Vara se reunirá con colectivos de Plasencia y el alcalde por el conflicto del tren

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se reunirá la próxima semana en Plasencia (Cáceres) con su alcalde, Fernando Pizarro, y los sectores sociales y económicos y sociales de la zona para abordar el conflicto surgido por la no parada del nuevo tren de altas prestaciones en esta ciudad.

El presidente extremeño trasladará en esa reunión que no deben tener “ninguna duda” de que “los problemas se van a ir resolviendo” y que viene un nuevo tiempo en materia ferroviaria en el que se pondrá el “broche final” a lo que ha sido una “vergüenza”.

Pero Fernández Vara ha subrayado que lo que se inaugurará el próximo 19 de julio, fecha en la que entrará en funcionar el nuevo tren, “son 1.400 millones de inversión, que no es una anécdota”, y que permite contar con una plataforma ferroviaria de alta velocidad. 

Hay que recordar que los trenes larga distancia, Alvia e Intercity, no entrarán en Plasencia porque ello supone una maniobra de 33 minutos que perjudicaría a los viajeros de Badajoz, Mérida y Cáceres, de modo que los placentinos tendrán que seguir cogiendo esos convoyes en la estación de Monfragüe, aunque Renfe va a observar cómo evoluciona la demanda de billetes para adaptarse, por lo que no es la solución definitiva. La Junta pondrá autobuses entre la capital del Jerte y la estación de Monfragüe.

No obstante, con la nueva oferta de Renfe en Extremadura, Plasencia experimenta “un importante cambio”, tanto en número de servicios ferroviarios como por ahorro de tiempos de viaje.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se reunirá la próxima semana en Plasencia (Cáceres) con su alcalde, Fernando Pizarro, y los sectores sociales y económicos y sociales de la zona para abordar el conflicto surgido por la no parada del nuevo tren de altas prestaciones en esta ciudad.

El presidente extremeño trasladará en esa reunión que no deben tener “ninguna duda” de que “los problemas se van a ir resolviendo” y que viene un nuevo tiempo en materia ferroviaria en el que se pondrá el “broche final” a lo que ha sido una “vergüenza”.

Pero Fernández Vara ha subrayado que lo que se inaugurará el próximo 19 de julio, fecha en la que entrará en funcionar el nuevo tren, “son 1.400 millones de inversión, que no es una anécdota”, y que permite contar con una plataforma ferroviaria de alta velocidad. 

Hay que recordar que los trenes larga distancia, Alvia e Intercity, no entrarán en Plasencia porque ello supone una maniobra de 33 minutos que perjudicaría a los viajeros de Badajoz, Mérida y Cáceres, de modo que los placentinos tendrán que seguir cogiendo esos convoyes en la estación de Monfragüe, aunque Renfe va a observar cómo evoluciona la demanda de billetes para adaptarse, por lo que no es la solución definitiva. La Junta pondrá autobuses entre la capital del Jerte y la estación de Monfragüe.

No obstante, con la nueva oferta de Renfe en Extremadura, Plasencia experimenta “un importante cambio”, tanto en número de servicios ferroviarios como por ahorro de tiempos de viaje.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se reunirá la próxima semana en Plasencia (Cáceres) con su alcalde, Fernando Pizarro, y los sectores sociales y económicos y sociales de la zona para abordar el conflicto surgido por la no parada del nuevo tren de altas prestaciones en esta ciudad.

El presidente extremeño trasladará en esa reunión que no deben tener “ninguna duda” de que “los problemas se van a ir resolviendo” y que viene un nuevo tiempo en materia ferroviaria en el que se pondrá el “broche final” a lo que ha sido una “vergüenza”.