El presidente de la Junta se niega a juzgar las "opiniones" del director de Canal Extremadura

Irene de Miguel, interpelando este jueves al presidente de la Junta

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, se ha negado a “juzgar” las opiniones del director general de Canal Extremadura, Urbano García, y ha explicado que éste según la normativa regional tiene autonomía de gestión, pero que si alguien quiere cambiar el modelo que proponga una reforma legal.

En el pleno del Parlamento regional de este jueves la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha preguntado a Vara por las afirmaciones de García en un foro en el extranjero, y que han sido criticadas por el comité de empresa del Canal, que ha pedido su destitución.

De Miguel ha recordado que el director general fue elegido por todos los grupos parlamentarios menos el suyo, y ella afirma que desde ese cargo quiere “hacer saltar por los aires el convenio colectivo, las categorías profesionales, y reducir drásticamente el empleo”.

Vara ha respondido que “no juzgo opiniones, no soy quién, solo hechos, y esos hechos no se han producido”. Canal Extremadura se controla desde el Parlamento regional y un consejo de administración, “otra cosa es que no me preocupe lo que pase allí, la audiencia, el empleo”. El presidente afirma que no influye para nada en la línea editorial de un Ente público en el que hay un debate político los jueves y en el cual “ustedes, con cuatro diputados, tienen las mismas personas que nosotros con treinta y cuatro”.

En cualquier caso si fuera a ocurrir lo que afirma la líder de UPE “el consejo de administración y la comisión parlamentaria de control no lo permitirían”.

Programa deportivo

De Miguel ha criticado la reducción del programa deportivo ‘Extremadura en Juego’, y afirmado estar en contra de la “uberización” del Canal. “Me pone los pelos”, le replicaba Vara, “que si usted gobernara alguna vez decidirá la duración del programa deportivo, o se dedicará entre otras cosas a la programación de Canal Extremadura”.

UPE ha pedido el cese de Urbano García en el consejo de administración del Ente, y en el Parlamento regional, algo que según Vara es posible con la ley actual, “es imposible, no se le puede cesar salvo que pasaran algunas cosas que no han sucedido, pero si usted quiere cambiamos la ley y le restamos poder y se lo damos al consejo de administración”.

UPE también ha reclamado a Vara que reciba al comité de empresa. “Por eso, por la autonomía del Ente que no depende del Gobierno”, respondía Vara, “el hecho de que yo me reúna con ellos es irrelevante. Es decir, no aporta nada, porque el Gobierno no tiene nada que decir, nada más que poner en presupuestos el dinero, anualmente”.

El presidente de la Junta invita a De Miguel a presentar esos asuntos ante el consejo de administración del Ente, y añade que “desde luego, si yo viera que en algún momento se violentan, de manera clara, los derechos laborales, no le quepa la menor duda que intervendríamos. Pero no por las opiniones, aunque no me gusten, no por las opiniones, señora De Miguel. Que hay una línea indivisible que no podemos cruzar. No juzguemos la opinión de la gente, ni las declaraciones ni las charlas que hayan dado en un congreso. Juzguemos sus hechos”.

 

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2019 - 19:30 h

Descubre nuestras apps

stats