Ribadeo le reclama a la Xunta que cumpla su propia ley de prevención contra incendios

Uno de los terrenos forestales en los que sí se ha cumplido la ley, despejando los eucaliptos en la franja de seguridad

El pasado 9 de febrero el Ayuntamiento de Ribadeo (Lugo) anunció su intención de multar a los propietarios forestales que incumplan su deber de arrancar los eucaliptos próximos a viviendas. La medida responde al cumplimiento de la Ley de prevención y defensa contra los incendios, de 2007, que obliga a los propietarios de parcelas forestales a "gestionar la biomasa vegetal" en una franja de protección de 50 metros alrededor de inmuebles ubicados a menos de 400 metros del monte, subrayando el deber específico de arrancar especies como el eucalipto, el pino o la acacia. En ese momento Ribadeo identificó un total de 676 parcelas que estaban incumpliendo la ley e instaba a sus propietarios y propietarias a "adaptarse a la legalidad" antes del próximo 1 de junio. De no hacerlo, advertía, podrían ser multados o el Ayuntamiento incluso ordenaría ejecuciones subsidiarias, con el posterior cobro a los propietarios y propietarias.

Dos meses más tarde el Ayuntamiento de Ribadeo vuelve a hacer un llamamiento público, en vista de que un gran número de parcelas siguen sin cumplir la ley, y recuerda que el 31 de mayo termina el período voluntario para que limpien las franjas de protección de 50 metros. El alcalde, Fernando Suárez (BNG), destaca que cuándo llegue el calor y los incendios forestales “no queremos lamentarnos porque la vegetación llegue a las puertas de las casas”. Suárez señala que muchos propietarios y propietarias ya están cumpliendo con la ley de incendios y anima al resto a hacerlo también "lo antes posible", pidiéndoles "que no lo dejen para última hora, pues luego no van a poder encontrar maderistas disponibles porque van a estar saturados con otros encargos”.

Los terribles incendios del pasado mes de octubre, que acabaron co la vida de cuatro personas, han incrementado la preocupación en Galicia ante los efectos del fuego, al igual que la tragedia que tuvo lugar en Portugal unos meses antes, con más de 60 muertos en Pedrógão Grande. Desde distintos ámbitos se insta a hacer cumplir la ley, que obliga a despejar la vegetación alrededor de las casas, para reducir la peligrosidad de los incendios forestales. Una ley, en vigor desde hace una década, pero que no se cumple en muchos lugares.

En sus declaraciones, el alcalde de Ribadeo fue más duro con la Xunta, a la que le exige colaboración para hacer cumplir la ley. "Llevamos ya dos comunicaciones directas al presidente del Gobierno gallego para que nos ayuden a identificar qué propietarios no cumplen la ley, y hasta el momento nadie de la Xunta se ha dirigido a nosotros", dice. "Queremos que la Xunta cumpla su propia ley y coordine con nosotros el requerimiento", añade. "Le digo al Gobierno gallego lo mismo que le estoy diciendo a los propietarios: no lo dejen para el último momento. Aquí vamos a ver dentro de bien poco quién está preocupado de verdad por los fuegos y a quien le quema esto en las manos”, concluye.

El regidor destaca que “estamos sirviendo de modelo de actuación para muchos otros ayuntamientos", pero subraya que "tampoco pretendemos ser modelo de nada. Lo único que queremos es que los propietarios de los montes en Ribadeo cumplan con las normas que están establecidas desde hace muchos años".

Etiquetas
Publicado el
26 de abril de 2018 - 08:26 h

Descubre nuestras apps

stats