Un parlamentario de EH Bildu denuncia que fue torturado con "interrogatorios semidesnudo y pistola en la sien" en 2010

Momento en el que Ikoitz Arrese es detenido en 2010

El parlamentario de EH Bildu Ikoitz Arrese ha denunciado este viernes que fue torturado tras ser detenido por la Policía Nacional en 2010. En su cuenta de Twitter, ha relatado, entre otras cosas, "golpes, interrogatorios semidesnudo, pistola en la sien, una bala, amago de electrodos, la bolsa en un cajón". El que ahora ejerce de portavoz de Educación de EH Bildu en el Parlamento Vasco ha expresado, además, que la mayoría de los medios de comunicación "mintieron, manipularon e hicieron un daño que a día de hoy siguen sin admitir ni reparar".

En una serie de tuits, Arrese, que es parlamentario de Sortu dentro de la coalición EH Bildu, ha relatado cómo quince policías entraron en casa de sus padres a las tres y media de la mañana del 22 de octubre de 2010 y le leyeron la orden de detención que pesaba sobre él. "Me esposaron y empezó el registro en casa. Uno de ellos me dijo: 'Tú ya sabes cómo funciona esto, ahora viene lo mejor'", rememora, y abunda: "Me metieron en un coche y me llevaron a la comisaría de Indautxu. En un momento levanté la cabeza sin querer. Me dieron el primer tortazo y me avisaron: 'Así funciona esto, mira para abajo'". Tras someterle a una revisión médica, recuerda que una de las profesionales le deseó "buena suerte".

Relata a continuación el viaje a Madrid, con una "capucha asfixiante en la cabeza, manos esposadas a la espalda y tres encapuchados" encargados de custodiarlo. Allí lo llevaron, según cuenta, al complejo de la Policía Nacional en Canillas, donde le sometieron a un interrogatorio en el que denuncia que cada pregunta iba seguida de un golpe. "Y mientras tanto: interrogatorios semidesnudo, pistola en la sien, una bala, amago de electrodos, la bolsa en un cajón, gritos a la cara, encapuchados saliendo y entrando, más golpes...", añade.

El juez instructor del caso, el ahora ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, ordenó prisión provisional para Arrese y otras ocho personas, a las que se acusaba de pertenecer a Segi. Esta organización de la izquierda abertzale había sido ilegalizada en 2002 por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Según el magistrado, Segi era continuadora tanto de Jarrai como de Haika, que habían sido declaradas ilegales previamente en 2000 y 2001, respectivamente. Arrese permaneció en prisión año y medio, entre octubre de 2010 y marzo y de 2012. Finalmente, en mayo de 2015, la Fiscalía acabó retirándole la acusación.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2021 - 11:26 h

Descubre nuestras apps

stats