Meses de tensiones internas desembocan en un congreso extraordinario de EA

La secretaria general de EA, Eva Blanco

Tras varios meses de tensiones internas, la dirección de Eusko Alkartasuna ha decidido abrir el proceso para celebrar un congreso en el que se elegirá a la nueva dirección del partido y en el que la afiliación también valorará el encaje de EA dentro de la coalición EH Bildu. Ha sido la propia dirección encabezada por Eva Blanco la que a través de un comunicado ha anunciado que en una reunión este lunes de la Ejecutiva y el Consejo Nacional de Eusko Alkartasuna se ha decidido abrir el proceso para la celebración del congreso "en el que se asentarán las bases políticas y organizativas, así como la nueva dirección del partido soberanista".

Guía para no perderse en la crisis de Eusko Alkartasuna, un partido dividido y que discute su papel en EH Bildu

Guía para no perderse en la crisis de Eusko Alkartasuna, un partido dividido y que discute su papel en EH Bildu

Según ha informado EA, será a partir de ahora la Asamblea Nacional -el máximo órgano de decisión entre congresos- la que deberá aprobar la convocatoria para el congreso que no se celebrará antes de seis meses, plazo "en los que la afiliación debatirá sus documentos internos, podrá presentar enmiendas y elegirá a sus compromisarios para la cita congresual", apuntan desde el partido fundado en 1986 por el lehendakari Carlos Garaikoetxea tras su escisión del PNV.

Se trata de un congreso que el sector crítico, liderado por el parlamentario Navarro Maiorga Ramírez y apoyado por el lehendakari Garaikoetxea, lleva reclamando desde hace meses para ganar más peso dentro de EH Bildu. En octubre de 2020 miembros de este sector que controla tres de las cinco territoriales de EA, Álava (con Iratxe López de Aberasturi), Gipuzkoa (Mikel Goenaga) y Navarra (Miren Aranoa), recogió casi 600 firmas de la afiliación para exigir a Blanco la celebración del congreso.

La dirección de Eusko Alkartasuna justifica en el comunicado de este lunes que el proceso se ha visto "paralizado por la situación de pandemia en la que está prácticamente el mundo entero", y que no ha sido hasta ahora, con "las medidas excepcionales están relajándose y la vacunación masiva avanza" cuando se ha previsto "la celebración de las diferentes asambleas, reuniones y citas del partido con todas las medidas de seguridad para sus miembros".

El sector crítico, que la semana pasada denunció una "caza de bujas" contra esta corriente, ha valorado de forma positiva el anunció de la dirección, que aseguran llega tras la "presión" de los afiliados. "Por fin, y a pesar de los manifiestos incumplimientos de plazos, la presión de la afiliación ha forzado la convocatoria del congreso donde han de poder rebatir y votar su posición sobre si la participación en EH Bildu ha de ser a través de una coalición o una integración en el partido", apuntan en un comunicado.

Pese a celebrar que se haya convocado el congreso extraordinario, este sector vuelve a denunciar "la deriva represiva y vengativa de Eva Blanco" contra los críticos. "Ha decidido seguir adelante con el expediente disciplinario a Begotxo Olaizola e incluso quiere expulsar, cesar de sus cargos y sustituir, de forma absolutamente antiestautuaria a dos miembros del comité de garantías para asegurarse su control", denuncian.

El último proceso congresual de Eusko Alkartasuna, celebrado en 2017 se saldó con una derrota del sector crítico contra el entonces secretario general Pio Urizar. Tras su dimisión en 2019, el partido activó un proceso de primarias que no se llegaron a celebrar porque la candidatura alternativa de Maiorga Ramírez no llegó al mínimo de avales entre la afiliación de EA en Iparralde, lo que ha desembocado en numerosas batallas judiciales, políticas y personales.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2021 - 20:43 h

Descubre nuestras apps