Por qué hay elecciones en el Athletic y por qué son importantes más allá del fútbol

Campo de San Mamés.

El Athletic está inmerso en un proceso electoral para elegir al que será el 33º presidente de la historia del club y sustituirá en el cargo al cocinero Aitor Elizegi. Las elecciones trascienden más allá de lo puramente deportivo, con candidatos en los que tradicionalmente pesan mucho sus vínculos políticos o su componente empresarial, muestra de que es una institución que supone un importante foco de poder y de influencia en Bizkaia.

Las cuentas del BEC, el gran recinto ferial de Euskadi que arrastra un agujero de más de 800 millones públicos

Las cuentas del BEC, el gran recinto ferial de Euskadi que arrastra un agujero de más de 800 millones públicos

¿Cuándo son las elecciones del Athletic?

Las elecciones se celebrarán el próximo día 24, y las votaciones serán por primera vez en San Mamés. Hasta ahora, las urnas se colocaban cada cuatro años en el Palacio de Ibaigane, sede oficial del Athletic. La campaña electoral para elegir al presidente número 33º de la historia del club arrancará el día 9 de junio, cuando se haga público de forma oficial el número de avales con que cuenta cada candidato, una vez eliminadas las firmas que puedan contener errores o que sean inválidas. Puede votar todos los socios del Athletic mayores de 18 años, alrededor de 40.000 personas.

¿Por qué es necesario un proceso electoral?

El Athletic no es una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) por lo que son los socios del club los que eligen a su presidente y a la directiva. Una situación que, en la Liga española, solo comparten además del club bilbaíno, el Real Madrid, el Barça y el Osasuna.

¿Cuántos candidatos hay y quiénes son?

Las candidaturas serán oficiales el día 9, cuando se confirme la validez de los avales, pero, en principio, los tres candidatos que se postulan para presidir el Athletic en sustitución de Aitor Elizegi han superado con creces el mínimo de firmas exigidas para poder acceder a la candidatura, 2.016 avales, por lo que tienen asegurada su participación en los comicios. Son Ricardo Barkala, que ha recogido 4.450 firmas, Iñaki Arechabaleta, que ha presentado 3.304 avales, y Jon Uriarte, el último en sumarse a la carrera por la presidencia y el que ha presentado más firmas, 6.254. En la historia del club rojiblanco solo ha habido una mujer presidenta, Ana Urquijo, y lo fue de forma transitoria, al sustituir a Fernando Lamikiz, que dimitió del cargo, –era vicepresidenta en su ejecutiva– y hasta que se convocaron las elecciones que ganó Fernando García Macua.

¿Quién es Ricardo Barkala?

Ricardo Barakala (Portugalete, 1955) fue el primero en lanzarse a la carrera para presidir el Athletic y es el que tiene mayor perfil político de los tres. Actualmente es el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao y la mayor parte de su trayectoria profesional está vinculada a su militancia en el PNV. Capitán de Marina Mercante de formación, antes de ser presidente del Puerto fue durante varios años concejal primero y teniente alcalde después en el Ayuntamiento de Bilbao por las listas jeltzales. También ha sido viceconsejero de Empleo y Trabajo y presidente de sociedades públicas como Lan Ekintza o del Consorcio de Aguas de Bizkaia. Como curiosidad la concejala de EH Bildu en el Ayuntamiento de Bilbao, Jone Gorizelaia, ha mostrado ya públicamente su apoyo a Barkala, mientras que su hermano Iñaki, ex rector de la UPV/EHU irá en la plancha de Arechabaleta.

¿Quién es Iñaki Arechabaleta?

Iñaki Arechabaleta (Bilbao, 1959) es adjunto al consejero delegado de Vocento, grupo editor de El Correo, El Diario Vasco o el ABC, en el que también ha sido director general de negocio del grupo. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, su experiencia empresarial ha estado muy ligada a los medios de comunicación. Antes de pasar a la cúpula del grupo editorial, fue director general de El Correo entre 1994 y 2002 y también director general de El Mundo del País Vasco, entre 1990 y 1993.

¿Quién es Jon Uriarte?

Jon Uriarte (Bilbao, 1979), licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, es un emprendedor y empresario de éxito, fundador junto a Ander Michelena de la plataforma de reventa de entradas Ticketbis, uno de los mayores éxitos del emprendimiento vasco porque la vendieron a eBay por 165 millones de euros. Tras la venta fundó junto a su socio All Iron Group, un fondo de inversión especializado en startups y emprendedores, que también tiene una sociedad inmobiliaria (socimi) que compra inmuebles y los reforma para apartamentos turísticos de media y corta estancia. El nombre de su empresa tiene relación directa con el Athletic, ya que All Iron (todo hierro en inglés), es para algunos el origen del 'alirón' con el que se anima al club bilbaíno, y que surge en las minas de Bizkaia que explotaban los ingleses, y que premiaban a los mineros vizcaínos con una paga extra cuando encontraban un veta de hierro puro. Jon Uriarte es hijo de Pedro Luis Uriarte, el que fue consejero de Economía del primer Gobierno vasco tras el franquismo y al que se le considera uno de los padres del Concierto Económico por haber presidido la comisión que lo negoció con el Gobierno central.

¿Estas elecciones se quedan en el ámbito futbolístico?

Claramente no. Decir que el Athletic es 'más que un club de fútbol' para Bizkaia puede parecer un tópico, pero la realidad es que alrededor de estos comicios se mueven multitud de intereses entre los que la política no queda al margen. Presidir el Athletic es tener el control de una institución con peso e influencia. De hecho, en todas las candidaturas a lo largo de la historia siempre ha habido una de ellas apoyada de forma 'extraoficial' por el PNV, pese al esfuerzo del partido en decir que ellos no quitan ni ponen presidentes del Athletic. Pero se trata de un foco de poder que los nacionalistas intentan controlar. En este caso, es la candidatura de Ricardo Barkala la más cercana al PNV por tratarse de un candidato ligado de forma directa al partido. Se enfrenta a con Arechabaleta, que tiene detrás el apoyo de un importante grupo editorial como Vocento.  El tercero en discordia, Jon Uriarte, el más joven de los tres, y el que ha presentado mayor número de avales, quiere marcar su perfil empresarial y de gestor de éxito y se presenta como el candidato de la renovación, aunque no es ajeno al mundo nacionalista por sus vínculos familiares. La importancia de las candidaturas del Athletic queda demostrada también con el hecho de que el PNV colara entre las enmiendas pactadas con el PSOE para aprobar los Presupuestos de 2022 la eliminación del aval que tenían que presentar las directivas de los clubes que, como el Athletic, no son sociedades anónimas deportivas y que limitaba mucho la capacidad de los candidatos a presentarse, ya que tenían que avalar el 15% del presupuesto del club.

¿Qué margen de maniobra tienen los candidatos?

Salvo algunas pinceladas, los tres candidatos se reservan el grueso de sus propuestas de fichajes, entrenadores o direcciones deportivas, para el momento en el que arranque la campaña de forma oficial, pero su margen de maniobra estará, en cualquier caso, sujeto a mantener la filosofía que le hace único al Althletic. Es decir, futbolistas vascos, de la cantera de Lezama, y nada de fichajes de jugadores extranjeros o españoles si no tienen ningún vínculo con Euskadi o no salen de Lezama. En esta filosofía de futbolistas 'solo vascos' tiene también mucho peso, al menos hasta ahora, una concepción política nacionalista de lo que es Euskadi, y que trasciende a la comunidad autónoma vasca. Aunque el carné de socio no tiene color político, la estrategia de jugadores 'solo vascos' se basa en un mapa que incluye también Navarra o Iparralde.  Esta filosofía da al Athletic un carácter único, pero también le causa dificultades, ya que reduce al máximo las posibilidades de fichajes, y eso lleva a también a problemas económicos cuando se compite con equipos que pueden comprar jugadores de todo el mundo y en un momento en el que los derechos de las televisiones se han convertido en una parte fundamental de los ingresos de los clubes. Esas televisiones buscan los ingresos que les dan muchas veces los televidentes que siguen desde, por ejemplo China, a las grandes estrellas del fútbol que hoy por hoy están vetadas para el equipo bilbaíno, aunque tuviera dinero para fichar.

¿Cómo están las finanzas del club?

La pandemia afectó a todos los ámbitos de la vida, y también al fútbol y el cierre de los campos dejó en el Athletic un agujero de casi 70 millones de euros entre las temporadas 2019-2020 y 2020-2021, marcadas por el parón de la COVID–19. El club tiene más gastos que ingresos y el mercado de fichajes tan restringido le obliga a blindar a sus jugadores para evitar fugas. Pese a la situación económica, la directiva rechazó el acuerdo con el fondo CVC al que se han sumado otros clubes de la Liga, y también los vascos como la Real o el Alavés. El Athletic hubiera recibido por este acuerdo 117 millones de euros de crédito blando, pero en pro de defender su filosofía lo rechazó por considerar que hipotecaba las decisiones del club para los próximo 50 años. Tampoco se sumaron al acuerdo del fondo con la Liga el Real Madrid, el Barça ni el Oviedo. El presupuesto de gasto del club para este año es de 140,4 millones de euros con unos ingresos de 136,9 millones, lo que deja las pérdidas de 4,4 millones tras ajustar las cuentas y reducir a 85 euros por socio la derrama para paliar los efectos de la pandemia, que se quería implantar en los 120 euros y que la asamblea tumbó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats