Los portugueses pueden seguir entrando en Extremadura sin presentar certificado sanitario

Vista del puente internacional entre Tuy (Pontevendra) y Valença (Portugal). EFE/ Salvador Sas/Archivo

JL

0

El Gobierno español ha anunciado que no, que no habrá controles en las fronteras terrestres con Portugal para pedir a los ciudadanos lusos que entran un certificado sanitario relativo a la covid, como estar vacunados, haber superado la enfermedad, o una prueba PCR negativa.

La "crisis" entre ambos países apenas ha durado un día, después de la alarma que causó la publicación, y luego difusión, de una resolución de la Dirección General de Salud (Ministerio de Sanidad de España) de la que se hizo eco en su web informativa el Ministerio de Asuntos Exteriores español, y en la que se especificaba esta última que los ciudadanos portugueses para entrar también por frontera terrestre (ya se exigía en las aéreas o marítimas) tenían que presentar un certificado sanitario.

En realidad esa medida, que ha entrado en vigor este pasado lunes, es una normativa española, publicada en el BOE el sábado pasado, para facilitar la entrada de turistas de prácticamente todo el mundo -salvo Brasil o Sudáfrica, por ejemplo- que acrediten la vacuna, la PCR o haber pasado la covid.

En esa normativa se enlazaba a un anexo de países considerados "de riesgo" de la Unión Europea en la que están prácticamente todos, Alemania, Francia, Italia, etc., a cuyos ciudadanos se les puede exigir en cualquier momento una prueba sanitaria, pero no otros como los británicos, canadienses, australianos, neozelandeses, japoneses o coreanos, países que se consideran prácticamente limpios de covid.

Los problemas con Portugal en estas últimas 24 horas han sido dos: lo absurdo de esa lista de países de riesgo europeos, que incluye territorios y entre ellos el portugués con cifras de incidencia debajo o muy por debajo de la española, y la publicación en la web del Ministerio de Exteriores-Consulado de España en Portugal, de la normativa en su literalidad, y según la cual se pasaría a partir de ayer a exigir en las fronteras con el país vecino certificado sanitario.

Aviso de reciprocidad

Portugal advirtió ayer que si ello era así haría lo mismo con los españoles que quieren entrar en su país, y se puso en contacto con Madrid a través de su ministerio de Exteriores e incluso se afirma en fuentes periodísticas que Pedro Sánchez y Antonio Costa llegaron a hablar por teléfono.

España comunicó ayer mismo que se trata de "un error", que no habrá controles en frontera y que de forma aleatoria a todos los turistas de cualquier país obligado a ello -ya decimos, 27 países europeos, incluida Portugal- se les podría pedir documento sanitario una vez dentro de España.

El presidente de la República lusa, Marcelo Rebelo, y el ministro de Asuntos Exteriores, Augusto Santos, han afirmado que fue solo un "lapso" que "será corregido hoy" y dan el asunto por zanjado.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 13:49 h

Descubre nuestras apps

stats