La portada de mañana
Acceder
La moción de Vox sume al PP en el desconcierto
El toque de queda, la medida que anticipa otra disputa entre Sanidad y Madrid
Opinión - Moción de propaganda, por Rosa María Artal

El ordenador ha muerto, larga vida al reconfigurado con software libre

Los equipos entregados por Reciclanet son usados por los refugiados de los campamentos del Tinduff. (imagen cedida por Reciclanet)

Los ordenadores se desechan por millones, todavía en la primera fase de su vida útil, cuando podrían continuar prestando servicio durante años. Para darles la segunda oportunidad que merecen existen varias entidades de reciclaje y reutilización en España con fines sociales, como Ordenadores sin Fronteras o Telecomunicaciones Solidarias, entre otras tantas. Pero en Bizkaia, la ONG Reciclanet, aporta una valor añadido a esta actividad: en lugar de instalar Windows, reconfigura las computadoras sistemas operativos de código abierto, como Linux. "Esto es la base de nuestra filosofía, aunque a veces nos parece que vayamos contracorriente. Somos una gota en un gran océano. La administración habla mucho de software libre, pero no llevan ese discurso al terreno práctico", declara Ramón Barrenetxea, responsable de Reciclanet.

Diseñar para el mercado o diseñar para la comunidad

Diseñar para el mercado o diseñar para la comunidad

El trabajo se les acumula porque un ordenador de gama media se considera obsoleto tras dos años de vida. El desmesurado ritmo de los avances tecnológicos les condenan a una vida corta, no porque su funcionamiento haya empeorado sino porque están desfasados frente a nuevos modelos. Un estudio llevado a cabo en Japón por Nikkei Computer, revela que el 15,6% de los usuarios profesionales reemplazaron sus ordenadores en menos de 2 años y el 45%, cada 3. Pero no es únicamente válido lo nuevo como quieren hacer ver las grandes multinacionales que perpetúan un modelo de consumismo desbocado. Lo viejo, lo que muchos relegan al vertedero, es para otros un lujo sobre todo si antes pasa por la puesta a punto de los especialistas de Reciclanet.

Son muchos los que llaman a su puerta para deshacerse de lo que consideran vejestorios. Entra entonces en funcionamiento la brigada de reciclaje de la ONG vizcaína que se ocupa, en primer lugar, de dar el tratamiento adecuado a todo el material contaminante que esconden estos equipos, desde plomo (cientos de gramos en el tubo de rayos catódicos), fósforo, cadmio y mercurio tóxicos. También reciclan buena parte de ellos. Según datos de la plataforma Recyclia, el 93 por ciento de los materiales de un ordenador son reciclables. Se pueden recuperar más de 11 kilogramos de metales comunes, 4,6 kilogramos de vidrio y 4,2 kilogramos de plástico. "Solo son estimaciones, pero creemos que hemos movido 165 toneladas de material informático", calcula Barrenetxea.

Ordenadores vascos en Tinduff

Después del proceso de limpieza toman el relevo los técnicos informáticos capaces de poner en plena forma casi cualquier computadora tras borrar por completo el disco duro para garantizar la protección de datos. Muchos de los equipos recuperados se envían después a países con escasos recursos para que sean aprovechados en los centros de enseñanza. La asociación de Leioa Pro-Sahara Fath ha sido una de tantas. Sus voluntarios viajaron con los equipos entregados por Reciclanet a los campamentos de refugiados en Tinduff y les enseñaron a usar Ubuntu (software libre).

Otros están a la venta en la sede de Erandio a precio simbólico para entidades sociales o personas con escasos recursos. Todo con el objetivo de reducir la brecha digital.

Este colectivo, que inició su actividad en el año 2000, procesa anualmente unos 1.300 equipos, de los que 800 son reutilizados. "Es cierto que con la crisis tenemos más demanda. Pero nos engañemos, hay ciertas cosas que nadie quiere, como el típico monitor de culo. Para otros su concepto de ordenador está relacionado con la tablet o el móvil, nada de los de sobremesa. A veces no merece esforzarse con algunos modelos. Tenemos que preguntarnos qué recorrido tienen. Algunos no son vendibles aunque prácticamente los regales. Las pautas cambian", matiza Barrenetxea.

Los precios oscilan entre los 85 y 45 euros. "Todos, los que vendemos y los que donamos, los dejamos en perfecto estado y con las aplicaciones necesarias excepto la alta definición que te exigen ciertos juegos o demás", aclaran.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2014 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats