Urkullu cree que las nuevas generaciones vascas tienen una mirada "no contaminada" para preservar la memoria y rechazar la violencia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el Día de la Memoria celebrado este martes

Frente a las encuestas que apuntan a que los jóvenes vascos no conocen en detalle quién fue Miguel Ángel Blanco, secuestrado y asesinado por ETA hace más de dos décadas, o las implicaciones del GAL, terrorismo camuflado de lucha antiterrorista, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha querido poner en valor a una nueva generación vasca que tiene una mirada "limpia" y "no contaminada" del pasado y que defiende "sin odio" y sin ánimo de "venganza" un mensaje de paz. "Apreciamos el lenguaje nuevo que utilizan", ha subrayado Urkullu en el acto central del Día de la Memoria, dedicado este año precisamente a la importancia de que los jóvenes miren al pasado para que en el futuro no se repita la violencia.

Día de la Memoria en Euskadi: la jornada que nunca ha puesto de acuerdo a los partidos en el recuerdo a las víctimas

Día de la Memoria en Euskadi: la jornada que nunca ha puesto de acuerdo a los partidos en el recuerdo a las víctimas

Urkullu se ha hecho rodear de dos jóvenes en la sede de Bilbao del Instituto de la Memoria (Gogora), Ainhize San Andrés y Joanes Atxa, que siendo adolescentes participaron en las charlas que víctimas han ofrecido en las aulas. El programa, en todo caso, apenas ha llegado a un 12% de los institutos, según una reciente respuesta parlamentaria. San Andrés, que en su momento fue entrevistada por este periódico, ha destacado que "es realmente admirable la paz que transmite la mirada" de las víctimas y que sean de ETA o del GAL, "el resultado fue el mismo", el sufrimiento. Atxa, por su parte, ha pedido a la actual generación que salga de la "pasividad" y se implique de forma "activa" en preservar la memoria.

El lehendakari, acompañado también de la directora de Gogora -que continuará esta legislatura en el cargo aunque se debatió sobre su continuidad especialmente por las contrataciones a un grupo de empresas de un cargo del PNV, Aitor Elorza- ha recalcado que "la Euskadi del presente y del futuro tiene que ser una Euskadi con memoria del pasado". "La política de memoria es un reto de país. Somos y queremos ser un país con memoria", ha enfatizado en un acto mitad presencia y mitad virtual por los rigores de la pandemia.

El tradicional homenaje a las víctimas del Parlamento también ha contado con un aforo reducidísimo. Solamente han estado presentes once personas: Iñigo Urkullu, Beatriz Artolazabal, Bakartxo Tejeria, Txarli Prieto, Eva Blanco, Iñigo Iturrate, Gustavo Angulo, Maddalen Iriarte, Eneko Andueza, Miren Gorrotxategi y Joseba Díez Antxustegi. El silencio de la ofrenda floral -con rosas blancas- solamente lo ha roto la banda de música de la Ertzaintza, que ha interpretado 'Lurraren pean sar nindaiteke' de Aita Donostia.

Un año más, se han ausentado los representantes del PP, a los que este año se han unido Ciudadanos y Vox, dos nuevas fuerzas parlamentarias. Consideran que se ha desnaturalizado el sentido del Día de la Memoria al unir el recuerdo a las víctimas del terrorismo con el de las de violencia policial. PP y Ciudadanos, en Vitoria, y Vox, en Bilbao, han organizado actos paralelos a los institucionales. Carlos Iturgaiz ha puesto voz a su posición política y ha criticado que la izquierda abertzale participe el martes en el Día de la Memoria cuando el lunes estaba "aclamando y alabando a los terroristas de ETA" en un 'ongi etorri' en Eibar. El portavoz del PP en Donostia, Borja Corominas, sí ha participado junto a los representantes de EH Bildu y de todos los partidos en el acto organizado por el Ayuntamiento.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 20:26 h

Descubre nuestras apps

stats