El Ayuntamiento de Santiago investigará los manejos que permitieron a la catedral conectarse gratis al alumbrado municipal durante décadas

Vista de Santiago de Compostela desde una de las torres de la catedral, en una fotografía de archivo. EFE/Lavandeira jr

El pleno del Ayuntamiento de Santiago ha aprobado una moción que propone investigar las razones que permitieron que a la catedral engancharse al alumbrado público y evitarse cuantiosas facturas eléctricas desde hace décadas. El acuerdo ha sido adoptado a iniciativa del BNG, en su día socio del PSOE en el Gobierno, y Compostela Aberta, al frente del ejecutivo local cuando se decidió poner fin al privilegio del que se habría beneficiado el templo religioso desde 1968, según consta en un informe municipal desvelado por elDiario.es. Tanto el Partido Popular como el PSOE, actualmente en el Gobierno, han preferido abstenerse ante una propuesta que también plantea la posibilidad de reclamar que la iglesia devuelva el dinero de tantos años sin pagar sus facturas de la luz.

El pacto, que permitió a la catedral ahorrarse sus facturas se habría iniciado en plena dictadura, según sugiere el citado informe, y fue clausurado de palabra en 2016, durante el Gobierno de Compostela Aberta. El Gobierno de la izquierda rupturista dio a los responsables del templo un tiempo de cortesía para poner sus contratos al día. La catedral se tomó ese tiempo y esperó hasta 2018 para desengancharse de la red pública. Nada de lo anterior se produjo sobre ningún acuerdo por escrito. Todo se había acordado de palabra y sin registros hasta que un empleado municipal decidió empezar a indagar.

Ahora el Ayuntamiento compostelano volverá a investigar lo sucedido e intentará recuperar el importe de algunas facturas que en algunas anualidades superaron los 60.000 euros de coste.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats