Feijóo custodia su estrategia electoral y anuncia que suspende sus reuniones periódicas con la oposición

Comparecencia del presidente de la Xunta de Galicia.

Con la vía libre del Gobierno central para convocar elecciones en tiempo de estado de alarma, Alberto Núñez Feijóo sigue sin desvelar cuándo planea llamar a los gallegos y gallegas a votar. El pasado viernes afirmó que estaba buscando fecha y la decisión está entre si serán en julio, como se inclina el Partido Popular, o en septiembre.

Feijóo busca una fecha para celebrar las elecciones con independencia del estado de alarma

Feijóo busca una fecha para celebrar las elecciones con independencia del estado de alarma

Según asegura el jefe del Gobierno gallego, la decisión depende de los datos del estudio epidemiológico que está realizando la Xunta -y que los médicos le piden que cancele ya- y de informes encargados a expertos para saber en que quincenas "hay menos riesgo de rebrote"."Estamos hablando de celebrarlas antes o después del mes de agosto. No es muy relevante desde el punto de vista político, pero sí desde el sanitario", indicó.

La información, indicó Feijóo, la trasladará también a las formaciones de la oposición. El acuerdo al que llegaron el presidente de la Xunta y los partidos para la suspensión de los comicios que estaban previstos para el 5 de abril solo indica el compromiso de Feijóo de informar a los partidos, pero se reserva el poder del presidente de la Xunta para elegir la fecha. Ese acuerdo ligaba la convocatoria al fin del estado de alarma, con lo que dejaba su poder para llamar a las urnas en manos de Pedro Sánchez. El acuerdo entre el PNV y el Gobierno central para permitir elecciones durante el estado de alarma devuelve a Feijóo toda su capacidad de decisión.

En cualquier caso, las conversaciones entre Feijóo y las principales formaciones políticas se dará de manera pública, en el Parlamento, ya que es la única vía de diálogo que el presidente va a mantener con la oposición. El jefe del Ejecutivo gallego anunció esta mañana que ha dejado de convocar a los partidos a las reuniones que mantenían algunos domingos y que sustituye estas videoconferencias a puerta cerrada por sus comparencias en el Parlamento, que se darán cada dos semanas. "No tiene sentido mantenerlas", consideró.

El presidente de la Xunta ya puso al mismo nivel de relevancia política y democrática las comparencias en ruedas de prensa, reuniones privadas con la oposición y comparencias ante la Diputación Permanente del Parlamento en su intervención ante la Cámara esta semana. "Si algún grupo parlamentario quiere conocer detalles sobre las reuniones de presidentes estoy a disposición por vía telefónica para responder sus dudas", afirmó. Los grupos de la oposición reprochan a Feijóo que "niegue el diálogo y la cooperación" con otras fuerzas políticas "que tanto reclama en Madrid", como verbalizó ayer la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón.

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2020 - 18:01 h

Descubre nuestras apps

stats