Extremadura solicita una rebaja del nivel de alerta con terrazas al 100% y el interior de la hostelería a la mitad

Varias personas disfrutan en la terraza de un bar

Extremadura avanza hacia la nueva normalidad y lo hace bajo el calendario anunciado por Sanidad a principios de septiembre. La Junta ha solicitado ya al Tribunal Superior de Justicia de la comunidad (TSJEx) el paso al nivel 1 de alerta sanitaria, lo que conllevará, principalmente, una relajación de los aforos en un buen número de actividades.

El consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha explicado que se trata de una decisión del Consejo de Gobierno de este miércoles que, de conseguir la autorización de la Justicia, entrará en vigor en el mismo momento de su publicación en el Diario Oficial de Extremadura (DOE). Como ha sucedido en otras ocasiones, es posible, por lo tanto, que la región pase al nivel 1 este mismo jueves.

En ese escenario estarán permitidas las reuniones sociales de hasta 10 personas (hasta ahora el máximo es de seis) y podrá ocuparse el 100% del aforo de las terrazas de bares y restaurantes, aunque con ese límite de una decena de comensales, a no ser que sean convivientes. El interior de los locales de hostelería podrán llenarse hasta el 50% de su aforo, pero las barras seguirán clausuradas y las mesas no podrán superar las cuatro personas. El cierre de los bares, locales de juego y ocio nocturno se mantiene a las tres de la madrugada, siempre que cuenten con licencia para ello.

El aforo comercios, cines y teatros, mercadillos, gimnasios e instalaciones deportivas, velatorios, ceremonias y centros de ocio infantil podrá llegar hasta el 75%, así como el de congresos, reuniones de trabajo, academias y autoescuelas.

Nueva normalidad "atenuada"

El responsable extremeño de Sanidad se ha mostrado optimista con la posibilidad, como está previsto, de que la semana que viene se declara el paso a la nueva normalidad, dada la evolución de los datos epidemiológicos y la vacunación. Además, ha subrayado que será una fase "más atenuada" a la prevista en el semáforo covid aprobado en mayo, con lo que desaparecerán la mayoría de las restricciones.

No obstante, Vergeles ha explicado que las medidas también podrían variar si el Consejo Interterritorial de Salud da el visto bueno antes a una nueva versión del semáforo covid, que comunidades autónomas como Extremadura llevan reclamando varias semanas, de forma que para imponer restricciones "pese más la gravedad de la enfermedad -medida en ocupación de las camas de UCI- que la incidencia" y, además, se tenga en cuenta que la sociedad "ya no ve la pandemia con la misma intensidad". También ha reclamado en la reunión entre comunidades y el Ministerio que se valore la "realidad inmunológica" para que las restricciones no sean tan "estrictas".

Situación sanitaria

La incidencia acumulada en Extremadura este miércoles ha bajado hasta los 68 casos, frente a los 74 del dato nacional, y también es menor en la región la ocupación de camas de agudos, que está en el 1,7% y de las UCI, que es del 4,79%. La tasa de positividad de las pruebas diagnósticas se sitúa en el 3,4%, aunque la cifra de la última jornada fue del 1,9%.

El consejero de Sanidad también ha puesto en valor la mejoría de la situación en las residencias de mayores, donde hay 11 brotes, que son cinco menos que la semana anterior. Los usuarios con la infección ha bajado hasta los 79 y solo hay dos trabajadores enfermos.

En cuanto a la vacunación, el 84,06% de la población total tiene al menos una dosis y el 81,7% cuenta con la pauta completa. Se trata de unos datos homogéneos entre grupos de edad: el 86,7% de los extremeños entre 12 y 29 años está vacunado, el 87,5% de los que tienen entre 30 y 39 años y el 95,1% del grupo entre 40 y 49.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats