El centro budista necesita unidad política para su llegada a Cáceres, dice el promotor

Varios monjes budistas hablan con el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara. Acompañaron al director de la Fundación Lumbini Garden, José Manuel Vilanova, a la presentación del proyecto del templo budista en Cáceres

El promotor del proyecto del centro budista de Cáceres, José Manuel Vilanova, ha señalado, con motivo de la presentación del proyecto en FITUR, que a partir de ahora se abre un proceso político para que el Ayuntamiento apruebe el proyecto. Ha reclamado ‘unidad de actuación’, porque no pueden instalarse en una ciudad "si hay guerras políticas".

Vilanova, que también es director de la Fundación Lumbini Garden, se ha referido así al hecho de que el pleno de Cáceres tenga que aprobar una modificación del Plan General Municipal (PGM) para dar luz verde al proyecto "Gran Buddah", que ocupará un máximo de 30 hectáreas de suelo municipal. "Necesitamos que estén técnica y jurídicamente todos los partidos de acuerdo. Esto es un proyecto de paz y demandamos unidad de actuación", ha subrayado.

Según ha dicho, cuando todo esto coincida, empezarán ya a funcionar con este proyecto, al que ha definido como "aglutinador de voluntades privadas e institucionales".

El promotor participó en FITUR en la presentación del proyecto acompañado del alcalde cacereño, Luis Salaya, y la embajadora nepalí Dawa Futi Sherpa. Allí ha destacado que Cáceres dispone de "un gran territorio natural y medioambiental", que supone "un destino muy interesante".

Tras realizar el viaje institucional a Nepal, el alcalde cacereño, Luis Salaya, expresó su voluntad de alcanzar un acuerdo de consenso con todos los grupos municipales en caso de tener que aprobarse una modificación del PGM aunque aclaró que si no saliera por unanimidad, seguirían "igualmente adelante con el proyecto".

En cuanto a la inicio de la construcción del templo, fuentes de la fundación han señalado a Efe que está pendiente de que un grupo de técnicos nepalíes visiten la capital cacereña para conocer las peculiaridades del clima y del terreno donde finalmente se ubicará el centro budista.

También serán informados los técnicos nepalíes de las normativas europeas, nacionales y regionales para aunar la idiosincrasia budista y nepalí con las especificidades del terreno en Cáceres.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 21:35 h

Descubre nuestras apps

stats