Feijóo supera el ecuador de la campaña con la mayoría asegurada y pendiente del efecto de los rebrotes en las elecciones



El Partido Popular llega a la última semana de campaña con motivos para la alegría y también para la preocupación. La demoscopia favorece las aspiraciones de Alberto Núñez Feijóo, pero nada se sabe aún de los efectos que los rebrotes podrán tener en una mayoría que el barón gallego daba por asegurada hace solo un par de días. El Partido Popular obtendría ahora el 47.4% de los votos y entre 41 y 42 escaños, muy por encima de los 38 que marcan el acceso a la mayoría absoluta. Así lo señala la encuesta elaborada por Celeste-Tel para eldiario.es. El estudio, cuyo trabajo de campo se ha elaborado entre el 29 de junio y el 3 de julio, prevé una abstención del 48,3%, solo dos puntos por encima de la registrada en las elecciones de 2016. Según los datos que baraja Celeste-Tel de anteriores estudios, una tercera parte de los electores gallegos decididos a participar en el proceso podría convertirse en abstencionista de "ultima hora" si considera que los colegios electorales se pueden convertir en un riesgo para la salud.

El Partido Socialista de Galicia se asienta en la segunda posición, según las cifras de un sondeo que otorga a Gonzalo Caballero el 18% de los votos y entre 16 y 17 asientos en el Parlamento de Galicia. Con esos resultados, Caballero mejoraría los datos de su formación con entre dos y tres parlamentarios más que en las últimas autonómicas, pero estaría muy lejos de amenazar el asalto de Feijóo a una cuarta presidencia consecutiva.

En tercera posición se situaría el BNG. La formación nacionalista crece pero no confirma el sorpasso sobre el PSOE que llegó a augurarle el Centro de Investigaciones Sociológicas. Los datos de Celeste-Tel le dan a la candidatura de Ana Pontón el 16,3% de los votos y un total de 13 escaños. En 2016 obtuvieron tan solo seis.

Quien se desploma de manera significativa es el espacio de la llamada izquierda rupturista, que antes orbitaba en torno a las mareas y ahora lo hace alrededor de Podemos. Galicia en Común llega, según el sondeo, al 7,4% del electorado. De confirmarse esas cifras, Antón Gómez Reino conseguiría cuatro escaños en el parlamento gallego, frente a los 14 que llegaron a ocupar los diputados de En Marea hace ahora cuatro años.



El BNG es la formación que mejor fideliza a su electorado y la que mejor progresión consigue con respecto a su última visita a las urnas. Según Celeste-Tel, el 88,7 de sus votantes de 2016 repiten. Además, a formación nacionalista consigue arrastrar a la mayor parte de los electores que abandonan el espacio de la izquierda rupturista. Galicia en Común solo retiene al 41,7% del cuerpo electoral asociado a En Marea y envía a un 27,8% de aquellos votantes al PSOE y otro 25,2% al BNG.

El Partido Popular consolida al 84,5% de sus electores de hace 4 años. Además, uno de cada tres nuevos electores (32,6%) optarán por Feijóo en esta ocasión. La formación conservadora tiene su base de votantes entre los más mayores. Entre los votantes de más de 65 años consigue el 31,3% del voto directo, el triple de lo que consigue el PSOE su inmediato perseguidor.

Entre los más jóvenes (18-30 años) la fuerza con más apoyos es el BNG (11,4%), seguida de Galicia en Común (10,7%). El PP ocuparía la tercera posición en este tramo de edad con el 9,3% del voto directo, seguido del PSdeG con el 8,6%.



Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2020 - 15:51 h

Descubre nuestras apps

stats