El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia avala la orden de Feijóo que limita el derecho de reunión entre la 1 y las 6 de la madrugada

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de dar luz verde a la orden de la Xunta que limita el derecho de reunión entre la 1 y las 6 de la madrugada. Las considera "idóneas" para la protección de la salud y "necesarias ante un peligro actual y real". Es la segunda vez que Alberto Núñez Feijóo propone limitar derechos fundamentales como herramienta para gestionar la pandemia. La primera, fue con motivo de la ley gallega de salud con la que el barón gallego del PP pretendía imponer reglas exclusivas para Galicia con las que gobernar el avance del coronavirus entre la población. El Gobierno de Pedro Sánchez recurrió al Constitucional y parte de ese texto ha sido suspendido a la espera de una sentencia definitiva. Aquella norma pretendía dejar en manos de la Xunta la limitación de derechos fundamentales sin necesidad de buscar amparo judicial y abría la puerta a la vacunación obligatoria.

La Xunta recrudece la guerra contra el alcohol en botellones y pisos mientras ensaya la reapertura de discotecas

La Xunta recrudece la guerra contra el alcohol en botellones y pisos mientras ensaya la reapertura de discotecas

Sin su ley como herramienta, el gobierno de la Xunta ha tenido que pedir el aval de los jueces para aplicar las medidas propuestas tras el fin del estado de alarma. La más polémica es la que limita el derecho de reunión a los no convivientes entre la 1 y las 6 de la madrugada pero el TSXG no ha encontrado problemas para darle luz verde.

Según el auto en el que se ratifican las medidas adoptadas por el Gobierno de Feijóo, la prohibición de reuniones de madrugada está justificada por la "situación real de riesgo de contagio". El alto tribunal gallego aclara que durante las horas nocturnas "es frecuente la relajación de medidas".

El resto de las reglas que la Xunta sometía al aval del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia apenas planteaban debate ya que su carácter general es aperturista: eliminación del toque de queda, ampliación de horarios en la hostelería, etc. Con la prohibición de reuniones en horario de madrugada, el ejecutivo de Feijóo pretende que las fiestas que todavía no se pueden celebrar en los locales de ocio nocturno no se trasladen a los domicilios. En la calle, Galicia tiene normas propias incluidas en la reciente reforma de la ley gallega de salud que certifica la prohibición del botellón, un aspecto que no ha sido recurrido al Constitucional y, por tanto, se mantiene vigente en el ordenamiento jurídico de la comunidad autónoma.

Se da la circunstancia de que mientras la Xunta limita el derecho de reunión de madrugada, sus dirigentes han empezado a reunirse con los responsables del ocio nocturno para ensayar la reapertura de discotecas en la comunidad autónoma. La idea es que las pistas de baile y los combinados bajo techo vuelvan a la vida de los gallegos a principios de verano. Para llevar la iniciativa a efecto, la Xunta va a impulsar una iniciativa piloto en seis salas nocturnas de las principales ciudades. De llevarse a cabo la iniciativa podría darse la paradoja de que en Galicia esté permitidas las reuniones bajo una bola de espejos pero no en los domicilios.

La Sala de los Contencioso Administrativo del TSXG también avala la norma gallega que plantea perimetrar aquellos ayuntamientos en los que se registren valores de contagios considerados por encima de los límites adecuados para garantizar el derecho a la salud de los ciudadanos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps