en dos etapas diferentes, cuando dejó el ente y se pasó a la política, me tocó seguir la rueda de prensa de su presentación", revela Odriozola a modo de anécdota. ¿Cómo acabó? "Me encargué de ser el primero en formularle una pregunta. Fue bonito para los dos". 

En aquel momento, 2016, acompañaba en la candidatura a Arnaldo Otegi, recién salido de la cárcel de Logroño por el 'caso Bateragune'. La confirmación de que aquella condena implicaba también inhabilitación originó que un triunvirato de mujeres dieran un paso adelante, Miren Larrion, Jasone Agirre y la propia Iriarte. Lo que pareció un reparto de papeles -Larrion acudió al gran debate electoral de hace cuatro años en ETB-2- acabó por consolidar a Iriarte, que ha sido portavoz parlamentaria en la legislatura y que, de cara a los comicios, la opción de rescatar a Otegi ni siquiera fue planteada a las bases. Ahora EH Bildu imprime una 'm' minúscula en sus chapas verdes al igual que el PNV hace las suyas con una 'u'.

Oradora ágil y rápida, sobre todo en euskara, es de las pocas que en estos tiempos no lleva las réplicas de los discursos escritas de arriba abajo. Es también una lectora voraz. Iriarte ha importado a la política su experiencia delante de las cámaras. "Es buena comunicadora, muy seria en el trabajo. Transmite ilusión y entusiasmo. Se ve claramente que, lo que defiende, se lo cree. Cree en el proyecto”, dice de ella Rebeka Ubera, parlamentaria de EH Bildu. "Tiene muchísima capacidad y entiende muy bien el trabajo en equipo. A nivel personal no hay ninguna queja, siempre te mira con una sonrisa", añade otra compañera, Eva Blanco, también secretaria general de EA, que apostilla que aprendió rápido las peculiaridades de la "burocracia parlamentaria".

"Tuvimos buena relación desde el principio porque ambos nos encontrábamos en un escenario nuevo y desconocido: el Parlamento. Hay que reconocer que no tenía un papel fácil. Ser portavoz de EH Bildu a la sombra de una figura política como la de Arnaldo Otegi y en una coalición que está transformándose y redefiniendo permanentemente sus estrategias no era nada fácil. Aún así, se adaptó rápidamente al medio, y aunque se nota enseguida cuáles son los temas que más le interesan, ha tenido capacidad de sacar adelante los grandes debates. La he encontrado siempre abierta al diálogo aunque sin dramatizar los desacuerdos", valora Lander Martínez, portavoz esta legislatura de Elkarrekin Podemos y que tantas horas de reuniones y debates sobre autogobierno ha compartido con ella.

El autogobierno. O, mejor dicho, la soberanía. He ahí su gran objetivo político. Cataluña parece para ella un modelo. En el álbum fotográfico que repasa su vida aparecen Quim Torra, Carles Puigdemont, Gabriel Rufián o Carme Forcadell. Admira a dos lehendakaris por el PNV, Carlos Garaikoetxea (ahora en casa, en EA) y Juan José Ibarretxe (ha confesado que le votó) en su combate contra un lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu. "Conecta mucho más con Ibarretxe que el PNV de ahora", lanza Eva Blanco. Políticamente, cree firmemente en la acumulación de fuerzas. "Demasiadas veces -alega Iriarte- hemos presentado a EH Bildu como una suma de minorías feministas, ecologistas, euskaldunes, en defensa de los intereses de las y los trabajadores... Hasta ahora hemos tenido la tendencia a vernos como un partido cosido a retazos [...]. Creo que, empezando por mí y hasta el último militante, nos toca ser ambiciosos".

En el plano personal, Iriarte reside ahora en Durango con su pareja, que es médico de atención primaria. Según ha revelado ella, su exposición a la COVID-19 ha supuesto un motivo de preocupación durante la pandemia. Tienen cinco hijos, todos varones. En su casa hay que hacer dos sartenadas de patatas fritas. Es además deportista. No se queda en 'runner' de fin de semana, sino que de joven fue miembro del Club Atlético San Sebastián, participó en competiciones por toda España y logró plusmarcas en pruebas de velocidad, como los récord de 100 y 200 metros en Gipuzkoa. 

En EH Bildu realizan periódicamente 'barnetegis', reuniones de trabajo en una casa rural con todos los parlamentarios y asesores que acaban en una cena de confraternización y en celebración. Y no es raro que terminen con la jefa cantando. En la despedida de Pello Urizar, en 2019, le regaló una melodía. "Es muy cantarina", bromean sus compañeras en la Cámara vasca, que no quieren entrar en detalles sobre su repertorio. "Se ha convertido, sin discusiones, en la candidata a lehendakari", sentencia Blanco.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 21:25 h

Descubre nuestras apps

stats