Feijóo anuncia que permitirá la movilidad dentro de Galicia si recupera las competencias en la fase 3

El presidente de la Xunta durante una comparecencia.

El presidente de la Xunta se ha comprometido a abrir la movilidad entre provincias dentro de Galicia si las comunidades recuperan sus competencias con el pase a la fase 3, para la que el Gobierno gallego presentará mañana su candidatura. El lunes 8 de junio se produciría el avance a la siguiente etapa de la desescalada si Galicia cumple con los requisitos y, en ese momento, Alberto Núñez Feijóo quedaría al frente del proceso de desconfinamiento, como autoridad delegada del mando único, gracias a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno central y las formaciones ERC y PNV, a cambio de permitir una nueva prórroga del estado de alarma. 

Más de 10.400 familias en riesgo de exclusión tendrán dificultades para seguir recibiendo ayudas de la Xunta si solicitan el ingreso mínimo vital

Más de 10.400 familias en riesgo de exclusión tendrán dificultades para seguir recibiendo ayudas de la Xunta si solicitan el ingreso mínimo vital

"Galicia propondrá y asumirá la decisión, en el ejercicio de sus competencias, de recuperar la movilidad dentro de las cuatro provincias, las siete ciudades y los ayuntamientos", afirmó Feijóo en su comparencia tras las videoconferencias que cada domingo celebra el presidente del Gobierno con los líderes autonómicos desde el inicio del estado de alarma. "Por coherencia, será una de las primeras decisiones que asuma", avanzó.

El jefe del Ejecutivo gallego espera aclarar en esta semana, cuando se apruebe la prórroga del estado de alarma, cuál será el nivel de competencias que recuperarán las comunidades. Mientras, Feijóo considera que estará en su mano regular los tránsitos internos en la comunidad mientras que los que procedan del exterior seguirán en manos del Gobierno central, como corresponde a las competencias generales de la autonomía. Respecto a ese punto, el presidente de la Xunta apuntó podrá "pedir al Gobierno central que sigan cerradas las autovías y los aeropuertos para personas que provienen de comunidades autónomas o provincias con fases inferiores por riesgo epidemiológica". "Eso es lo lógico", apuntó.

El paso a fase 3, que la Xunta pide esta semana, iba a suponer también la solicitud inmediata de que Galicia quedase fuera del estado de alarma, como afirmó el presidente del Gobierno gallego el pasado domingo. Preguntado en esta jornada si mantendría esa petición, Núñez Feijóo ni afirmó ni desmitió y se limitó a decir que esperará a conocer esta semana el real decreto que regule la devolución de competencias a cada comunidad. Hace siete días, el presidente de la Xunta justificaba también su petición, además de en la recuperación de poder para las comunidades, en el retorno de derechos a la ciudadanía a los hoy no que hizo mención. El lehendakari, Iñigo Urkullu, adelantó durante la videoconferencia de presidentes que este lunes planteará al Gobierno que reconsidere la vigencia del estado de alarma en el País Vasco.

Respecto a temas de movilidad, Feijóo solicitó a Moncloa la recuperación de pasos entre Galicia y Portugal, así como con Asturias. Además, el presidente de la Xunta ha advertido al Gobierno central de que los ayuntamiento gallegos constatan una "notable presencia de personas que provienen de otras comunidades autónomas". "Eso fue en buena parte el inicio de los problemas que tuvismo en marzo", apuntó, por lo que reclamó un protocolo estatal para la actuación ante rebrotes.

"Colisión legal" entre la Risga y el ingreso mínimo vital

Feijóo insistió de nuevo en que es la Xunta quien debe gestionar el ingreso mínimo vital que acaba de aprobar el Gobierno central, como Pedro Sánchez se lo ha cedido a tres comunidades, dijo. En realidad, solo son Euskadi y Navarra, pero el presidente gallego sumó también a Cataluña, que lo reclamó y no lo consiguió en su negociación con el Gobierno central.

A pesar de apuntar en varias ocasiones a que no se conoce aún el texto que desarrollará la aplicación de esta prestación, el presidente gallego afirmó que el Ejecutivo central permite a tres comunidades gestionar la renta mínima mientras se lo impide al resto de gobierno autónomos al tiempo que "anula las rentas que veníamos aplicando y gestionando en Galicia en los últimos 30 años", la conocida como Risga. En la presentación del ingreso mínimo vital, sin embargo, el ministro Escrivá afirmó que esta prestación será compatible con las rentas mínimas de las comunidades, que podrán complementar estos ingresos en la forma en que lo consideren oportuno.

Escrivá explicó que dependerá de las comunidades decidir si a partir de ahora dejan de dar su propia prestación. Lo cierto es que la ley gallega establece que recibir la Risga es "incompatible" con las pensiones no contributivas y también con cualquier otra prestación que suponga un ingreso igual o superior. Por ello, habría que modificar la normativa para que las más de 10.400 personas que reciben la Risga en Galicia no tengan que elegir entre una y otra. "Vamos a ver como es. Inicialmente decían que [el ingreso mínimo vital] no podría ser  que non podía ser incrementado. Nuestra renta de integración dice que es incompatible con prestaciones públicas y privadas. Hay una colisión legal que habría que valorar en el futuro", indicó Feijóo. El presidente gallego no respondió a cuánto dinero ahorraría este ingreso mínimo a las arcas de la comunidad, que dedican 65 millones al año a la Risga.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 18:21 h

Descubre nuestras apps

stats