Feijóo insiste en atribuirse el liderazgo en la recuperación del Pazo de Meirás cuando su gobierno cumple 100 días

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención en la reunión con miembros del gobierno, secretarios y directores generales, con motivo de los 100 días al actual gobierno, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

La hemeroteca no parece importar al presidente de la Xunta. Que todavía en 2017 ordenase a su partido votar en contra de que el Parlamento gallego reclamase al Congreso iniciar la recuperación de Meirás ni que todo el proceso surgiese de la mano de historiadores y activistas de la memoria antifranquista lo arredan. Esta mañana, en un acto en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela para conmemorar los cien primeros días de su gobierno, Alberto Núñez Feijóo se volvió a atribuir el impulso de la operación: “[Tenemos] una cultura con memoria, con la que lideramos la recuperación del Pazo de Meirás”.

Josefa, Carlos, Emilio, Tania... Los ciudadanos que consiguieron recuperar Meirás del expolio franquista

Josefa, Carlos, Emilio, Tania... Los ciudadanos que consiguieron recuperar Meirás del expolio franquista

La afirmación le sirivió para abundar en los planes que su gabinete ha diseñado para el inmueble propiedad de los Franco hasta el pasado 10 de diciembre. “Queremos convertirlo en un Faro da Igualdade”, dijo. El empeño es únicamente de la Xunta de Galicia, que, unilateralmente, ha presentado unas “líneas de actuación” para el lugar criticadas por la sociedad civil, el Ayuntamiento de Sada -donde se encuentra Meirás- o la oposición de BNG y Partido Socialista. Tampoco otras administraciones, como la Diputación da Coruña, el concello de la misma ciudad o el Gobierno central, mucho más activas e implicadas, comparten un proyecto que busca relegar el ya pasado franquista de la fortaleza.

Feijóo habló en un acto en el que reunió a la primera línea de su ejecutivo -conselleiros, secretarios y directores generales, algunos de ellos por vía telemática- para celebrar un arranque de legislatura que acertó a definir como “el más intenso” de los cuatro que ha vivido. La sombra de la epidemia de coronavirus ha planeado sobre estos tres meses, aunque “la Galicia que pensamos para la siguiente década sigue siendo la misma que antes de la COVID”. Y esta será una “más verde con un rural más productivo y con el mar más azul”. También “más investigadora para ser más innovadora”, un extremo que la realidad presupuestaria de sus políticas desmiente.

El presidente gallego presumió de balance legislativo y explicó que ha conseguido presentar 12 nuevas leyes en apenas unos meses. En realidad, seis vienen arrastradas de su escasamente productivo anterior mandato y algunas otras, como es el caso de la polémica ley de salud, son reformas de normas ya existentes. A su discurso celebratorio ante la plana mayor de su gobierno lo llamó “rendir cuentas”, lo que, añadió, “es fundamental siempre”. Y para ello desgranó su “Galicia del futuro”, aquella en que el Xacobeo 2021 “convertirá la comunidad en una de las capitales mundiales de la cultura” y en la que “los servicios públicos tienen cada día más calidad” y habrá “la ofreta pública de empleo más ambiciosa de los últimos 40 años”. Deseó además que la violencia machista sea “lo antes posible una pesadilla del pasado y la igualdad entre mujeres y hombre no sea un sueño”.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 14:34 h

Descubre nuestras apps

stats